*

X

¿Qué ocurre cuando una familia se alimenta solamente de comida orgánica? (ESTUDIO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 05/06/2015

El antes y después de una familia sueca que se alimentó solamente de comida orgánica por 2 semanas

 

La comida orgánica se ha convertido en una industria gigantesca bajo el argumento de que muchos de los alimentos procesados que consumimos tienen elementos tóxicos para la salud. Sin embargo, muchas personas consideran que los beneficios de la comida orgánica son discutibles, o que los pesticidas que se consumen en las dietas procesadas no son realmente dañinos.  

Explotando esta zona gris de duda y fanatismo la compañía sueca Coop, que vende alimentos orgánicos, realizó este estudio con una familia que modificó su dieta durante 2 semanas. Los Palmberg, una familia que no comía alimentos orgánicos, midió primero sus niveles de 12 pesticidas seleccionados previamente y luego, después de 2 semanas comiendo comida orgánica, se realizó la misma medida. Aparentemente, los resultados mostraron rastros de 8 pesticidas comunes la primera semana en su sangre, mismos que habían desaparecido casi completamente después de modificar su dieta.

Evidentemente hay que tomar este estudio con un grano de sal, ya que aunque los exámenes supuestamente fueron conducidos por un laboratorio independiente, el estudio parece haber sido formulado a la medida para la compañía, claramente buscando encontrar ciertos resultados. Es difícil distinguir entre un análisis científico y publicidad o un anuncio velado. Asimismo, el estudio no muestra que estos pesticidas sean dañinos, sólo que están presentes. 

También en Pijama Surf: La fantasía de la comida orgánica (o cómo las corporaciones han copiado la industria sin que te des cuenta)

 

 

Te podría interesar:
Francia aprueba una encomiable ley que obliga a los grandes negocios de ventas de alimentos a donar los productos alimenticios que no venden

1be0e8c8-e8c2-455e-a289-2d13523c4a89-540x324

En una medida que ha sido celebrada como una prueba de inteligencia y conciencia, los supermercados franceses no podrán tirar la comida excedente y deberán organizarse para donarla a caridades o para que sea utilizada para alimentar a animales. La Asamblea Nacional Francesa votó, de manera unánime, esta ley en contra del desperdicio de alimentos que caracteriza a las grandes corporaciones de venta de alimentos. Legisladores franceses remarcaron que esta ley es urgente, ya que existe una enorme y poco congruente brecha entre estos supermercados que ganan millones de euros y desperdician enormes cantidades de alimento y las personas que están desesperadamente hambrientas.

Los supermercados con una huella de más de 400 metros cuadrados deberán firmar contratos con organizaciones caritativas antes de julio del año que entra, o enfrentar fuertes penalizaciones. 

En los últimos años, cuenta The Guardian, la prensa francesa ha mostrado cómo familias pobres e indigentes logran sobrevivir tomando alimentos de la "basura" que generan estos supermercados. Pese a esto, muchas tiendas colocan blanqueador en los alimentos que tiran para evitar problemas de demandas por envenenamiento. 

Se calcula que, en Francia, la persona promedio tira alrededor de 20 a 30kg de comida al año; de estos, 7kg permanecen en sus paquetes.

La medida irá acompañada de un programa educativo sobre el desperdicio de alimentos en escuelas y negocios. Sería interesante que se implemente algún programa para que los ciudadanos también tengan los mecanismos y las motivaciones para no desperdiciar alimentos, más allá del reciclaje de basura. Evidentemente, el ejemplo francés merece ser replicado en otras partes del mundo.