*

X

Paisajes artificiales creados a través de Google Earth (FOTOS)

Por: pijamasurf - 05/05/2015

La famosa diferencia entre mapa y territorio vuelve al paisaje un acto de creación conjunta entre artista y observador

Pueden parecer mosaicos surrealistas o imágenes de amebas microscópicas, pero en realidad se trata del proyecto Ultradistancia del artista Federico Winer. La serie fue realizada a partir de imágenes satelitales de Google Earth, a lo cual Winer metió mano.

Las geometrías y colores de nuestros espacios habituales (y por lo tanto nuestro modo de representarlas mentalmente) se ven violentados por el tratamiento de Winer, quien deja las imágenes irreconocibles. La famosa diferencia entre mapa y territorio, su incompatibilidad básica y su cercana transparencia, vuelven al paisaje un acto de creación conjunta entre artista y observador, así como el mapa es el paisaje del paseante.

Winer afirma que la serie está basada en ideas sobre movimiento y transportación, pero paradójicamente es capaz de realizar todo esto sin salir de su casa, vaya, sin alejarse de su computadora.

Te podría interesar:

"Drone Boning": la primera película porno grabada sólo con drones

Por: pijamasurf - 05/05/2015

Paisajes naturales que contienen microescenas sexuales son la constante de este histórico filme

Screen Shot 2015-05-06 at 12.56.34 PM

Cada vez que se populariza una nueva tecnología, termina siendo aprovechada para algo relacionado al sexo. Al parecer, el ser humano no puede evitar canalizar cualquier pizca evolutiva hacia los parajes del placer (y/o la perversión). Y en este sentido, no debiera sorprendernos que finalmente tenemos ya la primera película porno grabada exclusivamente con drones. 

Drone Boning es un filme producido por la productora Ghost+Cow, de Brooklyn. Aprovechando la versatilidad de estos dispositivos voladores, en el tráiler observamos cómo la cámara, desde el aire, va acariciando múltiples paisajes naturales (documentados alrededor de San Francisco, en California) habitados por minúsculas parejas fornicando, practicando sexo oral o masturbándose mutuamente.  

Al parecer la película comenzó como una especie de reflexión lúdica en torno a la cultura de la vigilancia, pero terminó convirtiéndose en la primera pieza de la era porno-drone.