*

X

Top 5 lugares para ver los fenómenos lumínicos más alucinantes (FOTOS)

Por: pijamasurf - 03/19/2015

Cuevas que parecen galaxias, volcanes que escupen luz azul, fantasmas de arcoíris en las nubes... Estos son los mejores sitios para ver fenómenos naturales de luz

A la hora de planear un viaje quizás, en lugar de escoger lugares por su atractivo turístico o su clima, sería bueno escogerlos por sus fenómenos lumínicos. Hay pocas cosas que puedan conmovernos más y resultar más memorables en la vida que un espectáculo natural de luces. Los siguientes cinco son una selección de los más alucinantes sitios para avistar un espectáculo de estos.

 

Cueva de galaxias en Nueva Zelanda

o-GLOW-WORMS-facebook

glowworms-cave-10594

En Auckland se encuentra una de las cuevas más alucinantes del mundo. Uno entra en una balsa y se recuesta para ver cómo la bóveda de granito se ilumina como el cielo más estrellado posible, producto de unos gusanitos bioluminiscentes que viven allí.

 

El bosque de las luciérnagas en Nagoya, Japón

yume-5

Magical-Forest-Japan-2

En los bosques de esta ciudad japonesa, las vagabundas luciérnagas bailan para atraer a su pareja. Hay tantas que inclusive se puede ver parte de los árboles del bosque por la noche. El mejor momento para verlas es durante la época de lluvias (de junio a julio).

 

El espectro de Brocken, donde puedes ver tu fantasma en las nubes

2567006100

4210380180

 

Es verdad que no es fácil llegar a este lugar, pero el fenómeno que ocurre allí es uno de los más fantasmagóricamente bellos que hay. Si llegas, tu sombra se proyectará sobre las nubes a una escala inmensa y estará rodeada de un halo de luz (aquí es donde Goethe situó su Fausto; aquí es donde vuelan las brujas a espalda de cabras).

 

El volcán azul de Danakil, Etiopía

20683.600x450

75880_990x742-cb1390850828 

Esta erupción azul cerúleo tiene lugar en la Depresión de Danakil, un plano bajo en Etiopía. El brillo surge de la combustión de gases sulfúricos que empujan a través de las grietas del volcán. Cuando entran en contacto con el aire, se iluminan y emiten flamas azul eléctricas a más de 2m sobre la superficie. Lo mejor es ver este fuego azul al anochecer.

 

Auroras boreales

aurora_borealis_lapland_finland_-_aurora_borealis_space_wallpapers_hd

aurora-borealis-nature-hd-wallpaper-1920x1200-10227-670x418

Por supuesto, uno no debe morir sin haber presenciado este espectáculo de luces en el cielo. Probablemente la aurora boreal sea el punto culminante de las manifestaciones naturales de belleza. Estos son los 10 mejores lugares para avistar una.

Te podría interesar:

¿El internet arruinó para siempre la forma de escuchar música?

Por: pijamasurf - 03/19/2015

Nunca es tarde para buscar una tornamesa en alguna tienda de segunda mano (en lugar de seguir escuchando audio de segunda)

 Vinyl(1)(1)

Steve Jobs inventó el iPod, pero nunca escuchó música en MP3. Si hemos de creer en los testimonios, de hecho el éxito de su invención le provocó sorpresa: las ventas millonarias fueron a expensas de la calidad musical. No se trata de que Beethoven y Justin Bieber convivan en una memoria digital, sino de la calidad de sonido a la que estamos expuestos en la cultura del streaming y las descargas digitales.

Este no es un artículo ni un argumento a favor del copyright ni a favor (necesariamente) de los discos de vinil o vinilos: pero sí, la gente del pasado se tomaba muy en serio la elección de su equipo de sonido y su configuración porque escuchar música era una experiencia casi "ritual" donde la tecnología estaba a favor de la calidad, no de la portabilidad. La compresión de la ingeniería sonora moderna parece jugar a favor de los sellos discográficos (en términos de producción) pero en contra del escucha y su experiencia.

Poppy Crum de Dolby Laboratories cree que la apreciación musical consiste en 1) exposición, 2) iteración y 3) intención. En pocas palabras, se trata de tener la voluntad de escuchar música, no simplemente escucharla vagamente en shuffle. Un argumento en contra podría ser que la vida moderna no permite sentarse y escuchar un 78 rpm sin ser distraídos por constantes notificaciones de nuestros teléfonos celulares... Y eso es precisamente parte del problema.

Según información de Spotify, existe sólo 50% de probabilidades de que terminemos de escuchar una canción cualquiera. Y en el caso de que terminemos de escucharla, difícilmente regresaremos a ella (iteración). Es este retorno lo que crea la relación personal con la música, así como las conexiones y asociaciones emocionales a través de las cuales una canción termina siendo significativa. Rara vez una canción se vuelve importante en la vida de alguien sólo por escucharla una vez.

En cuanto al aspecto técnico, la compresión dinámica hace que la música grabada en nuestros días sea más ruidosa y atractiva, pero también más cansada. Bob Ludwig, ingeniero de grabación, cree que esta es una de las razones por las que la gente no escucha los discos como antes. "Luego de escuchar todo un álbum de esta música altamente comprimida, tus oídos están cansados. Puedes haber disfrutado la música, pero no te dan ganas de volver y escucharla otra vez".

Una investigación de la DTS parecen probar que existe una correlación entre calidad (de grabación) musical y respuesta emocional. Se dividió un grupo de escuchas en dos: una parte miró un video acompañado de sonido estéreo con calidad de 96 kbps (el audio estándar de Spotify), y otro vio el mismo video en formato 256 kbps. La respuesta cerebral del segundo grupo fue 14% más poderosa en las pruebas de creación de memoria y 66% más alta en la respuesta del placer que en el primer grupo. Algunos vinilos pueden escucharse a 1,000 kbps, lo que puede darnos una idea general de lo que está en juego: 96 vs. 1,000. 

La suprema disponibilidad de música en internet es un progreso maravilloso en la historia de la humanidad, pero debemos considerar que tal vez nuestros oídos no están educados ni exentos de la sobresaturación que implica estar expuestos a estas cantidades ingentes de información. Escuchar música en nuestros días, escucharla en serio (no en unos audífonos baratos tratando de ignorar a la gente a tu alrededor) probablemente tiene que ver más con la música en vivo, los conciertos y la ejecución presencial que con la música grabada en esa calidad minúscula.

¿Cómo y dónde escuchas música? ¿Crees que la tecnología impacta nuestra manera de escuchar? Cuéntanos qué piensas en los comentarios.