*

X

¿Por qué se dice que Islandia es el país más feminista del mundo?

Por: pijamasurf - 04/15/2015

Muchos críticos piensan que el modelo islandés puede ser excesivamente protector. Lo cierto es que la lucha por la igualdad de derechos civiles y beneficios económicos tiene una larga historia en la isla

 

Imagen: aljazeera.com

Imagen: aljazeera.com

Había una vez un país entre el fuego y el hielo, donde la igualdad de salarios entre hombres y mujeres está garantizada por ley, y donde su primer ministro utilizó su ascenso en la escalera política para impulsar leyes de matrimonio igualitario para casarse con su pareja. Érase una vez Islandia.

¿Algo más que topless?

Una joven islandesa fue trolleada severamente debido a algunos nudes filtrados, por lo que hombres y mujeres utilizaron el hashtag #FreeTheNipple para mostrarle solidaridad. Podría parecer otra protesta NSFW en redes sociales por bagatelas sentimentales del primer mundo, pero en realidad se trata de un arduo camino por la lucha de derechos civiles y económicos igualitarios para hombres y mujeres.

No se trata de la típica protesta estilo Femen, donde la desnudez femenina es utilizada como arma desestabilizadora de la opinión pública a través del supuesto "escándalo": se trata de una sociedad que no sexualiza ni asume que todo desnudo (especialmente el femenino) es "espectacular".

La igualdad en cuanto a derechos y obligaciones para todos los ciudadanos no es algo que se alcance fácilmente. En 2014, y por sexto año consecutivo, Islandia fue evaluada como el país con la menor brecha de género en el índice anual en la materia, publicado por el Foro Económico Mundial. El ranking toma en cuenta diferentes parámetros, incluyendo empoderamiento político, educación e igualdad entre trabajadores profesionales y técnicos, además de seguridad y sobrevivencia. (Los críticos dicen, sin embargo, que el mencionado índice mide brechas, pero que tales brechas son considerables, especialmente en cuanto al salario).

Para el observador externo pareciera que la igualdad no es un programa de gobierno, sino una cultura nacional. De hecho, llevan 150 años dando la batalla. Aquí algunos datos al respecto:

  • Islandia fue el primer país en garantizar derechos igualitarios sobre la herencia y propiedad en 1850.
  • El voto femenino islandés cumplió un siglo. La ley data de 1915, 5 años antes que en Estados Unidos.
  • Por cada hombre en la universidad, hay 1.7 mujeres.
  • Hay ligeramente más mujeres que hombres en las escuelas primarias y secundarias.
  • Hay en promedio dos mujeres por cada tres hombres en el Parlamento.
  • En una famosa protesta de 1975, se estima que más de 10% de la población del país salió a marchar por la igualdad económica. 90% de los asistentes eran mujeres. 1 año después, el Parlamento aprobó una ley para garantizar el pago equitativo.

Representación política

La diferencia parece radicar en la representación política de la agenda igualitaria. En 1980 (5 años después de la protesta por la igualdad económica), Vigdís Finnbogadóttir fue elegida como la primera presidenta de Islandia, además de la primera presidenta en Europa. Divorciada, madre soltera y actriz de vanguardia, la popularidad de Finnbogadóttir la reeligió por tres períodos más, hasta su retiro en 1996.

En 2009, Jóhanna Sigurdardóttir fue elegida primer ministro del país, la primera mujer abiertamente gay en ocupar el liderazgo de un Estado. Luego de impulsar leyes pioneras en matrimonio igualitario la primer ministro se casó con su pareja, Jonina Leosdóttir. Sin embargo, las uniones civiles del mismo género son una ley desde 1996.

¿Qué ganan los hombres?

Es curioso que un supuesto argumento en contra del feminismo afirma que solamente las mujeres se benefician de la igualdad civil y económica. En el año 2000, Islandia aprobó una ley que autoriza 3 meses de permiso pagado del trabajo para hombres y mujeres (con 80% de sueldo), con 3 meses adicionales repartidos entre ambos padres. Una reforma de 2012 autoriza 5 meses para cada padre y 2 meses para repartir.

El gobierno, además, paga 95% del cuidado infantil para los niños menores de 5 años, lo que equivale a una tasa de inscripción de 90%, y hace mucho más fácil que ninguno de los padres abandone su trabajo por cuidar a los hijos.

Es necesario tomar en cuenta que la población total de Islandia es de 320 mil habitantes, y Reykiavik, la ciudad capital, es más pequeña que la mayoría de las capitales del mundo. Sin embargo, constituye un experimento social invaluable para el resto del mundo acerca de los beneficios sociales de la equidad entre hombres y mujeres. Existen muchas corrientes feministas, pero la lucha por la igualdad de derechos y responsabilidades beneficia ulteriormente a hombres y mujeres. Se trata de cambiar las leyes, no sólo las definiciones.

El famoso número áureo podría no ser más que un prolongado engaño

Por: pijamasurf - 04/15/2015

El famoso número áureo en realidad no es sino un complicado malentendido, que se explica parcialmente por nuestra necesidad de encontrar patrones
[caption id="attachment_94120" align="aligncenter" width="651"]NOPE Imagen: BoingBoing.net[/caption]

 

La proporción dorada suele asociarse a una relación visual óptima del aspecto arquitectónico o artístico de un objeto, y su presencia numérica en las piezas funciona a veces como una especie de "garantía estética" de su belleza. Según los adeptos, la dorada proporción es otra de esas grandes ideas de los griegos que fue adoptada por Leonardo da Vinci, y se encuentra presente en los cuadros de Dalí y en los muebles de Le Corbusier.

Pero según una investigación de John Brownlee se trata de un efecto placebo (incluso un "efecto Mozart"), una tradición bien intencionada, como la Navidad, que es finalmente una ficción y un consenso.

Qué es y cómo funciona

La proporción fue descrita por primera vez hace más de 2 mil años por el matemático Euclides, y desde entonces ha recibido nombres como número áureo, número de oro, razón extrema/media/áurea/dorada, etc. Se trata de un número irracional que surge de la división en 2 de un segmento guardando las siguientes proporciones: la longitud total a+b es al segmento más largo a como a es al segmento más corto y cuya ecuación se expresa de la siguiente manera:

varphi = frac{1 + sqrt{5}}{2} approx 1,61803398874989...

 

La proporción supuestamente está incorporada en el Partenón, las pirámides de Guiza, la pintura renacentista y el logotipo de Apple pero, según sus críticos, se trata de una leyenda urbana del diseño porque el número áureo, al igual que pi, debe redondearse para ser usado, o dicho de otra forma, el número indica una tendencia que permanece necesariamente imprecisa. Según el profesor de matemáticas Keith Devlin, de la Universidad Stanford, "estrictamente hablando, es imposible que nada del mundo real caiga dentro de la proporción áurea, porque se trata de un número irracional".

El aspecto 3:2 del iPad o el 16:9 caen dentro del espectro del divino rectángulo que se deja dividir en un rectángulo y un cuadrado perfectos... o casi perfectos. Lo mismo podría aplicarse a pi, fórmula que describe el trazo de un círculo, a pesar de que en el mundo real sea imposible encontrar un círculo perfecto. Lo real siempre se aleja un poco (un decimal, pero infinitamente) de su proyección numérica.

golden

El origen del malentendido

Luca Pacioli era un monje franciscano que escribió un libro llamado De Divina Proportione en 1509, nombrado a partir del número áureo. Pero de manera curiosa, el libro no retrata la supuesta teoría estética sino que expone el sistema vitruviano de proporciones racionales, nombrado así según el arquitecto Vitruvio. Debido a que el libro de Pacioli fue ilustrado por su famoso amigo, Leonardo da Vinci, se creyó que era un descubrimiento suyo. Mario Livio le atribuyó la teoría a Pacioli en un libro escrito en 1799 y difundió la historia de que Da Vinci dibujaba utilizando matemáticas secretas.

Pero la reputación casi mística del número áureo se debe a Adolf Zeising, un psicólogo alemán que creía en una ley universal de "belleza y completud en los reinos tanto de la naturaleza como del arte", cuyo ideal espiritual de "estructuras, formas y proporciones, ya fueran cósmicas o individuales, orgánicas o inorgánicas, acústicas u ópticas" estaba expresado en dicha fórmula.

Según Brown y otros críticos, el error de Zeising es uno que se explica fácilmente: los seres humanos tendemos a encontrar patrones en todas partes (de hecho, nuestra supervivencia depende de eso). El problema con Zeising fue que basó una teoría estética en un número arbitrario, cuya fama desproporcionada refleja nuestra necesidad de encontrar una explicación lógica y duradera al misterio de la belleza.