*

X

Así se ve el año 2015 en un reporte de inteligencia militar del año 2000

Por: pijamasurf - 06/17/2015

El futuro no está escrito, pero existen analistas cuyo trabajo es advertir a los gobiernos sobre los peligros que aún no existen --y cómo combatirlos

maxresdefault

A la vuelta del siglo, cuando muchos estábamos aterrados, sugestionados o curiosos acerca de los "misteriosos" efectos del Y2K en la tecnología, mientras George Bush hijo era electo para su primer mandato y unos meses antes del 9/11, fue publicado un reporte llamado Global Trends 2015, con sello del Consejo Nacional de Inteligencia de Estados Unidos.

Mientras otros esperarían la cura contra el VIH o el cáncer, los oficiales del NIC (por sus siglas en inglés) trataron de imaginar un panorama geopolítico para Estados Unidos y sus aliados; algunas "predicciones" para 2015 siguen siendo algo difícil de imaginar, como un auténtico Estado palestino, o fueron desenmascaradas como paranoia por el curso mismo de los acontecimientos, como la pretensión de que Irak tuviera armas de destrucción masiva. 

Pero algunas cosas que eran claras para los analistas y futurólogos de inteligencia en diciembre de 2000 se han vuelto una inesperada realidad en muchos aspectos: volatilidad financiera, ciberataques de grupos anónimos, la siempre creciente brecha económica entre clases sociales y el crecimiento de China como una economía pujante.

Una Rusia nostálgica de sus viejas glorias, apoyada en la ONU para armar milicias pro rusas en sus antiguos territorios. Estados Unidos daba por sentado a principios del siglo XXI que Ucrania estaba del lado de los rusos al 100%, sin imaginar los años de luchas intestinas por los que atraviesan.

Aunque previeron que Afganistán sería un polo importante de fundamentalismo religioso y ataques terroristas, el NIC tampoco pudo prever los 13 años de guerra que habrían de atravesar.

Otros aspectos interesantes del reporte son el papel de los "actores no estatales" en el panorama global, tales como las grandes empresas o el crimen organizado. Probablemente el reporte pasa por alto también alguna mención a la fuerza emancipadora del Internet a través de las redes sociales (determinante durante las revueltas juveniles de 2012, que siguen dando de qué hablar en Oriente Medio y Egipto), pero alcanza a trazar algunos de los problemas con los que nuestra generación deberá enfrentarse en los años próximos: la paulatina pérdida de control de los gobiernos nacionales del flujo "de información, tecnología, enfermedades, migrantes, armas y transacciones financieras, ya sean lícitas o ilícitas, más allá de sus fronteras".

El panorama global no resultó ser ese panorama de control que se planteaban autores como Orwell o Huxley desde la literatura, sino más bien un no-estado de vigilancia hecho de las interacciones de información. Aunque los Estados siguen siendo los actores más importantes de la arena global, los "actores no estatales" como las organizaciones no gubernamentales, las redes terroristas por contrato y las agencias de noticias adquieren año con año una presencia propiamente "global", en el sentido que tenía la palabra en la temprana teoría de la globalización: una tendencia mundial a que los efectos económicos, geopolíticos, militares, económicos, culturales o sociales en un sitio dado tengan incidencia en cualquier otro lugar del mundo. 

Te podría interesar:

TOP: Citas de Philip K. Dick que demuestran su inquietante capacidad profética

Por: pijamasurf - 06/17/2015

Un extracto de la perturbadora clarividencia de Philip K. Dick, un autor que por lo excéntrico de su formación vislumbró hacia dónde se encaminaba el mundo

a0067065016_10

No es exagerado afirmar que Philip K. Dick fue un visionario. Por distintas razones, su visión del mundo terminó por ser profética respecto a asuntos como el control y la vigilancia sobre el ciudadano común, la presencia de la tecnología en la vida cotidiana, la asociación casi monopólica entre el poder económico y el político y otras circunstancias que, quizá sin que nos demos muy bien cuenta, han hecho coincidir nuestra realidad con las ficciones distópicas del escritor.

El autor de ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? tuvo una formación excéntrica en un sentido vital y también de conocimiento. Su biografía fue un tanto accidentada, con un historial importante de enfermedades y tratamientos psicológicos relacionados con la angustia y la depresión. Intelectualmente, fue un escritor que nutrió sus inquietudes con filosofía, teología y otras disciplinas especulativas que lo condujeron a la pregunta por la realidad de las cosas y la aparente imposibilidad de determinarla.

Ahora compartimos un compilado realizado por la revista OMNI Reboot y complementado por Pijama Surf, en donde hemos sido lectores entusiastas de Philip K. Dick, en el cual se da cuenta de esa singular clarividencia respecto a un mundo que, como se dice en A Scanner Darkly, “va progresivamente para peor”.

tumblr_msxpdcmm3V1s8aoeno1_500

"La verdadera medida de un hombre es cuán rápido puede responder a las necesidades de los otros".

 

"Escribo sobre un mundo ficticio, no este, porque este mundo no coincide con mis estándares".

 

"Deberíamos darnos cuenta ahora de que no hay secretos y nada es privado".

 

"Tal vez si sabes que estás loco entonces no lo estás. O finalmente te has vuelto sensato".

 

"Sé un artista, o al menos un “artista”. Un bohemio. Un artista sin el talento".

 

"Para todos existe una oración, una serie de palabras, que tiene el poder de destruirte".

 

"Dos veces al mes es una cantidad razonable de tiempo para sentirse desesperanzado, ¿no crees?".

 

"Cada ser humano vive en un mundo único, diferente al que habitan y experimentan otros".

 

"Si piensas que este universo está mal, deberías ver algunos otros".

 

"La herramienta básica para la manipulación de la realidad es la manipulación de las palabras".

 

"Un hombre es un ángel trastornado".

 

"Un ser humano sin empatía o sentimientos es lo mismo que un androide".

 

"Todo en la vida es solo por un momento".

 

"Dondequiera que vayas te obligarán a hacer el mal —dijo el anciano—. Esa es la condición básica de la vida, soportar que violen tu identidad. En algún momento, toda criatura viviente debe hacerlo. Es la sombra última, el defecto de la creación, la maldición que se alimenta de toda vida, en todas las regiones del universo".

 

También en Pijama Surf:

Algunos libros de Philip K. Dick digitalizados y listos para descargar

7 extrañas predicciones de Philip K. Dick

Nuestra realidad es un simulacro en donde solo somos marionetas (Philip K. Dick sobre la naturaleza de lo real)

El mundo es una ilusión (la teología de Phillip K. Dick)