*

X

El gran hoyo en el cielo: el misterio del supervacío de Eridanus, la estructura más grande del universo

Por: pijamasurf - 04/23/2015

Una estructura de 1.8 mil millones de años luz en la que no hay galaxias podría explicar algunos de los misterios apremiantes de la astrofísica

 

fotonoticia_20150420104923_644

Esta imagen muestra el supervacío de Eridanus, una inusual región del universo en la cual no hay galaxias. Un nuevo estudio sugiere que este vacío es la estructura más grande del universo conocido y podría ayudar a explicar el misterio del Punto Frío.  

En 2004, astrónomos descubrieron una zona en el cielo cuya temperatura era mucho más baja de lo esperado, cuando estudiaban la radiación de fondo producida por el Big Bang. Las predicciones señalan que deben de existir lugares más fríos y cálidos en distintas regiones, pero la variación de este "Punto Frío" fue sorprendente.

Un equipo de astrónomos liderados por el doctor Istvan Szapudi del Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawai en Manoa parecen haber encontrado una explicación a la existencia de este Punto Frío, al cual Szapudi llama "la estructura individual más grande jamás identificada".

Si bien existe la posibilidad de que el Punto Frío haya sido producido por el Big Bang y entonces sea una señal de una física exótica no explicada por el modelo estándar, el equipo de Szapudi cree que es causado por una estructura de primer plano entre nosotros y la radiación de fondo de microondas.

Szapudi ubicó este supervacío de 1.8 mil millones de años luz usando el telescopio Pan-STARRS1 y combinando su observación con los registros ópticos de la longitud de onda del telescopio WISE. El supervacío ubicado en la constelación de Eridanus, un río en la mitología griega, está a solo 3 mil millones de años luz de distancia de nosotros, una distancia relativamente corta tomando en cuenta la magnitud del universo.

Entender la física de estos vacíos es un tanto complicado. Algunos físicos usan la metáfora de que el universo es como un queso suizo, con hoyos que corresponden a espacios vacíos de materia y atracción gravitacional. Cuando un fotón de la radiación de fondo se encuentra con un vacío pierde energía al cruzarlo, pero la recupera al salir. Sin embargo, ya que nuestro universo está en constante expansión, el fotón saldrá a un medio con una menor densidad que cuando entró. Esto significa que el fotón no puede recuperar toda la energía que perdió y por lo tanto sale con una menor temperatura. Los científicos del estudio lo explican de manera más detallada con otra metáfora:

Ahora piense en ese supervacío como en una colina. A medida que la luz lo atraviesa, esta debe subir la colina (gastando energía). Si el universo no estuviera sufriendo una expansión acelerada, el supervacío no evolucionaría de manera significativa a medida que la luz lo atraviesa. Por tanto, cuando la luz descendiera la colina por el otro lado, recuperaría la energía que perdió al subirla, a medida que sale. 

Pero, como el universo se está expandiendo continuamente y, además, esa expansión está acelerada, la colina se va estirando a medida que la luz se desplaza por ella. Como consecuencia, la colina es más plana cuando la luz desciende por ella que cuando la subió, lo que tiene como consecuencia que la luz no pueda recoger toda la energía que perdió antes. Así que sale del supervacío con menos energía y, por tanto, con una mayor longitud de onda, esto es, con una temperatura más fría.

Si bien no existen pruebas de que el supervacío sea la causa del Punto Frío, la coincidencia de su misma ubicación hace muy probable que estén relacionados causalmente.

Una hipótesis previa sugería que la existencia del supervacío podía tener que ver con un entrelazamiento cuántico con otro universo, algo que no queremos descartar del todo, aunque la teoría de Szapudi es convincente, ya que resulta muy estimulante para la imaginación. Pensar en que una porción de espacio tan grande no sólo esta anómalamente vacía sino que está ligada a otro universo, como si fuera la región más cercana a la divinidad apofática, deus absconditus, de la cual no se puede decir nada. La gran nada en el cielo.

*Esta entrada fue corregida después de su publicación.

 

4 brillantes proyectos que podrían transformar tu vida en los próximos 10 años

Por: pijamasurf - 04/23/2015

Nuestra relación con la tecnología determinará en buena medida la calidad de nuestras vidas; ¿cómo enfrentar este nuevo paisaje existencial?

 1082075100

Dicen que la mejor forma de predecir el futuro es crearlo. Hoy en día la tecnología es responsable de transformar el mundo en el que vivimos. La labor de planear, imaginar y hasta soñar la tecnología que será desarrollada en el futuro se vuelve una responsabilidad vital para la sociedad humana.

Con esta intención de diseñar un futuro donde la tecnología esté al servicio del espíritu humano han surgido cientos de proyectos en think tanks, universidades y centros de investigación. Lo cierto es que en la próxima década nuestra relación con la tecnología, las particularidades que definamos en esta dinámica, determinará en buena medida la calidad de vida y la evolución sociocultural.

A continuación presentamos cuatro proyectos que emergieron hace un tiempo del Forum of the Future y que buscan encarar con entusiasmo y eficiencia la próxima década:

 

La Academia del Internet de Cosas

Esto es algo que ya empezó a ver el mundo actual: todo tipo de aparatos con la capacidad de conectarse al internet. Pero si bien por el momento esto abarca a teléfonos, autos o televisiones, en un futuro no muy lejano el refrigerador, nuestra ropa y hasta las plantas emitirán y recibirán datos y tendrán su propia dirección IP. La Academia del Internet de Cosas propone enseñar a las personas a usar el hardware y el software detrás de un mundo hiperconectado, fomentando el desarrollo de iniciativas de monitoreo de recursos públicos, de su propia salud, de sus cuentas financieras y, de manera general, aumentando la conciencia informática del mundo.

 

Wandular

Una de las características de nuestra dependencia tecnológica es que consumimos gadgets constantemente: el modelo económico basado el consumismo hace que estos tengan una corta duración y sean prácticamente desechables. Wandular es la propuesta de un aparato modular conectado a la nube que podría mantenerse con nosotros toda una vida, capaz de actualizarse sin tener que cambiar de hardware. Esta interfaz podría incluir un módulo generador de energía e incluso una impresora en 3D para minimizar el impacto ambiental de la producción industrial. Su diseño sería completamente personalizable y modificable para que sus usuarios no necesiten recurrir a nuevos aparatos para satisfacer su deseo de estar a la moda. Gadget de gadgets, envejecería con nosotros, “generando una afección y un sentido de conexión personal similar a un reloj favorito”.

 

Hypervillage

Un proyecto que buscar empoderar a las comunidades locales sin aislarlas de la “aldea global”. Hypervillage, o “Hiperpueblo” se pregunta: ¿Si en 2050 el 75% de las personas estarán viviendo en una ciudad, qué ocurrirá con el 25% restante? La interrogante no busca resolverse  a través de la urbanización sino desarrollando la autosustentabilidad y el desarrollo tecnológico independiente. La idea es que estas comunidades puedan fabricar por sí solas todo lo que necesitan y sólo si lo desean puedan participar en las actividades urbanas –a las que podrían acudir de manera virtual.

 

The Shift

Esta idea es una filosofía que se desdobla de una pregunta: ¿Es tiempo de reenfocar la relación que tenemos con la tecnología para verdaderamente satisfacer las necesidades humanas?. Nos enfrentamos a la vieja disyuntiva entre natura y tecnología, entre qué tanto la tecnología mejoras nuestras vidas y nos hace más libres o qué tanto nos enajena y sirve solamente como una distracción. El Cambio (The Shift) supone redirigir el desarrollo tecnológico con el objetivo de revolucionar el bienestar humano y establecer una conexión con la naturaleza.