*

X

Por qué ser rebelde e inconforme te hace parecer sexy

Por: pijamasurf - 04/02/2015

Los rebeldes nos hacen cuestionarnos a nosotros mismos y cambiar de opinión, además de atentar contra el balance de poder establecido. En otras palabras, ser inconformista puede ser muy sexy

sexy

La palabra "provocativo" tiene dos acepciones: por un lado, se puede provocar incomodidad en los demás a través de opiniones impopulares o puntos de vista eclécticos y subjetivos; por otro, se puede ser provocativo en un sentido sexual casi por las mismas razones. Esto no necesariamente tiene que ver con los aspectos físicos: Frida Kahlo no era bonita en términos tradicionales, pero se convirtió en un símbolo sexual gracias a su actitud frente a la vida. Pocas personas considerarían que un calvo, alcohólico y drogadicto pueda ser atractivo, a menos que se trate de Hunter S. Thompson. 

Según un estudio documental llevado a cabo en la Universidad de Queensland, ambas acepciones de "provocativo" pueden coexistir en las personas que nos parecen sexys. ¿Por qué? Muy sencillo: los rebeldes y los inconformes (hombres y mujeres) son atractivos porque nos retan y nos obligan a tomar partido sobre ciertas cosas en las que no pensamos. Cambiar de opinión es "peligroso", y quien nos hace cambiar de opinión de algún modo es sexy.

Según Matthew Hornsey, autor en jefe del estudio: "La gente piensa que los hombres prefieren a las mujeres conformistas, pero esta impresión es discrepante de la realidad". A través de un análisis comparativo de varias pruebas sobre atracción en hombres y mujeres, Hornsey y sus colegas llegaron a la conclusión de que la gente que se sale de los perfiles habituales resulta más atractiva y que, de hecho, los hombres no necesariamente prefieren a las mujeres conformistas.

Frida

Frida

Los investigadores creen que se trata de una "resaca" psicológica de eras previas donde se esperaba que las mujeres fueran "sumisas, modestas, suaves, agradables" y que apoyaran ciegamente las opiniones de sus maridos. Dicha noción tiende a desaparecer en las sociedades donde "la palabra 'conformista' tiene un tono cada vez más peyorativo", y "la noción de hacer concesiones sobre la visión individual en favor de la masa es vista como inmadura".

En una prueba, se pidió a 115 voluntarios leer y evaluar los perfiles de 20 personas. Dichos perfiles se escribieron ya sea para enfatizar tendencias conformistas ("Ella es feliz de seguir el plan de los demás") o inconformistas ("A menudo prefiere hacer sus propias reglas antes de adaptarse a las del grupo"). Parece que la prueba tomó en cuenta solamente a heterosexuales, quienes evaluaron a los miembros del sexo opuesto en cuanto a atractivo y potencial para ser sus parejas, y a los miembros del mismo sexo en cuanto a su probabilidad de ser encontrados atractivos por otros.

La tendencia favoreció a los inconformistas sobre los conformistas. Esta tendencia no es privativa de Occidente: otro estudio tomó en cuenta a 515 estadounidenses e ingleses y 306 hindús, encontrando que "la gente que mostró rasgos de personalidad inconformistas también reportaron mayores niveles de logro romántico y satisfacción".

Ya se trate de iconos religiosos, políticos o artísticos, los rebeldes e inconformes son atractivos porque nos muestran formas distintas de pensar la cotidianidad y las relaciones dadas de poder. Y cuestionar el poder siempre tiene algo sexy.

Te podría interesar:

Ahora que la marihuana se vuelve legal, los presos por consumo deberían ser perdonados

Por: pijamasurf - 04/02/2015

La reciente despenalización del uso de la marihuana en Connecticut, Estados Unidos, abre la posibilidad de revisión de cientos de casos de personas encarceladas por un acto que ya no es delito

pos

Desde 2012, Connecticut es uno de los pocos estados en Estados Unidos en donde el consumo de marihuana es legal, por el momento sólo con fines médicos (como en California), pero quizá pronto se apruebe también con fines recreativos (como en Colorado y Washington).

Entre las implicaciones de la medida existe una quizá menos evidente pero aun así importante, la cual se relaciona con la retroactividad de la ley. Como sabemos, hay ocasiones en que una legislación puede aplicarse también retroactivamente, sobre todo cuando supone un beneficio para el ciudadano, y entonces aplicarse para casos del pasado que fueron juzgados bajo otras normas. Si así sucede, los tribunales de Estados Unidos podrían enfrentar una oleada de revisiones para personas que fueron encarceladas por un acto que, al menos en Connecticut, ya no es delito.

Ese es el sentido de la apelación pedida por Nicholas Menditto, un hombre de 31 años que en 2009 fue arrestado por posesión de marihuana y que hace unos meses llevó su caso hasta la Suprema Corte por considerar que su condena fue injusta a la luz del matiz entre “legalización” y “despenalización” (para traducir la palabra “decriminalization”). Menditto argumenta que ahora que llevar consigo hasta media onza (14gr) de marihuana no es un delito penal, no hay razón para que él siga en la cárcel. Hace unas semanas, la corte de Connecticut falló en favor de Menditto y ordenó eliminar los cargos que se le imputaron.

Screen shot 2015-04-03 at 4.30.50 PM

 

El caso sin duda es interesante, sobre todo en Estados Unidos, país en el que la criminalización de la marihuana y el negocio de construir y administrar cárceles se ha convertido en una combinación secretamente fructífera para unos cuantos. Más de 50% del total de los prisioneros en el enorme sistema penitenciario estadounidense cumplen condenas por ofensas ligadas a las drogas; 29% de estos está ahí por marihuana. Esto crea una laguna legal profunda, al menos en el aspecto de derechos humanos, a lo que debemos añadir que existe un componente racial: la mayoría de los presos por posesión y venta de drogas son minorías (negros e hispanos, sobre todo). 

27.8

Se espera que Connecticut (el llamado "preppy state") pueda sentar un precedente y se esparza una ola de perdones en la misma proporción en que se propaga la ola de legalización. Sería una señal de justicia (poética) psicoactiva retroactiva.

También en Pijama Surf:

8 países que han experimentado con la decriminalización de las drogas

Álter-instructivo: guía de derechos y responsabilidades legales para consumidores de drogas en México