*

X

Surrealismo, paranoia urbana y paradojas temporales en la legendaria historieta "the bus" (FOTOS)

Por: pijamasurf - 05/04/2015

Probablemente así se vería una historieta con un guión hecho por Alfred Hitchcock

puddle_bus_20394812472

Paul Kirchner es el autor de un pequeño cómic de culto llamado the bus (escrito siempre en bajas), publicado en la legendaria revista Heavy Metal entre 1979 y 1985. En 2012 se publicó una colección de sus tiras y una entrevista con el autor, quien conoce a la perfección la ruta de su remix: "El humor estaba inspirado en la lógica loca de las caricaturas de Warner Brothers", un humor que también ha inspirado al músico neoyorquino John Zorn. Kirchner también toma en cuenta el aire paranoico de la serie Dimensión desconocida y el arte de los surrealistas Dalí, Magritte y Escher.

 

stageset_bus_234982342

Originalmente constaba de tres viñetas horizontales, pues Kirchner pensaba venderlas al Village Voice, aunque el jefe de arte lo rechazó, afirmando que "era lo mejor que había tenido que rechazar". Poco después Kirchner conoció a Julie Simmons, editora de Heavy Metal, con quienes adecuó el formato a seis viñetas para cubrir media plana, debido a que a menudo tenían medias planas que no habían logrado venderse y tenían que rellenar.

paint_bus_230948234

 

fortlee_bus_234924821

 

fallingsign_bus_2309482412

Podemos estar de acuerdo con Dangerous Minds sobre otra interpretación de Kirchner: parecen cuentos mudos de Jorge Luis Borges, pequeñas viñetas filosóficas que apelan al asombro, al horror, al problema del doble, a los planos infinitos y la matemática de los laberintos, retratando con lucidez aún vigente las ansiedades de fines del siglo pasado en las grandes urbes.

Lo curioso es que Kirchner se lo tomó siempre con humor, admitiendo que en realidad no sabía qué opinión tenía el público de su trabajo: "En esos días anteriores al internet rara vez obtuve retroalimentación de los lectores sobre mi trabajo. Se publicaba, a mí me pagaban, ¿pero qué pensaba la gente de él? No tenía idea".

exactfare_bus_230948242

coinslot_bus_203948241

 

cleaner_bus_230492841

 

beach_bus_2304982342 bigquestions_bus_23871115191 blanklandscape_203948241 cat_bus_2304923842

Te podría interesar:

Rostros de soldados antes, durante y después de la guerra (FOTOS)

Por: pijamasurf - 05/04/2015

Esta serie fotográfica retrata los efectos de la guerra impresos en el rostro de jóvenes marinos holandeses

Screen Shot 2015-05-05 at 11.08.18 PM

Para nadie es noticia que la guerra es una experiencia que potencialmente puede acarrear efectos devastadores en la mente de una persona. La destrucción, el dogmatismo, el sufrimiento y la injusticia son ingredientes que de algún modo atentan contra el equilibrio de nuestra naturaleza. Y tal vez por eso aseguran que es fácil distinguir, entre una numerosa tropa de soldados, cuáles son los integrantes que han experimentado el campo de batalla y cuáles no –al parecer, tras una guerra, la mirada de un soldado jamás será la misma.

Las cifras son contundentes. Depresión y desorden de estrés postraumático son los dos diagnósticos más comunes entre veteranos de guerra y, por ejemplo, 30% de los soldados estadounidenses que regresaron de las guerras de Irak o Afganistán reportaron algún tipo de trastorno mental durante los 4 meses siguientes a su retorno. Además, se calcula que 20% de los excombatientes terminan lidiando con problemas de consumo de drogas o alcohol, y en 2010 se registró entre veteranos un promedio de 22 suicidios cada día. 

Alrededor de este fenómeno, los efectos que imprime la guerra en una persona, la holandesa Claire Felicie creó una serie fotográfica llamada Marked. A manera de trípticos comparativos, Felicie presenta los rostros de integrantes de la 13a Compañía de Infantería del Cuerpo Real de la marina holandesa, antes, durante y después de haber combatido en la guerra de Afganistán. Y más allá de la sugestión con la que seguramente el observador aborda cada uno de estos trípticos, lo cierto es que en la mayoría de los casos se puede percibir una especie de switch en la mirada, e incluso en diversas facciones faciales, de los soldados.

.
.

Compuesta por imágenes en blanco y negro que resaltan los efectos del combate en los jóvenes marinos, esta serie se trata de una afilada reflexión visual sobre las consecuencias psicológicas, y por ende físicas, que conlleva una vivencia de este tipo. Si bien los rostros precombate no son necesariamente enternecedores, la diferencia entre 5 meses antes de llegar al campo de batalla, el recién desembarco en Afganistán y el regreso a su tierra tras haber combatido es realmente impactante. Estrés, perturbación y tensión son algunos rasgos comunes en los marinos después de haber participado en la guerra.

En pocas palabras Felicie logró un documento que retrata con alta fidelidad los terrores de la guerra, y qué mejor espejo para proyectar la naturaleza de estos sucesos que la propia mirada de sus protagonistas...

.
.