*

X

Abren Museo del Excremento en Italia para promover la conciencia fecal

Por: pijamasurf - 05/22/2015

Apelando a la transformación de la materia y el rediseño de nuestra relación con la naturaleza, el Museo della Merda es una loable iniciativa

IMG_0073-550x367

Aunque en primera instancia pareciera que el recién estrenado recinto es una especie de altar escatológico, si indagamos un poco en el concepto detrás del nuevo Museo della Merda todo apunta a una novedosa noción: la conciencia fecal. El peculiar espacio fue establecido en el pueblo de Castelbosco, al norte de Italia, dentro de una granja de leche donde se generan casi 100 mil kilos de excremento diariamente. 

El cuantioso capital fecal que posee Gianantonio Locatelli, propietario de la granja, lo motivó a fundar el Museo de la Mierda, con la intención de educar al público en la historia y sobre todo en el valor del excremento. Básicamente se trata de generar conciencia sobre la relación cultural que se nos ha inculcado alrededor de este desecho orgánico y cómo repensarla para aprovechar el excremento como materia útil utilizándolo, por ejemplo, como combustible para operar la calefacción de una residencia. Para esto el museo despliega arte, material didáctico e instalaciones científicas.

De acuerdo con la información que provee en su sitio, el Museo della Merda aborda la materia desde una perspectiva alquímica, es decir, vislumbrando siempre la posibilidad de transformarla: 

Albergando una serie de instalaciones en continua evolución, dedicado a la transformación, la habilidad de transmutar sustancias naturales y restablecer una relación más sana entre el hombre y la naturaleza. Labores que alguna vez correspondieron a los alquimistas y que ahora son la base de este proyecto que rebasa las normas culturales y los prejuicios. 

 

¿Cuáles son las ciudades más seguras del mundo?

Por: pijamasurf - 05/22/2015

La ciudad de México en el último lugar de la lista de las grandes capitales latinoamericanas

Safe_cities_index_World-map-2

 

El periódico The Economist ha publicado su evaluación de las ciudades más seguras del mundo. El ranking toma en cuenta diversos factores, incluyendo ataques cibernéticos, salud, transporte, manejo de desastres naturales, crimen, contaminación y algunos más. Un ejemplo de la importancia que tiene este índice general de seguridad puede verse en la diferencia que existe entre las 25 primeras ciudades y las 25 últimas en expectativa de vida: las 25 ciudades más seguras alcanzan un promedio de 81 años, mientras que en la mitad inferior esta cifra es de sólo 75.

Pese a ser la más poblada y la que más riesgo tiene de ser destruida por un desastre natural, Tokio es considerada la ciudad más segura del mundo. Yakarta, en Indonesia, ocupa el último lugar de la lista. La ciudad de México está en el último sitio entre las grandes capitales de Latinoamérica, y Santiago es la ciudad más segura entre las más pobladas de la región. 

El estudio llegó a las siguientes conclusiones: la seguridad está estrechamente vinculada al desarrollo económico; la tecnología se ha convertido en una parte importante para garantizar la seguridad de una ciudad, especialmente a través del uso de cámaras y análisis informático; la colaboración entre distintas ciudades y organismos es igualmente relevante; en general, las ciudades más pequeñas son más seguras, aunque existen excepciones como Tokio y un poco Nueva York, y la percepción de seguridad no siempre refleja seguridad estadística. La ciudad de México y Zúrich son las únicas dos ciudades cuya percepción de seguridad refleja su lugar en el ranking; en Estados Unidos, por ejemplo, los ciudadanos se sienten menos seguros de lo que en realidad están (quizás por la alarma mediática debida a la supuesta amenaza terrorista).