*

X

La Gente de los Renos: fotos de la alianza entre una tribu chamánica mongola y los renos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 03/30/2015

El maravilloso mundo de los dukha, una tribu mongola que ha domesticado a los renos y vive con ellos en las montañas

reindeer-people-hamid-sardar-afkhami-1

Los dukha son una tribu nómada del norte de Mongolia que tiene una especial relación con los renos, casi podríamos decir una simbiosis. Estas fotografías logradas por el académico Hamid Sardar-Afkhami muestran la vida de esta tribu chamánica que conserva una relación mágica con los animales, a los que consideran sus vitales aliados. Los dukha han domesticado a los renos y los usan como animales de carga y transporte en las regiones inhóspitas por las que se aventuran cotidianamente. Asimismo, obtienen leche y utilizan su piel para fabricar abrigos.

Actualmente se estima que sólo quedan entre 200 y 400 miembros de esta tribu. Lamentablemente, se han visto también sacudidos por la globalización y su principal forma de ingreso son los turistas que buscan paseos en reno. Esperemos que no desaparezca esta tribu y su hermosa tradición de vivir con estos animales.

reindeer-people-hamid-sardar-afkhami-67

Vestiduras mágicas de colores en la montaña, y los tambores rituales

 

reindeer-people-hamid-sardar-afkhami-66

Los renos han sido amansados de tal forma que son especialmente buenos con los niños

 

reindeer-people-hamid-sardar-afkhami-8

La belleza no sólo de los animales sino de increíbles paisajes en las alturas

 

Te podría interesar:

Científicos descubren hábitat extremo en las Cataratas de Sangre de la Antártida

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 03/30/2015

Los torrentes salinos subterráneos que nutren las Cataratas de Sangre de la Antártida conectan un inesperado ecosistema que sobrevive en las condiciones más adversas

bf

En la Antártida existe un lugar que hace honor a la fama legendaria del continente: las llamadas Cataratas de Sangre. Se trata de una caída de agua en donde la salinidad del líquido se combina con un nivel elevado de hierro del terreno y, finalmente, con el oxígeno del aire, lo cual resulta en un torrente rojizo que a la distancia semeja una herida sangrante.

Recientemente el sitio fue objeto de una investigación realizada por científicos de la Universidad de Tennessee, quienes analizaron los flujos subterráneos de agua salada que nutren las cataratas y notaron que existe una conexión entre estas y lagos cercanos que desde la superficie parecen separados entre sí. Según estas observaciones, realizadas con un helicóptero equipado con un sensor especial, hay afluentes que van desde la costa hasta 12km de profundidad y, en el caso del agua que fluye bajo el glaciar Taylor, hasta con 5km de profundidad.

Esto, sin embargo, no es sólo una curiosidad hidrológica. Los investigadores descubrieron que dichos flujos subterráneos son también la conexión de un ecosistema que sobrevive en condiciones que podrían creerse adversas, en especial la elevada salinidad del agua y una temperatura de -15°C, lo cual no obsta para que en pequeñas oquedades existan colonias de microbios que tienen ahí su hábitat.

La investigación es útil no sólo para entender la evolución de la vida en la Tierra sino incluso en otros planetas, pues las condiciones mencionadas podrían equipararse a las de la superficie de Marte o las lunas de Júpiter, en donde alguna vez hubo agua.