*

X

Crean gotas para los ojos que habilitan visión nocturna

Por: pijamasurf - 03/31/2015

Utilizando una molécula natural propia de los peces que viven en las profundidades marinas, un grupo de peculiares científicos habilitó visión nocturna en un voluntario

AN10112144Mandatory Credit

Una extraña organización independiente dedicada a la "ciencia ciudadana", Q, ha creado un extraño producto que seguramente amará todo aquel que fantasee con los superhéroes. Se trata de unas simples gotas para los ojos pero que, una vez colocadas, habilitan visión nocturna. 

Ello a partir de la hipótesis de que la clorina e6, una molécula natural que contienen los peces de agua profunda, se podría usar para habilitar la vista en ambientes oscuros. Si bien esta sustancia se ha utilizado vía intravenosa para tratamientos de cáncer, jamás se habían probado hasta ahora sus bondades como facilitador de visión nocturna. 

Un médico voluntario integrante de este peculiar laboratorio, se ofreció para que sus ojos fuesen humectados con 50ml de Ce6. Tras 1 hora de haberle aplicado la molécula, Gabriel Licina reportó haber visto con relativa claridad, en plena oscuridad, hasta a una distancia de 50m. El efecto duró unas horas y, para el día siguiente, la vista del voluntario había vuelto completamente a la normalidad. 

El experimento a detalle puede ser consultado aquí.

 

Te podría interesar:

Wounderland, el cuento de hadas post mortem inspirado en taxidermia victoriana

Por: pijamasurf - 03/31/2015

Esta espectacular serie pictórica muestra a la época victoriana como un periodo de banalidad y surrealismo mortífero

La taxidermia ha sido una técnica utilizada durante siglos para crear efigies antropomórficas reales y surreales. El arte y ciencia de montar piel, plumas o escamas de animales muertos sobre un molde ha sido utilizado por figuras importantes como Charles Darwin, quien lo aprovechó para completar sus observaciones descritas en su famoso diario del Viaje del Beagle. Sin embargo, fue la época victoriana la que engendró una tendencia meramente caprichosa de esta técnica. Los taxidermistas de aquellos años empleaban los cadáveres fáunicos ya no como objeto de estudio sino como accesorio lujoso. La época victoriana --donde era bastante común mirar sombreros con aves montadas bajo el proceso de taxidermia, fue quizás pionera en propagar la explotación e importación de pieles y plumas preciosas como apéndice de la moda entonces.

Un segundo propósito, y uno quizás más surrealista, que dominó aquella época tétrica fue el montaje de animales antropomorfos realizando alguna actividad humana. Los retratos del taxidermista Walter Potter fueron algunos de los más preponderantes, simbolizando una especie de critica a la banalidad victoriana. Sus figuras algunas veces llegaban a mixear extremidades de varios animales que terminaban por engendrar una nueva esfinge fantástica que no precisamente resultaba bella.  

Potter fue la máxima inspiración de Mothmeister, una pareja de holandeses que crearon esta espectacular serie pictórica en la que se muestran extraños seres surrealistas utilizando atuendos victorianos. Cada uno sostiene animales conservados bajo el proceso de taxidermia: un búho, una cabra, un mono, una cebra y hasta un canguro, la mayoría de ellos disfrazados también como lúgubres victorianos. El cuento de hadas post mortem de nombre Wounderland, intenta retratar “criaturas anónimas horribles” como una reacción contra el exhibicionismo dominante de las normas modernas de la cultura selfie, así como criticar los estándares de belleza comercializados por los medios de comunicación. El resultado: la muerte en folclórica exhibición.