*

X

¿Quieres castigar a este gobierno en México? Según especialistas, esta es la forma de hacerlo

Por: Ana Paula de la Torre - 04/06/2015

Algunos se han pronunciado por no votar o anular el voto; esto entregaría la cámara al PRI y el presidente continuaría con sus reformas de despojo

A demonstrator burns a photograph of Mexico's President Enrique Pena Nieto during a protest in support of the 43 missing Ayotzinapa students, in MonterreyEl año pasado las calles de México fueron inundadas por decenas de marchas. Provocando críticas especializadas y el descontento popular, el PRI emprendió reformas que continuaron con la lógica de las privatizaciones (que suelen beneficiar a unos cuantos empresarios y fueron iniciadas desde inicios de los 90). 

Miles salieron a manifestarse por las reformas de telecomunicaciones, que menoscaba nuestro derecho a la privacidad y libertad de expresión, y energética, que privilegia la producción de hidrocarburos, la implementación del fracking e incorpora a corporaciones internacionales en la explotación del petróleo. 

Luego vendría Ayotzinapa, fatídico suceso que además de marcar, quizá para siempre y de forma desgarradora, la memoria de los mexicanos, también comprobó la ignorancia del gobierno frente al escenario de violencia en el país (por ejemplo, ni siquiera se tienen registros certeros de los más de 20 mil desaparecidos); aunado a esto se evidenció el nivel de infiltración de los narcogobiernos y el uso de la justicia al servicio del Presidente: ¿por qué el procurador nunca mencionó que hay videos donde está presente la Policía Federal en la desaparición de los estudiantes? 

La sociedad mexicana hoy experimenta un nivel de hartazgo sin precedentes contra la clase política y los partidos a los que pertenecen. 

Ciertos líderes sociales como el padre Alejandro Solalinde o Javier Sicilia se han pronunciado a favor de no salir a votar el próximo 7 de junio. Sin embargo, analistas y activistas advierten que esto sería entregarle una vez más el congreso al actual Presidente Enrique Peña Nieto, y al partido que le respalda, con lo que se continuarán aprobando sus reformas, entre ellas la escalofriante privatización del agua

Oscar Mondragón, activista, hace un recuento de cómo en la elección presidencial de 2006, cuando el PRI no figuraba como un potencial ganador, este partido demostró que tiene al menos 9 millones de "votos duros", es decir una maquinaria de votos comprados o movilizados a través de los sindicatos y el clientelismo, aparato que forjó mañosamente durante 70 años en el poder. 

Además de los votos duros, el PRI tiene asegurada una alianza con el Partido Verde Ecologista de México (organización con un historial obsceno) y una mancuerna casi garantizada, con respecto a las privatizaciones, con el Partido Acción Nacional. Si las personas inconformes no salen a votar o anulan su voto, entonces esta séquito podría resultar el principal beneficiado. 

¿Entregar una vez más el gobierno al PRI por hartazgo? Un sinsentido

Mondragón recuerda que en México no existe una legislación que haga del voto nulo o del abstencionismo un mecanismo de castigo. Si en el país se llevaran a cabo unas elecciones y sólo una persona votase, entonces habría un ganador. De estar forma, en realidad a los políticos con ventaja en movilización de votos (como el PRI) el abstencionismo no les quita el sueño. Por eso, y a pesar de que el la abstención es finalmente un tipo de protesta, lamentablemente este tiene un valor puramente simbólico. 

Mondragón nos recuerda que a este gobierno lo simbólico no le ha hecho cambiar de actitud; de hecho, aun después de las protestas por Ayotzinapa, de los escándalos de corrupción por las casas Higa revelados por Aristegui, de las portadas y notas en medios internacionales que anuncian un final triste del fugaz "mexican moment", o que el nivel de aprobación de su mandatario está significativamente a la baja, el gobierno ha demostrado una y otra vez la poca importancia que da a la opinión pública.

Un ejemplo de esta "falta de pudor" en el ejercicio de poder, y por mencionar solo uno de muchos ejemplos, es el nombramiento de Virgilio Andrade Martínez, un tipo abiertamente allegado al Presidente, al frente de la Secretaría de la Función Pública, organismo que investiga la corrupción en el país y que será el encargado de indagar los escándalos en los que el propio mandatario está involucrado. . 

Así, este activista advierte que este gobierno ha demostrado que no le interesa quedar exhibido, como lo demuestran los hechos, por lo que aun si llegaran a ser la mitad de los mexicanos los que anularan su voto, evidentemente, al gobierno en turno no le produciría mayor molestia. 

hqdefault

Arrebatarle al PRI el Congreso 

Un voto práctico es lo más importante; para lograrlo, los ciudadanos habrían de votar por algún partido que no vaya a hacer mancuerna en la aprobación de las reformas del PRI; estas opciones podrían ser el MC, Morena, o bien, alguno de los 22 candidatos independientes que, con todo en contra, lograron su registro. 

En opinión de Mondragón, en estas elecciones (si es que estás harto de este gobierno) no se trata de votar por alguien por convicción ideológica, sino por un castigo práctico. Lo importante, así, sería bloquear las reformas privatizadoras que Enrique Peña Nieto pretende implementar, arrebatándole la mayoría en el Congreso. 

Entre los analistas que han advertido que el abstencionismo o la anulación del voto beneficiarían al PRI se incluyen personajes como:

 Martín Moreno

“Pero vote. Ni abstención ni sufragio en blanco. Eso favorece al PRI, sin duda”.

“¿Dónde le duele al PRI? No votando por sus diputados federales”.

 

Pascal Beltrán del Río

“Si los electores libres no acuden a las urnas habrá menos sufragios que compitan con los de los acarreados”.

 

Octavio Rodríguez Araujo

“La abstención y el voto nulo beneficiarán al PRI más que a ningún otro partido”.

 

Así que ante el dilema: ¿votar o no votar?, la respuesta sería: depende de qué tan harto estés verdaderamente de este gobierno...

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.

 

Te podría interesar:

BULLSHIT: una app que reproduce la retórica de los gurús new age

Por: Javier Raya - 04/06/2015

Luego de ver un debate con Deepak Chopra este programador amateur decidió darle al mundo "Bullshit", una app que reproduce la retórica de la era de Acuario
[caption id="attachment_93840" align="aligncenter" width="500"]love_guru_500x300 Mike Myers, "The Love Guru" (2008)[/caption]

 

"A través de su historia, los humanos han interactuado con la estratósfera para expandir las funciones de onda. La humanidad no tiene nada que perder. Nuestras conversaciones con otras vibraciones oníricas han llevado a un despertar de la conciencia hiper-primordial. Nos reflejamos, crecemos, renacemos. La conciencia consiste en resonancias mórficas de energía cuántica. 'Cuántica' significa una evolución de lo ilimitado. Por redefinición, nos auto-actualizamos."

El párrafo anterior podría ser la introducción a un best seller de autosuperación, podría ser el discurso corporativo de alguna empresa o la publicidad de un spa de lujo, pero en realidad fue generado aleatoriamente en Reionize Electrons, un fascinante algoritmo diseñado y coprogramado por Seb Pearce, programador y músico amateur.

La idea es sencilla: la era de Acuario nos legó una retórica muy particular, conocida en el ambiente de los escépticos profesionales como woo. Lo que hace Pearce es programar una base de datos para producir mezclas extravagantes entre lenguajes y terminologías técnicas, creando híbridos retóricos que tienen el lustre opaco de la sabiduría.

No se trata de que la filosofía y el lenguaje del pensamiento se haya “desublimado”, ni mucho menos democratizado: simplemente estamos expuestos a grandes cantidades de texto que funcionan como “lorem ipsums”, que hacen las veces de texto en sitios web y libros en formación. Los monos tipeadores que según Borges, en un lapso indeterminado, terminarían por redactar el Quijote, toman forma de algoritmos para arrojarnos trozos no digeridos de iluminación.

Pearce lo creó, según cuenta en su blog, luego de ver un debate donde participaba Deepak Chopra, a quien considera grosero, ignorante e infantil. "Lo puse en Facebook y algunos amigos lo compartieron. Luego lo puse en Reddit y explotó por el internet".

La app llegó a 50 mil Likes en 4 días. 

Y es que, de pronto, como en aquella memorable conversación entre Einstein y Tagore, el científico y el gurú parecían darse la mano en declaraciones de emocionada perplejidad como esta:

La intuición es el vehículo del karma. Existimos, curamos, renacemos. Al condensar, nos curamos.

A medida que actualices tu yo, entrarás en el éxtasis infinito que trasciende el entendimiento. El planeta se aproxima a un punto de no retorno. Pronto habrá un cernido de polvo estelar como la matriz cuántica no ha visto jamás.

A pesar de algunas donaciones, para Pearce la única función de la app es burlarse de estas retóricas de sanación espiritual expandida: "Ponlo en tu sitio web como texto de vitrina. Imprímelo como discurso en tu clase de yoga y ve si alguien nota que lo escribió una computadora. Úsalo para escribir el flamante nuevo best seller en la sección de autoayuda, o dale falsa esperanza a los amigos deprimidos y miembros de la familia”.

Cuando los discursos se han convertido en un mismo rumor implacable, las palabras mismas en su reiteración comienzan a presentar atributos de “soma”, de aquella droga para aletargar más que para despertar, y cuya normalización previene de todo tipo de insurrección. Se podría discutir que la industria editorial incluso se sostiene gracias a las ventas de libros de temporada, de consumo breve y poca vida de aparador. Si no estás en la sección de novedades de Sanborn's, no existes, así que, ¿por qué no darles una mano a los redactores con algunas teorías flamboyantes, y terminajos pránicos?

¿Quién se ha convertido, pues, en la máquina, el escritor o el lector? ¿Unos y otros se han transformado irremediablemente en productores y consumidores de texto? 

Las palabras tienen la capacidad de crear la realidad a nuestro alrededor, pero también de impedirnos verla. O de verla pero a la manera en que los poderes económicos necesitan que la veamos: una retórica absolutamente optimista es la más cercana al fascismo. La literatura soviética durante el estalinismo (al menos la oficial, la editada por el Órgano de la Unión de Escritores de la URSS) fue un dechado de virtudes, de promesas cumplidas y de historias enternecedoras. Millones de seres humanos murieron mientras el Kremlin premiaba poemas sobre los prados poblados de matojos y espaciados arbolillos, cuyo hálito helado producía breves pero placenteros escalofríos a los paseantes del lago Kameshok.

No nos queda más que volvernos al oráculo electrónico de Seb Pearce y disponernos a contemplar algunas verdades:

Nos encontramos en medio de un dinámico despertar de complejidad que nos dará acceso a la matriz cuántica misma. ¿Quiénes somos? ¿En qué parte del gran mito habremos de renacer? Estamos en la encrucijada de potencialidad y el anhelo. Si nunca has experimentado esta revolución de naturaleza inherente, resulta difícil representarla. ¿Has encontrado tu aventura? Aunque puede que no te des cuenta, eres un ser mítico.

Twitter del autor: @javier_raya