*

X

Nuevo estudio advierte que la conciencia es omnipresente en nuestro cerebro

Por: pijamasurf - 03/23/2015

Un estudio reciente comprueba propiedades únicas que denota el proceso de hacer algo consciente en nuestro cerebro

Screen Shot 2015-03-23 at 12.40.23 AM

Por lo menos desde el siglo XVII, la ciencia ha perseguido la respuesta a una interrogante que al menos parece esencialmente elusiva: ¿qué es la conciencia? Y a pesar de decenas de intentos por asir esta pregunta y contestarla, si somos objetivos, o mejor dicho categóricos, parece que esto aún no se ha conseguido. 

Pero si bien debemos ejercer la humildad existencial y aceptar que, por lo menos en un plano racional, no somos del todo capaces de definir con precisión qué es la conciencia, tampoco podemos negar que poco a poco la ciencia parece profundizar en su arrojo y su acercamiento a este fenómeno es cada vez más claro.

Entre los numerosos logros que recién se han conseguido en pro de entenderla, se acaba de publicar en el diario científico Proceedings of the National Academy of Sciences una investigación de la Universidad de Vanderbilt que advierte que a diferencia de cualquier otra función cerebral, la conciencia es una cualidad que no se ubica en región específica alguna de nuestro cerebro, sino que se activa de manera "omnipresente". 

Descubrieron que no existe un área o un circuito de regiones en el cerebro particularmente activo durante el proceso de conciencia; todo el cerebro pareció intensificar su conectividad durante este acto. 

Como bien señala Orion Jones en su artículo para Big Think, estudios anteriores han demostrado que diversas regiones del cerebro modulan distintos componentes de la conciencia, por ejemplo el lenguaje, la atención o el autocontrol. Sin embargo, ninguna de estas cualidades es suficiente, por sí sola y ni siquiera sumadas, para comprehender integralmente lo que ocurre al momento de ejercer la conciencia. Algo así como "el todo es más que la suma de sus partes", y ese todo parece por momentos inabarcable para nuestro entendimiento ya que es a partir de la misma conciencia que tenemos que explicarlo –lo cual implica un confuso proceso autorreferencial.

En todo caso quedó comprobado, o al menos así lo sugiere este estudio, que la conciencia no es un fenómeno que puede simplemente ubicarse dentro de una porción de nuestro cerebro como ocurre con el resto de actividades. Esto parece insinuar la posibilidad de que la conciencia sea algo que está más allá del tradicional "tabulador" que utilizamos para entender la mente humana y en especial el funcionamiento de nuestro cerebro. Es decir, esta reciente investigación refuerza la posibilidad de que la ruta para llegar a un pleno entendimiento de qué es la conciencia sea una muy distinta a la que usualmente seguimos.

Y aquí aprovechamos para recordarles un artículo publicado anteriormente aquí, que se titula: "¿Qué es la conciencia y por qué tal vez esta pregunta sea imposible de responder?".

 

Te podría interesar:

Así se ven las (bien parecidas) bacterias que viven en tu sangre cuando tienen sexo

Por: pijamasurf - 03/23/2015

Marcus DeSieno hace retratos al estilo victoriano de nuestras bacterias copulando

El fotógrafo Marcus DeSieno (el mismo que cultivó bacterias en su cajuela y lo convirtió en fotografías de galaxias) hace algo así como retratos victorianos de parásitos teniendo sexo. Sus especies parecen posar para la fotografía como lo harían los personajes del lejano oriente, sólo que en realidad se trata de parásitos que acechan a los humanos y viven en su sangre: Schistosoma.

Tomo las imágenes con un escáner-microscopio de electrones, luego tomo la imagen digital y la convierto en un negativo digital para el cuarto oscuro. Ahí es donde la expongo en una pequeña placa de ferrotipo. La mezcla de tecnología de imagen contemporánea y procesos fotográficos anticuados hablan de una historia más larga de la fotografía y de su evolución como herramienta, ver lo invisible y no-visto en relación a la ciencia.

.

Hirudo medicinalis

c8rchmamraq6l73yfbz9

..

Pediculus humanus capitis

gdjjqurszo26hpjnbgxj.

Pulex irritans

uufc7tnontgzridfarn1.

Schistosoma mansoni

wk4am7a8mxkfq1a9qyn6.

Taenia solium

qmmhprds4cjtmux6tm8e.

Ascaris lumbricoides

byjom0meyxlhuyjaq9vm.

Ascaris lumbricoides

Ascaris lubricoides.

Baylisascaris procyonis

mtubok3epyk3b5jxfpyw.

Cimex lectularius

vpmzfiutb6fpcrnigu4t.

Dermacentor andersoni

 aze6apafd8iss9vmacql

 

Dermatobia hominis

qnqgvwfmmcvs8fzj2mtt.

 

Diphyllobothrium latum

zc0z3xn3bgw4tbgqsyme.

Fasciola hepática

uknp3decytjsllgxn71p.

Ixodes scapularis

t2klmgpuxpuytsbbf8y6

Dermacentor andersoni

lfr1pccj2g5fcp0ncb3l