*

X

La vez que un científico ruso creyó haber descubierto escorpiones en Venus

Por: pijamasurf - 05/17/2015

Un prestigiado astrónomo ruso, Leonid Ksanfomaliti, se convirtió en el hazmerreír de la comunidad científica cuando aseguró haber descubierto vida en Venus

20131025_V_KsanfomalitiA veces la historia de la ciencia es, sobre todo, la historia de sus equívocos. Aunque la idea que tenemos del proceder científico está asociada con nociones como la veracidad o la objetividad el error también es parte de su proceso y, con cierta frecuencia, es el único punto al que arriba.

En la búsqueda de formas de vida fuera de la Tierra ocurrió hace un par de años un singular episodio protagonizado por un reconocido astrónomo ruso, Leonid Ksanfomaliti, quien en 2012 publicó un artículo en el que proponía revisar la información que se tenía hasta entonces a propósito de la posibilidad de vida en Venus. En aquel momento la astronomía estaba sorprendida por el descubrimiento de más de 500 exoplanetas, cuya diversidad de condiciones hacían pensar en que algunos podrían albergar formas orgánicas de vida.

Ksanfomaliti siguió esta idea, con una pregunta propia: si la vida es posible en las condiciones extremas de ciertos exoplanetas, ¿por qué no podría encontrarse en un lugar de condiciones similares más cercano a la Tierra? ¿Por qué no en Venus? Fue entonces cuando recurrió a los datos obtenidos por las misiones soviéticas y rusas de exploración a dicho planeta para reexaminar esa hipótesis.

El astrónomo analizó imágenes obtenidas por la misión Venera-13, en particular fotografías de un mismo espacio de la superficie marciana, en busca de cambios que podrían delatar una forma de vida. Y sus ojos la encontraron. En un panorama pedregoso Ksanfomaliti creyó ver una forma móvil que le pareció un escorpión, y así lo anunció al mundo: que había descubierto escorpiones en Venus. Y el mundo se rió de su descubrimiento.

venus-scorpion

La historia podría verse casi como una fábula si, como sugiere Emily Lakdawalla en el blog de la Planetary Society, reparamos en el exceso de confianza que llevó a Ksanfomaliti a ver lo que quería ver, a ajustar los hechos a su propia hipótesis. Sólo que, para desgracia suya, la realidad terminó por prevalecer y sobrepasarlo.

Te podría interesar:

El padecimiento mental más común parece ser también el más contagioso

Por: pijamasurf - 05/17/2015

Como si se tratara de bostezos, la ansiedad puede transmitirse viralmente a la gente de nuestro entorno, especialmente entre padres e hijos

rabia_560x280

Los síntomas relacionados con la ansiedad pueden transmitirse de padres a hijos, pero también de hijos a padres, según un nuevo estudio publicado en The American Journal of PsychiatryEl componente genético asociado en las últimas investigaciones con la ansiedad parece comportarse como una enfermedad contagiosa; según la profesora Thalia Eley, jefa del estudio, los padres deben procurar no transmitir su propia ansiedad a los niños:

Nuestra investigación muestra que incluso si has tenido que lidiar tú mismo con altos niveles de ansiedad, no es inevitable que esto les pase a tus hijos. Hay muchas cosas que pueden hacerse en casa para reducir la ansiedad en niños y adolescentes. Aunque es una tendencia natural tratar de proteger a tu hijo cuando se encuentra ansioso, puede ser de más ayuda el impulsarlos a tomar pequeños riesgos apropiados para su edad.

Para la investigadora, "esto les enseñará que el mundo generalmente es un lugar seguro y que ellos pueden lidiar con situaciones que inicialmente les parecen estresantes, desarrollando su sentido de control y promoviendo la resiliencia".

El trastorno de ansiedad es uno de los padecimientos psíquicos más comunes. El estudio tomó en cuenta a mil familias que tuvieran gemelos, de modo que el componente genético pudiera promediarse con la estadística. Se trataba de determinar si la ansiedad se originaba en padres, hijos o ambos. Según la profesora, los padres ansiosos pueden pasarle su ansiedad a los hijos a través del comportamiento, pero los hijos ansiosos también pueden transmitirla a sus padres

Este acercamiento se aplica por igual a familias con padres que no son ansiosos, pero que tienen hijos que parecen preocuparse más por la vida que otros. De modo similar, cuando las cosas no salen como el niño esperaba, puede ser de ayuda alentarlos a considerar explicaciones para intentarlo de nuevo y que les ofrezcan una ruta positiva hacia adelante.

En otras palabras, el componente genético no es tan determinante como los hábitos y el comportamiento que los hijos imitan de sus padres. Es responsabilidad de los padres vigilarse a sí mismos para evitar estresar innecesariamente a los hijos, que finalmente adquieren su propia personalidad a través del contacto con sus padres y hermanos.