*

X

Una sesión de mescalina con Jimi Hendrix (AUDIOS)

Por: pijamasurf - 04/25/2015

En 1970 Jimi Hendrix y la banda Love protoganizaron una sesión legendaria en Londres gracias, en parte, al estímulo de la mescalina
lee_hendrix

Arthur Lee y Jimi Hendrix, 1969

Las sustancias psicoactivas tienen un expediente notable dentro de las disciplinas creativas y artísticas, relación que, en el caso de la música, tuvo uno de sus momentos más fértiles en las décadas de los 60 y los 70, cuando el apogeo del rock coincidió con el desarrollo o redescubrimiento de drogas como el LSD y la mescalina, una relación quizá no del todo casual si se toma en cuenta la capacidad de los psicoactivos para expandir la consciencia y en ocasiones, también los límites de la creatividad.

A esa época pertenece una sesión que el mítico Jimi Hendrix tuvo en los Estudios Olímpicos de Londres el Día de San Patricio de 1970, junto con la banda Love, encabezada por Arthur Lee, de donde resultaron algunas grabaciones de canciones de Love intervenidas no sólo por Hendrix, sino también por la mescalina que todos habían comido poco antes de comenzar a tocar.

Según cuenta Lee, la sesión sería privada, pero de pronto el lugar comenzó a llenarse de gente desconocida. Lee dijo a Hendrix que estarían poco tiempo ahí, así que era mejor si comenzaban a hacer algo juntos. Hendrix recordó entonces una canción de Lee que antes habían aprendido juntos: “Ride That Vibration”, la cual fue como la palabra mágica para que banda y público comenzaran a sentir el viaje en el que se encontraban. A esta siguió “E-Z Rider” (en la que Hendrix cantó), “The Everlasting First” y algunas otras.

La sesión terminó muy a pesar de Hendrix, a quien Lee recuerda con el deseo de seguir tocando aunque el día siguiente estaba por amanecer. Cuando salieron del edificio, Hendrix preguntó a Lee a dónde iba; este respondió que tenía que volver a Los Ángeles, con su mujer, su perro y sus pichones. “Ven, quiero mostrarte algo”, respondió Hendrix, y llevó a su amigo de vuelta al estudio:

Señaló el estuche de su guitarra en el piso. Después lo abrió. Pensé que tendría un stash ahí, pero cuando se levantó lo señaló de nuevo y dijo: “Eso es todo lo que tengo”. Al principio no entendí, pero después reaccioné. Estaba diciéndome que la guitarra Stratocaster blanca en el estuche era su única posesión. Me sentí un poco triste por él.

Uno de los argumentos en contra del consumo de drogas es que estas alteran nuestro estado de percepción habitual y de alguna manera nos hacen ver lo que no está ahí, un estímulo que peyorativamente se califica como “artificial” porque nos conduce a paraísos inexistentes. ¿Pero qué es la realidad, después de todo? ¿Es posible trazar claramente la frontera entre lo artificial y lo que no lo es? ¿Cuál es la diferencia entre el estímulo que da a nuestra conciencia el amor o mirar un atardecer y, como Hendrix, llevar un poco de mescalina a nuestro cuerpo?

También en Pijama Surf: ¿Por qué las sustancias psicoactivas son tan peligrosas para el establishment?

Te podría interesar:

El departamento secreto de la Torre Eiffel que provocaba la envidia de la burguesía francesa (FOTOS)

Por: pijamasurf - 04/25/2015

Gustave Eiffel se dio el lujo de construirse un departamento privado en la torre que lleva su nombre

--3384390462_791c14601b_o-jpg-CROP-promo-large2_729-620x349

El ingeniero civil Gustave Eifell maravilló al mundo en 1889 cuando se develó la Torre Eiffel en la Feria Mundial en París. No hay duda de que Eiffel tenía mucho poder en ese entonces, y se agenció un departamento privado en el tercer nivel de la Torre. Todos los demás eran turistas; no así el arquitecto, quien mantuvo ahí un espacio para invitar a colegas científicos a charlar en un lugar insuperable y ser anfitrión de algunas exclusivas fiestas.

La decoración del departamento, según recuentos de la época, era discreta: estaba amueblado de manera sencilla pero con buen gusto. Cuando se supo de su existencia, la crème de la crème de la sociedad francesa sintió una ola de envidia e Eiffel recibió una serie de invitaciones para rentarlo. Todas las declinó, prefiriendo mantener el lugar para su propio sosiego (aunque habría sido el mejor departamento de solteros de la historia; en esa época Eiffel ya era viudo y no es muy probable que haya explotado esa posibilidad). Visitaron el sitio personajes como Thomas Edison, quien le regaló a Eiffel un fonógrafo. 

Después de estar fuera del alcance del público por años, el departamento ha sido abierto por primera vez, convirtiéndose ahora en una nueva atracción turística en la ciudad más turística de mundo.

-1-1eiffelapart

 

Screen Shot 2015-04-29 at 12.59.58 PM