*

X

Fotos del eclipse solar del 20 de marzo desde distintas partes del mundo

Por: pijamasurf - 03/20/2015

La belleza cósmica del eclipse visto en su totalidad desde la isla de Svalbard y, parcialmente, desde distintos puntos en Europa

total-solar-eclipse-2015-svalbard-totality

Millones de personas presenciaron un eclipse parcial de Sol en Europa, Medio Oriente y el norte de África hoy por la madrugada. Otros pocos pudieron ver un eclipse total desde las Islas Faroe y la Isla de Svalbard en el Atlántico Norte. Un embeleso colectivo sirvió como preparación para dar a luz a la primavera --el drama cósmico del Sol que es devorado y renace, siendo hoy también el equinoccio vernal en el hemisferio norte.

 

solar-eclipse_8

Este será el último eclipse de Sol que podrán ver los habitantes de Europa en más de 10 años. Habitantes de América y Asia podrán presenciar un eclipse de Luna el próximo 4 de abril.

total-solar-eclipse-svalberg-march-2015

En Svalbard, una isla Noruega se pudo apreciar la corona solar que se observa cuando la totalidad del astro es cubierto por la Luna, en lo que los antiguos veían la devoración del Sol provocada por un dragón o un demonio.

 

solar-eclipse_18

 solar-eclipse_22

solar-eclipse_20

Te podría interesar:

Cholitas aéreas: la rama fashion de la lucha libre boliviana (FOTOS)

Por: pijamasurf - 03/20/2015

Las Cholitas comenzaron a organizar y protagonizar batallas de lucha libre --siguiendo un modelo mexicano de espectáculo y deporte-- en 2011

Es una calurosa tarde en las calles de El Alto, una pequeña y pobre ciudad de Bolivia. Unas cuantas decenas de locales y un puñado de turistas se dan cita afuera de la arena donde las Cholitas, un grupo de luchadoras vestidas con trajes tradicionales bolivianos, se batirán en una épica lucha, al igual que cada domingo.

Las Cholitas comenzaron a organizar y protagonizar batallas de lucha libre --siguiendo un modelo mexicano de espectáculo y deporte-- en 2011. Al principio tenían promotores, pero sospechaban que estaban siendo estafadas. 

A partir de entonces se organizaron en una suerte de cooperativa que administra recursos, hace publicidad y entrena a las nuevas reclutas, para cubrir una demanda que poco a poco se extiende rumbo a otras ciudades de Bolivia. El fotorreportero Eduardo Leal las siguió en 2014 para documentar sus coloridos lances.