*

X

Cholitas aéreas: la rama fashion de la lucha libre boliviana (FOTOS)

Por: pijamasurf - 03/22/2015

Las Cholitas comenzaron a organizar y protagonizar batallas de lucha libre --siguiendo un modelo mexicano de espectáculo y deporte-- en 2011

Es una calurosa tarde en las calles de El Alto, una pequeña y pobre ciudad de Bolivia. Unas cuantas decenas de locales y un puñado de turistas se dan cita afuera de la arena donde las Cholitas, un grupo de luchadoras vestidas con trajes tradicionales bolivianos, se batirán en una épica lucha, al igual que cada domingo.

Las Cholitas comenzaron a organizar y protagonizar batallas de lucha libre --siguiendo un modelo mexicano de espectáculo y deporte-- en 2011. Al principio tenían promotores, pero sospechaban que estaban siendo estafadas. 

A partir de entonces se organizaron en una suerte de cooperativa que administra recursos, hace publicidad y entrena a las nuevas reclutas, para cubrir una demanda que poco a poco se extiende rumbo a otras ciudades de Bolivia. El fotorreportero Eduardo Leal las siguió en 2014 para documentar sus coloridos lances.

Muk-bang: jóvenes en Corea se graban comiendo en exceso y se vuelven estrellas virales (VIDEO)

Por: pijamasurf - 03/22/2015

Nuestra época es rica en excentricidades, una de las cuales ocurre en Corea del Sur, en donde jóvenes se graban mientras engullen un banquete para que después estos videos sean reproducidos por gente en cualquier parte del mundo que come a solas

En una entrevista para la televisión chilena, el recientemente fallecido Pedro Lemebel dice que “comer solo es como comerse a sí mismo” y que “no hay nada más terrible que la sopa para uno”. La comida, en efecto, tiene un fuerte componente social, afectivo, pero paradójicamente en nuestro tiempo es más o menos común comer en soledad.

Desde hace un par de años, en Corea del Sur existe una práctica excéntrica que en cierta forma lleva a otro punto ese comer solo. Si supuestamente nuestra época es la de la conectividad global y la de los recursos para siempre poder estar en contacto con otro, ¿entonces por qué alguien tendría que comer solo?

En parte así fue como nació el fenómeno del “muk-bang”, un término que podría tener su equivalente en la expresión anglosajona “food porn” y que es una especie de exhibicionismo gastronómico.

De pronto, un día hubo jóvenes que empezaron a transmitir en línea el largo momento en que engullían tremendos banquetes de comida coreana tradicional. Y lo que quizá pueda ser aún más inaudito, hubo cientos y después miles de personas que siguieron dichas transmisiones o que después miraban la grabación mientras ellas mismas comían también solas.

Como ya es usual con otros fenómenos virales, algunos protagonistas de estos videos se convirtieron en celebridades e hicieron de su extravagancia su forma de vida. Una de ellas llegó a ganar hasta 9 mil dólares mensuales por las donaciones que hacían sus fans, si bien poco tiempo después tuvo que apartarse de la vida del “muk-bang” por las consecuencias a su salud que esto implicaba.

Un fenómeno interesante, sin duda, que en cierto modo condensa algunas de las cualidades menos honrosas de nuestra época.

*Los subtítulos del video se activan automáticamente.