*

X

Cada carta del tarot recreada en escenas reales del gueto de Haití (VIDEO y FOTOS)

Por: pijamasurf - 05/09/2015

La artista Alice Smeets nos muestra el tarot como si fuera una representación de escenas reales y vivas en el gueto de Haití

0bab0092b5d3253a9b462a28622187da

En las calles de Haití se mezcla lo real y lo maravilloso como en pocos otros lugares del mundo. Recordemos a los zombies que habitan allí, producto de un castigo político inducido en algunos pueblos rurales. Esta serie de fotografías es tan impactante precisamente por eso, porque en una imagen reúne lo misterioso (o, para algunos, lo profético) con escenas reales capturadas en el famoso gueto de Haití. Algo que por lo demás existe y recurre constantemente.  

La fotógrafa Alice Smeets y un grupo de artistas haitianos conocidos como Atiz Rezistans crearon juntos el Ghetto Tarot. Las fascinantes imágenes recrean cada carta del tarot utilizando objetos encontrados por los artistas mismos o creados por ellos con objetos y basura local. Y los personajes de las cartas son los artistas, en sus calles, con sus cosas, personificando algo que no parece del todo descabellado. Quizás, para los habitantes del gueto, ver su vida en relación con el tarot les conceda algún valor simbólico importante en su día a día, al igual que a nosotros como observadores externos. Hay algo profundamente cabal y a la vez festivo en esta serie.

Basta ver este video donde los artistas hablan del gueto y lo que Ghetto Tarot significó para ellos.

 

Pero esto no es sólo un proyecto que se irá desvaneciendo en el río digital, sino que ahora es una baraja física de tarot que se puede adquirir en IndieGoGo.

c39a764e0c7d460a8dede8fd5ea0bcdf

 

d8d77d2c4ca5172aeef5b3fd745d06e6

 

7e6888de74cc677ee78313abd43ba188

 

69207888433a30004552ddd87adb8d10

 

5d9991b89b67ee9a4fa97615d6b7ae11

 

1aeecfa2c2072e280a64768e20715599

 

99e64e6a1998253c1ae5b1ee35380371

 

95ef6e703ae4922bc686c1304657bc0a

 

ee088f827cb2c452a923096e1ac3e301

 

0c108bfe97a3fd8c111661ccdf0acad4

 

ffaa5fc9283ff7629a038bc853cd2f0b

 

90eae29bc668f3ee2f02ad048c721d98

 

098a22079c986aebb41eccbc4abe70a9

  6c7b8c2cb6e56b41b53bbe3e11c5f39b

 

20a713bbd03bc19d5e0b15086c30dcf9

 

2639bc7086e1e4fdc7ef413f9a3af49c

 

80e0ff87097a5112481c95f206f9112d

 

534ae9dee074eff68497f3703a0272b4

 

20aac7d38ad37637ffa10d77ab0ab6a5

 

39a4fb44fd096cfdd1fd03dce300cf4e

'ff37a54ee3cff191a354739720da730a

 

594dd43a0e168bd9fc9144cac8c1c59c

Te podría interesar:

Una radiografía de la piratería en internet (INFOGRÁFICO)

Por: pijamasurf - 05/09/2015

Este infográfico nos permite entender cómo funciona la "piratería" digital y cómo está dividido este campo de batalla

Brisbane_Energy_Flow_by_wubalicious

La piratería digital es un tema polémico. Por un lado tenemos la postura que defiende la circulación libre de información –y por ende de los contenidos, mientras que del otro está la defensa del derecho de autor y el valor comercial de la creatividad. En torno a estos dos extremos tenemos posiciones intermedias, como la diferenciación entre compartir "amigablemente" contenidos y lucrar organizadamente con ellos sin tener los derechos correspondientes.

Otro factor que complica aún más este interesante mapa es que el flujo de obras y contenidos está plagado de agendas e intereses económicos encabezados por la ambición de intermediarios que generalmente corresponden a grandes disqueras, casas productoras, distribuidores y otros modelos corporativos que, sin ser los autores creativos de los contenidos, terminan quedándose con la mayor porción del pastel. 

sopa-explained-to-mom-how-the-stop-online-piracy-act-will-usa-censor-of-internet-1

Con la masificación del acceso a internet se habilitó un efusivo intercambio de contenidos, un fenómeno sociocultural que pronto rebasaría al mercado tradicional y lo evidenciaría como un modelo obsoleto. Sin embargo, una vez llegados a este punto, fue inevitable fijar la atención en muchos aspectos del mercado que eran francamente cuestionables al privilegiar obscenamente a los intermediarios corporativos por sobre autores y público.

Y a pesar de que lo anterior comenzó a ocurrir hace ya unas décadas, por lo pronto seguimos discutiendo y experimentando alternativas viables y dignas para todos los involucrados, mientras que los grandes intereses económicos siguen cabildeando para lograr leyes y penas que frenen algo que es, a todas luces, imparable: el flujo de información.

Pero más allá de posturas y opiniones, a continuación les compartimos un infográfico (publicado en Visual.ly) que mapea con bastante lucidez el tablero donde se desenvuelve esta batalla contemporánea. ¿Quiénes protagonizan esta lucha? ¿Quiénes se benefician de la piratería en línea y quiénes la padecen realmente? ¿Qué papel jugamos nosotros los usuarios, las redes sociales, los buscadores y otras entidades? Tras analizar la siguiente infografía y dedicarle unos minutos de reflexión (y "referenciación") es bastante probable que obtengamos respuestas decentes a las anteriores interrogantes.

the-battlespace-of-online-piracy_502918cabc877_w1500
 
Al centro del mapa observamos la generación de contenidos, desde música y películas hasta porno, videojuegos, libros y software –por cierto, los contenidos son el pilar de toda esta discusión y su valor, innegablemente, debe reconocerse. Abajo de este centro tenemos a las agencias reguladoras, los marcos legales y los gobiernos, pero también aparece un considerable núcleo de cabilderos que, respaldados por asociaciones de las diferentes industrias, presionan permanentemente para que se diseñen medidas que les favorezcan (o dicho de forma más clara, que beneficien su negocio).
 
En la parte superior del infográfico se visualiza el proceso de compartir dichos contenidos, el cual evidencia una incontenible miríada de vehículos entre plataformas estilo The Pirate Bay (que básicamente son catálogos digitales de contenidos que pueden descargarse gratuitamente), sitios como SideReel, donde vía streaming se hace disponible contenido, y comunidades P2P (soportadas por seeders/uploaders, usuarios que ponen a disposición de los demás su archivo personal de contenidos). Posteriormente, el sharing se amplifica considerablemente cuando llega a blogs, redes sociales (Facebook, Google+, etc.), motores de búsqueda (Google, Bing, etc.) y redes de contenido (YouTube, Reddit, etc.). Estos últimos actores, por cierto, monetizan buena parte del contenido que se comparte a través de sus plataformas.
 
En pocas palabras estamos ante una fotografía que nos ayudará a entender, al menos en mejor medida, cómo se gesta esta danza digital a la que, en una etiqueta que incentiva su condena cultural, se le conoce como piratería en línea. Un fenómeno, por cierto, en el que prácticamente todos participamos, que implica dilemas éticos y que representa un reto para la sociedad contemporánea –razones de sobra para tratar de entenderlo. 
 
* Imagen principal: Wubalicious/Deviant Art