*

X

Satanismo Disney, ¿otra forma de fanatismo religioso? (VIDEO)

Por: pijamasurf - 03/30/2015

¿El que busca encuentra, o se trata de una peligrosa conspiración Illuminati que utiliza dibujos animados para pudrir a las jóvenes mentes del mundo?

Esta teoría de conspiración revive casi estacionalmente: ¿cuál es el vínculo satánico/nazi/Illuminati de Disney?

Como si se tratara de una narrativa secreta, existen fanáticos cristianos obsesionados en encontrar el número de la Bestia y referencias apocalípticas en todas las películas de Disney, además de denunciar travestismo, bestialidad y necrofilia sistemáticamente.

Ellos dicen: "¡Deberían leer la Biblia!", pero, ¿no son esos fanáticos los que deberían leer algunos otros libros además de la Biblia?

Las "desconcertantes" etiquetas pseudosatánicas de los dibujos animados solamente activan el inconsciente infantil de los fanáticos religiosos, quienes no dejan de ver signos y señales por todas partes. La esquizofrenia paranoide inducida por vía religiosa está documentada en la literatura psiquiátrica.

Esta no es propiamente una defensa de Disney: sus peligros son otros, y mucho más reales que atraer a los niños al Infierno. 

¿Cuáles son dichos peligros? Alentar el consumo desmedido y las narrativas victimizantes. 

Los cuentos infantiles están presentes en todas las culturas y mitologías y su trasfondo puede comprenderse como el camino del héroe que sale de su zona de confort para arriesgarse a los peligros del mundo, sólo para completar el periplo regresando a su lugar de origen para compartir su aprendizaje.

Los gringos están obsesionados con la xenofobia, incluso con la producida por ellos mismos. Piénsenlo por un momento: una "cultura" que no ha hecho sino documentarse a sí misma desde hace 200 años y que se ha hecho millonaria administrando el entretenimiento mundial sólo tiene el horizonte del fanatismo religioso como forma de entretenimiento.

Incluso en Estados Unidos, el satanismo ha demostrado ser mucho más tolerante que sectas cristianas "oficiales" como el Ku Klux Klan, ¿pues qué es el satanismo sino una secta más del cristianismo? ¿Y no afirma Harold Bloom que el delirio estadounidense por excelencia --de índole claramente paranoica-- es la persuasión de que Dios conoce y ama a cada feligrés de manera individual y personal?

Te podría interesar:

Esto es lo que le sucede a tu cerebro cuando checas tu teléfono antes de dormir

Por: pijamasurf - 03/30/2015

Dan Siegel, doctor en psiquiatría, nos explica a detalle los efectos negativos de mirar una pantalla justo antes de dormir

phone-before-sleep

Este es uno de los problemas reales que enfrentamos todas las noches en nuestra era digital: deambular por las aplicaciones del teléfono antes de quedarnos dormidos. Se ha convertido en un problema que es un círculo vicioso porque la pantalla nos quita el sueño y el insomnio nos justifica ver la pantalla.

En este video el doctor Dan Siegel, profesor clínico de psiquiatría en UCLA, nos despliega los efectos negativos de ver la pantalla del celular por las noches antes de dormir.

“Estamos exponiendo a nuestros ojos a una lluvia de fotones que básicamente le dicen al cerebro ‘mantente despierto, aún no es hora de dormir’, dice Siegel. La luz de la pantalla le dice a tu cerebro que no secrete melatonina, y entonces te quedas despierto hasta la madrugada checando tus mails o viendo Instagram y acabas durmiendo muy poco.

“Ahora sabemos que lo que el sueño hace es permitir que las neuronas descansen, pero además, permite que las células de alrededor limpien las toxinas que producen las neuronas”, comenta el doctor. “Si no duermes de 7 a 9 horas por noche; si sólo duermes 5, las toxinas se quedan allí. Eso le sucede a más del 95% de las personas (aunque hay una élite que es genéticamente distinta y no necesita dormir tanto para que todo esto suceda). Pero la vasta mayoría de nosotros necesitamos de 7 a 9 horas de sueño. Todos los días”.

Dormir menos de 7 horas significa tener toxinas en el cerebro. Esto hace que la atención se disperse, la memoria falle, la habilidad para resolver problemas se vea amenazada, o inclusive que la insulina, que nos ayuda a regular el metabolismo, esté de cabeza y ganemos más peso de lo común con cualquier cosa que comamos. Y por si eso no fuera suficiente, es de hecho tóxico para las conexiones de las células.

Así que debemos priorizar el sueño. Apagar las pantallas al menos 1 hora antes de meternos a la cama, antes de que todos nuestros ciclos cronobiológicos se arruinen.