*

X
Una jueza tuvo la controversial bondad de ordenar la liberación de dos chimpancés que estaban siendo sujetos a estudios biomédicos

ICOAST-ANIMAL-ZOO

Tal vez todavía hay esperanza para el género humano, que amenaza con borrar a las otras especies de la faz del planeta en perenne pandemónium --o algo así. En lo que parecen ser buenas noticias, una jueza de Nueva York otorgó derechos "humanos" a dos chimpancés que estaban "detenidos" como parte de un experimento biomédico en la Universidad de Stony Brook. El caso cuestiona esencialmente la definición de los derechos humanos y la división entre animales.

La juez Barbara Jaffe pidió al estado que argumentara una razón legal por la cual los chimpancés debían permanecer detenidos en cautiverio. Al parecer el estado no logró proveer dicho recurso y el abogado obtuvo la victoria legal para sus "clientes" (realmente ya no deberíamos usar las comillas) Hércules y Leo, los primeros dos chimpancés en ser considerados personas legales.

El defensor de los derechos animales Peter Singer señala que el caso es una luz en el camino para un futuro en el que los chimpancés no sean considerados como "propiedad" y puedan amasar ciertos derechos legales para obtener libertad o santuario.

Algunas personas ironizan que si bien los chimpancés --con los que compartimos 99% de material genético-- han recibido derechos humanos, no somos tan generosos con muchos seres humanos que viven en una esclavitud moderna. Por supuesto, este dictamen deja todo en una zona gris sumamente ambigua. ¿Qué animales son personas? Se dice que los elefantes y los delfines también podrían recibir derechos similares. ¿Cuáles no? ¿Qué ocurre cuando una persona le dice a otra en broma "chimp" o "chango" o algo así (sin referencia a la raza)? ¿Será visto esto como una especie de ofensa a los chimpancés-personas? Etcétera. De cualquier forma, parece ser una decisión noble.

 

 

 

Te podría interesar:

La magia perceptual de los pulpos: tienen neuronas en los tentáculos y pueden ver la luz con la piel

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 05/06/2015

La magia de los pulpos sigue sorprendiendo: descubren que su cuerpo entero es un ojo y absorben la luz para transfigurarse en sus fantásticas mimesis protectoras

na_img_octopus_legend

Los pulpos son como los magos del mar: los científicos les siguen descubriendo increíbles facultades de prestidigitación y extraña inteligencia invertebrada. Hace un par de años el doctor Peter Godfrey-Smith de Harvard descubrió que los cefalopodos tienen una mente distribuida en su cuerpo, con más de de la mitad de sus 500 millones de neuronas en los brazos. Es necesario recordar que el pulpo --y en general los cefalópodos-- es un animal capaz de resolver problemas complejos y usar herramientas, lo cual lo coloca entre la élite de animales inteligentes, junto a los delfines, los elefantes, los cuervos y los monos.

Su capacidad para camuflarse es realmente asombrosa, como puede apreciarse en este video. Por si fuera poco, estos maestro del ilusionismo también tienen una inusitada capacidad para percibir la luz con su piel. Según Carl Zimmer en The New York Times,"estos animales, de hecho, han evolucionado un ojo en todo su cuerpo". Sí, por más extraño que parezca eso, el pulpo es todo él un ojo. Lo cual nos recuerda la frase de Terence McKenna que decía que "el pulpo viste su mente", sugiriendo que en el pulpo la mente estaba en todas partes, algo que no parece lejano si consideramos la cantidad de neuronas que tiene en sus tentáculos y su capacidad de percibir la luz mediante la piel (después de todo, el ojo es parte del sistema nervioso).

Nos dice Zimmer que, cuando la luz entra en el ojo de un cefalópodo, su retina choca contra una molécula llamada opsina. Estas moléculas emiten una señal eléctrica que va del ojo al cerebro. El ser humano también produce algo similar, pero lo que es inédito es que el pulpo produce esta molécula también en su piel, por lo que es posible que estos moluscos geniales puedan percibir la luz tanto con su piel como con sus ojos. Este talento único, al parecer, es utilizado por los pulpos para mimetizarse con su entorno: pueden ver a sus espaldas y diseñar su traje del momento sin tener que voltear. "Cuando sus músculos se contraen, estiran sus cromatóforos, permitiéndoles absorber más luz y dándoles más colores. Los cefalópodos tiene más de 96 mil células cromatóforas por pulgada cuadrada de piel, las cuales utilizan como una especie de pantalla de video de alta definición", dice Zimmer.

Hace más de 20 años Terence McKenna, embelesado por el pulpo, había dicho, con cierta preclaridad:

Creo que la imagen totémica del futuro es el pulpo. Eso es porque los calamares y los pulpos han perfeccionado una forma de comunicación que es tanto psicodélica como telepática; un modelo para la comunicación humana del futuro. En otras palabras podríamos crear una sintaxis visual que sería el equivalente humano a la danza de luz, textura y posicionamiento que constituyen la gramática de los calamares y los pulpos.