*

X

Alan Moore se da a la tarea de probar que la muerte no existe, en su novela Jerusalem

Arte

Por: pijamasurf - 04/26/2015

Alan Moore se encuentra escribiendo una monumental novela que recupera la visión cósmica de la literatura de James Joyce

Drawing a line … Alan Moore, the creator of Watchmen.

Alan Moore, conocido por novelas gráficas como Watchmense encuentra escribiendo su segunda novela, Jerusalem. Se trata de una obra gigantesca, de 750 mil palabras, programada para publicarse en 2016. Moore lleva escribiendo esta obra desde 2008 y sostiene que en la novela, que trata de la ciudad de Northampton, donde vive, comprueba que la muerte no existe y el tiempo es una ilusión.

Moore, quien además de ser uno de los autores más populares de cómics es asiduo practicante de la magia en la tradición de John Dee, ha tomado en serio la idea de que la ficción es una forma de crear una realidad paralela y de canalizar mundos invisibles. Jerusalem parece ser una incursión en la literatura alquímica, siguiendo libros como Finnegans Wake y Ulysses, de James Joyce. De hecho uno de los capítulos es una recreación del lenguaje de Joyce y "es completamente incomprensible", dice Moore. Otro capítulo está escrito como si fuera una obra de teatro de Samuel Beckett y narra las visitas que realizó el también secretario de Joyce a Northampton para participar en un partido de cricket (cuando escribes una novela de 75 mil palabras, puedes concentrarte mucho en detalles como esos).

"He llegado a pensar que el universo es un sitio de cuatro dimensiones en el que nada cambia y nada se mueve. Lo único que se mueve a lo largo del eje del tiempo es la conciencia. El pasado sigue aquí, el futuro siempre ha estado ahí. Todos los momentos que han existido o existirán son parte de de este gigantesco hipermomento del espacio-tiempo", dice Moore. Esta visión cosmológica recuerda el Timeo de Platón, donde se dice que "el tiempo es la imagen en movimiento de la eternidad", sugiriendo que la temporalidad es una característica ilusoria o al menos secundaria de la realidad inmutable que es la eternidad. Es también la intuición mística por antonomasia: que todos los tiempos son uno solo. 

No hay duda de que la novela de Moore promete contener una buena cantidad de delicias filosóficas y lingüísticas. Claro que para degustarlas habrá que ser valientes y leer esas 750 mil palabras, algo que se antoja muy difícil para las nuevas generaciones acostumbradas al "fast-food" literario. 

Las fascinantes y olvidadas pirámides de Meroe (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 04/26/2015

Las milenarias pirámides de Meroe en el desierto de Sudán, a un costado del Nilo, son una de las mejores alternativas para visitar un lugar mágico sin el bullicio del turismo masivo

Screen Shot 2015-05-05 at 10.50.59 AM

 

 

Al sur de Egipto, a un lado de Nilo Azul, en lo que hoy es Sudán, floreció el reino de Kush en tres grandes momentos; el último de ellos tuvo su capital en Meroe, hace 2,700 años. Ahí se construyó un complejo de 20o pirámides nubias, muchas de las cuales permanecen y son uno de los mejores secretos del turismo mundial. Las civilizaciones erigidas en Nubia, palabra que significa "oro", fueron ricas en metales y piedras preciosas.

Una serie fotográfica en la revista The Atlantic nos recuerda la existencia de este fascinante reino en el desierto, que tuvo una enorme influencia de Egipto, la civilización dorada de la antigüedad. Podemos ver en algunas de estas pirámides rasgos del culto a los mismos dioses de Egipto y quizás algunas de las mismas prácticas mortuarias teúrgicas, ligadas al ascenso del alma al mundo de los dioses. The Atlantic nos recuerda que estas pirámides en Sudán casi no son visitadas, pese a que ofrecen un espectáculo visual casi místico: Sudán apena recibe 15 mil turistas al año.

 

Screen Shot 2015-05-05 at 11.17.49 AM

 

Screen Shot 2015-05-05 at 11.16.11 AM

 

Screen Shot 2015-05-05 at 11.22.09 AM

 

Más fotos en The Atlantic