*

X

¿Sabes qué es el “turismo negro”? Estas fotografías te darán una idea (siniestra) del concepto

Buena Vida

Por: pijamasurf - 05/18/2015

En nuestra época todo es susceptible de convertirse en mercancía, incluso el dolor y la muerte, tal y como sucede con el llamado "turismo negro"

El turismo es una práctica ambigua; si bien por un lado parece tener todas las ventajas de viajar, por el otro su carácter esencialmente comercial lo contamina con los vicios del capitalismo de consumo. Un turista viaja pero, por el carácter de su viaje, difícilmente tiene oportunidad de adentrarse en una cultura o de conocer otras formas de vida. Por eso el turismo es sobre todo un producto.

En este sentido, existe una variante que se conoce como “turismo negro”, “turismo oscuro” o “turismo de dolor”, la cual consiste en convertir sitios donde murieron muchas personas en puntos de atracción turística. En ciertos casos son centros de concentración en donde se consumaron genocidios históricos; también puede tratarse de memoriales erigidos en recuerdo de personas fallecidas en desastres naturales, prisiones que fueron escenario de torturas y muertes, etcétera.

Recientemente el fotógrafo residente en París Ambroise Tézenas dio a conocer su serie I Was Here/Estuve aquí, en la que reunió imágenes de varios de estos lugares que forman parte del itinerario internacional del turismo negro.

La idea para su proyecto comenzó en Sri Lanka en 2004, durante una estancia vacacional que coincidió con el tsunami de aquel año que arrasó con la costa del océano Índico. En dicha tragedia, el fotógrafo tuvo contacto con los casi 2 mil muertos de un tren descarrilado. 4 años después Tézenas regresó a Sri Lanka y encontró que las vías del tren habían sido reparadas en beneficio, sobre todo, del flujo turístico.

Esta experiencia y sus visitas posteriores a monumentos, museos de sitio y otros lugares en honor de muertes masivas hizo pensar a Tézenas que la sociedad contemporánea está fundada, en parte, en la aversión o cierto impulso por evitar nuestra propia mortalidad, y que confrontamos la muerte y la violencia sólo mediante incidentes de los cuales nos alejamos por creer que no sucedieron en nuestro mundo inmediato o en nuestra época. No nos damos cuenta de que estos acontecimientos sucedieron y fallecieron personas reales.

Sin embargo, según Tézenas, la mayoría de los países prefiere convertir dicho dolor en un espectáculo comercializable antes que asumir la responsabilidad de los crímenes cometidos. Y esa es la paradoja siniestra del turismo negro.

Transforma tu iPad en un escenario con coreógrafo incluido

Buena Vida

Por: pijamasurf - 05/18/2015

Fifth Wall es una aplicación que convierte una pantalla en el escenario de un coreógrafo personal

Screen Shot 2015-07-25 at 3.13.56 PM

En una de las pocas confesiones personales que Borges hizo abiertamente en su obra, encontramos este fragmento de sus Textos cautivos:

Debo mi primera noción del infinito a una gran lata de bizcochos que dio misterio y vértigo a mi niñez. En el costado de ese objeto anormal había una escena japonesa; no recuerdo los niños o los guerreros que la formaban, pero sí que en un ángulo de esa imagen la misma lata de bizcochos reaparecía con la misma figura y en ella la misma figura y así (a lo menos, en potencia) infinitamente.

Este recuerdo de infancia nos remite a uno de los recursos más utilizados para potenciar el efecto perturbador de la ficción y la fabulación: montar un juego de espejos tan sutil y tan bien construido que en cierto momento resulta imposible distinguir la realidad de la simulación en la que voluntariamente participamos. 

La referencia nos ayuda a entender la esencia de Fifth Wall, una app diseñada para iPad que convierte su pantalla en un escenario listo para la danza, ajustando a estas dimensiones esa sensación de infinitud que rodea al cuerpo humano cuando se expresa en movimientos artísticos.

Como si se trata de un juguete, un muñeco que obedece a la voluntad de quien lo tiene en sus manos, Fifth Wall pone a un bailarín, el coréografo Jonah Bokaer, a disposición del usuario, en un ejercicio lúdico que también “explora cómo los paradigmas tecnológicos dan forma al diseño y la coreografía”, según explica Abbott Miller, quien diseñó la aplicación a instancias de la firma Pentagram.

Así, parece lógico que si en Japón son populares las novelas que se envían como mensajes de texto o, en el caso de la música, no han sido pocas ni menores las transformaciones generadas a partir de la tecnología, la danza no podía escapar a esta presencia ya innegable de gadgets y dispositivos afines en casi cualquier ámbito de la realidad cotidiana. 

2wice – Fifth Wall App de Pentagram en Vimeo.

Preview de Fifth Wall, una aplicación para iPad de la 2wice Arts Foundation 
Diseño de Abbott Miller/Pentagram
Dirección de video de Ben Louis Nicholas
Coreografía de Jonah Bokaer