*

X

7 formas extrañas de morir mientras se busca la inmortalidad

Por: pijamasurf - 03/20/2015

Una lista de excéntricos personajes que murieron con la esperanza de despertar en un futuro distante, o bien, al intentar preservar su evanescente juventud y belleza

La vida eterna es una obsesión de todas las culturas, y una respuesta frente al miedo a la muerte, pero algunos investigadores, santos, científicos, charlatanes o locos van un paso más allá y apresuran aquello mismo que desean retrasar.

Estos son algunos de los más fascinantes casos y prácticas que, buscando la vida futura, se pierden esta:

 shinnyokai-shonin

1. Monjes automomificados

Al igual que sus contrapartes egipcios, algunos practicantes del budismo Shingon creen que el cuerpo puede entrar en un estado imperecedero, de animación suspendida, para volver a la vida después de un gran lapso de tiempo. Pero a diferencia de los faraones, los monjes deben entrar en ese estado de impermanencia cuando aún están con vida.

El proceso consiste en dejar de alimentarse paulatinamente (algo que sin duda no debe ser placentero), beber una sustancia resinosa y entrar voluntariamente en una tumba. El monje así dispuesto no es tratado como un cadáver por el resto: se cree que se encuentra en un estado de profunda meditación y que regresará en billones de años, con el cuerpo intacto, cuando la humanidad lo requiera.

 

2. El bolchevique vampiro

Alexander Bogdanov jugó un importante rol en el partido bolchevique ruso hasta que Lenin lo expulsó; se le considera un genio y precursor del análisis de sistemas, además de un consumado artista, fundador del movimiento Proletkult. También compartía la antigua creencia de que las transfusiones de sangre pueden ayudar a mejorar la salud, y murió tratando de probarlo.

Bogdanov se sometió a numerosas transfusiones de sangre, luego de las cuales se sentía rejuvenecido. Por desgracia, tuvo la mala fortuna de recibir sangre contaminada por malaria y falleció poco después.

 

3. El caso de los emperadores chinos envenenados

La herbolaria china es una de las más famosas y diversas del mundo. Sin embargo, no ha sido capaz de garantizar la inmortalidad de su clase política/divina más importante, los emperadores. Desde tiempos de la dinastía Qin hasta el silo XVI de nuestra era, al menos seis emperadores han fallecido luego de consumir elixires o píldoras milagrosas para buscar la inmortalidad.

El caso del emperador Qin Shi Huang es especialmente notorio: falleció a los 39 años por su afición a consumir mercurio, el cual creía que lo volvería inmortal. Según la leyenda, su tumba está cercada de mercurio, lo que ha complicado los planes de exhumarlo.

 220px-DianedePoitiers

4. Muere joven y deja un cadáver ¿hermoso?

Probablemente la vanidad ha sido la causa de muerte de más personas que… bueno, no sabemos, pero mucha gente ha muerto a causa de su vanidad. Tomemos el caso de Diana de Poitiers, una hermosa viuda miembro de la corte de Enrique II de Francia.

Diana era conocida a lo largo y ancho del reino por su juvenil belleza y encanto, el cual la acompañó hasta los 66 años, edad en que falleció a causa de envenenamiento. ¿De qué? De una poción de éter y oro que le fue recetada para prevenir el envejecimiento.

El maquillaje a base de plomo y arsénico también ha sido la causa de fatales intoxicaciones, sin contar las personas que quedan mutiladas o mueren bajo el bisturí del cirujano plástico.

 

5. La (mortal) piedra filosofal

Alquimistas de todas las nacionalidades han fallecido en la búsqueda de la Piedra Filosofal, que en algunos casos se interpreta como un principio metafísico intangible y otras como un muy concreto extracto para rejuvenecer indefinidamente y tal vez volverse inmortal.

arbol_alquimia

El mercurio aparece nuevamente como ingrediente primordial de muchos preparados, y también figura en las autopsias de muchos alquimistas, como Sir Isaac Newton.

Además de un consumado matemático, astrónomo y hombre de ciencias, Newton era aficionado a la alquimia. Ya entrado en años, Newton mostró signos de envenenamiento por mercurio: temblores, alucinaciones, confusión e insomnio severo. Se dice que una vez incluso cocinó su reloj mientras sostenía en la mano un huevo para tomar el tiempo.

 

6. El elixir de los testículos

Charles-Édouard Brown-Séquard fue un respetado médico y neurólogo, y aunque alcanzó la edad de 76 años, sus últimos tiempos estuvieron llenos de controversia y de una sombra larga sobre su reputación. Brown-Séquard se inyectaba una solución que llegó a conocerse como “elixir Brown-Séquard”, pronunciado a veces con admiración y a veces con sorna, un preparado que sería un suplemento químico de la fuente de la eterna juventud.

Convencido de la importancia de su descubrimiento, y en un gesto francamente generoso, Brown-Séquard regalaba la fórmula a otros científicos. Algunos lo probaron y se sintieron muy bien, otros atribuyeron sus supuestos beneficios al efecto placebo, y otros más se enfermaron gravemente. El ingrediente principal de su elixir eran extractos de los testículos de conejillos de Indias (irónico, ¿no?) y de perros, a los que —tal vez por asociación simpática, un principio muy estudiado en la magia— atribuía poderes rejuvenecedores y viriles. El problema fue que un famoso jugador de baseball y entusiasta de las drogas de rendimiento, Pud Galvin, falleció a los 45 años de “catarro de estómago” luego de tomar el elixir Brown-Séquard. Galvin afirmaba que la poción lo hacía jugar mejor; pero a pesar de todo, Brown-Séquard desapareció poco después (algunos dicen que fue asesinado por los amigos o familiares de sus víctimas).

Crioge17

7. El frío abrazo de la criogenia

La “momificación en frío” de los modernos procedimientos criogénicos ha desatado las esperanzas de muchos y la angustia de otros tantos (mientras enriquece el bolsillo de quienes desarrollan tales procedimientos). Nuestro siglo ha visto ya varios casos donde personas que quieren someterse en vida a tratamientos de preservación criogénica entablan pleitos legales sobre su propio cuerpo (como el caso Donaldson v. Van de Kamp, donde Thomas Donaldson trató de probar que tenía el derecho constitucional de suspenderse criogénicamente en estado “premortem”, p. ej., congelarse vivo).

La empersa Alcor Life Extension Foundation ha descrito en su sitio web el caso de una persona que se dio un tiro luego de dejar detalladas instrucciones para ser “criopreservado”, con la esperanza de ser revivido en el futuro. Desde la perspectiva de Alcor, lo que el hombre hizo fue reducir sus probabilidades de ser revivido. Cabe destacar que, pese a su impaciencia absoluta, su cuerpo fue sometido a criogenia.

 Con información de io9

 

Te podría interesar:

Si estás en contra de las drogas, debes apoyar más que nunca la legalización de la cannabis

Por: pijamasurf - 03/20/2015

La legalización gradual y programada no sólo compromete los ingresos del crimen organizado sino que permite que ese dinero pase del narco hacia el Estado

marihuana-eu-getty

En una reciente entrevista con Vice el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se refirió a uno de los asuntos más urgentes para los jóvenes occidentales, la legalización del consumo de cannabis y su paulatina descriminalización. Como buen político, Obama abordó el tema afirmando que "legalizar no implica fomentar" el consumo, además de considerar un cambio de paradigma judicial donde las comunidades vulnerables (especialmente las de color) no enfrenten penas de prisión tan largas (y costosas para el Estado) por crímenes relativamente menores, como el hecho de fumarse un porro.

Y es que la gradual legalización del consumo de cannabis en más y más estados de la Unión Americana es un ejemplo invaluable para el resto de las jurisdicciones acerca de los retos potenciales y de los patentes beneficios: desde 2011 hasta 2014, el tráfico de marihuana se redujo 24%.

Expertos en narcotráfico como Roberto Saviano y Edgardo Buscaglia ven en estas cifras una prueba contundente de que la legalización en Colorado y Washington está rindiendo frutos, y no sólo en términos de una reducción de la violencia y los arrestos como resultado del decomiso de marihuana ilegal: la recaudación fiscal por concepto de venta de cannabis alcanzó una cifra histórica de más de 800 millones de dólares, de los cuales el gobierno de Colorado probablemente deba devolver algo a la comunidad.

En palabras de Obama, "es posible que veamos progresos por el lado de la descriminalización", pero depende de que "suficientes estados" adopten la medida. "Sólo entonces el Congreso podría reclasificar la marihuana". A principios de este mes, tres senadores estadounidenses introdujeron una propuesta de ley para reclasificar la marihuana de droga Tipo I (alto potencial de abuso sin valor médico) a Tipo II (bajo potencial de abuso y beneficios médicos reconocidos).

Hasta el momento 19 estados de EE.UU. han descriminalizado la posesión de pequeñas cantidades de marihuana para uso personal, 23 para fines médicos y cuatro estados han legalizado su uso recreativo. Como en el caso de Uruguay (donde hay mucho que se puede aprender, incluso antes de que la marihuana sea de libre acceso), la disponibilidad de la sustancia no implica una permisividad mayor del gobierno; algunos críticos piensan que de hecho el gobierno está demasiado involucrado, al grado de vigilar y llevar un registro puntual de los consumidores.

Roberto Saviano ha escrito que "después de tantos debates ideológicos se tiene la prueba de que la legalización es un instrumento real de respuesta contra el narco-capitalismo. En Colorado y en Washington existen distintas restricciones: la marihuana puede comprarse si se es mayor de 21 años, se puede tener posesión de hasta poco más de 28g, está prohibido consumirla públicamente (como el alcohol) y está prohibido conducir bajo sus efectos (suspensión de registro por 1 año y detención si se reincide)". Se espera que California adopte la legalización de la cannabis en 2016, con lo que, según los expertos, otras jurisdicciones de EE.UU. adoptarían la medida.

La descriminalización de la cannabis no es sólo una cuestión moral, sino una respuesta social a un problema fundamentalmente económico: la oferta y demanda, que en su conjunto es mucho menos dañina que el alcohol o el tabaco (pensando en gastos médicos cubiertos por el Estado por concepto de accidentes o tratamientos de rehabilitación), y que incluso tiene un potencial médico que vale la pena desarrollar.

¿A quién conviene la prohibición?

La existencia de un mercado ilegal conviene no sólo al crimen organizado sino a las autoridades que administran elevados presupuestos de seguridad, prevención y proceso judicial a causa de los delitos asociados con el narcotráfico. En un mundo feliz donde la corrupción a todos los niveles no impulsara leyes absurdas que infantilizan a la población, un argumento racional por parte de los antilegacionistas sería el aumento del mercado de consumidores (como dice Obama, "fomento del consumo"), los accidentes viales o el aumento de la criminalidad.

En la experiencia real de la legalización en EE.UU., la experiencia ha mostrado lo contrario. En Denver la tasa de delitos incluso ha bajado 4%. Colorado solía emplear unos 40 millones de dólares anuales combatiendo el narcotráfico y procesando traficantes, y desde la legalización del consumo su recaudación fiscal alcanzará un tope histórico de 175 millones de dólares, de los cuales reembolsaría hasta 30 millones en excedentes fiscales. Como dice Saviano, "el dinero que terminaba en el bolsillo de los narcos mexicanos y de los bancos cómplices, ahora está a disposición del Estado. Esos ingresos fiscales convencieron a otros estados a iniciar el proceso de la legalización: Alaska, Oregón, Florida y Washington D. C. están por decidir".

maria

Por si fuera poco, la legalización en EE.UU. es benéfica para México porque detiene el flujo de "capital criminal" que vuelve al país en forma de armas y corrupción: las remesas no son lo único que alimenta el sistema financiero mexicano sino que el dinero de la venta de drogas regresa a México para corromper autoridades y políticos, además de para mantener el flujo de cannabis a todo lo largo de la cadena productiva. Enfrentar el narcotráfico desde una perspectiva económica y no moral --es decir, en una lógica francamente neoliberal, como se abordan tantas otras cosas en este país-- cortaría de tajo los debates ideológicos acerca de un mercado que existe y seguirá existiendo a pesar de tales debates.

Lo que se legaliza no son las plantas, sino el mercado que existe y opera de cualquier forma. La diferencia está en el costo social que los Estados siguen pagando a costa de los ciudadanos cada año: sólo en EE.UU., se encuentra 25% de la población presidiaria del mundo, compuesta en su mayoría por delitos asociados a las drogas y de poblaciones negra y latina primordialmente. El componente racial de la guerra contra el narcotráfico ha sido abordado por Noam Chomsky en diferentes ocasiones. Se trata de una cuestión estadística: Latinoamérica no sólo exporta mano de obra barata a EE.UU. a cambio de flacos beneficios económicos, sino que alimenta la máquina judicial que sigue criminalizando la pobreza y la diferencia racial.

Obama cree que los jóvenes deberían interesarse en otros problemas además de la cannabis, "como la economía, el cambio climático, el empleo, la guerra y la paz"; pero si los jóvenes en EE.UU. y Latinoamérica no impulsamos una agenda de legalización, heredaremos no sólo los prejuicios morales de las legislaciones precedentes sino también el círculo vicioso del mercado negro y sus atroces consecuencias sociales y económicas. En palabras de Saviano, el prohibicionismo es el mayor aliado de los capos y los narcos, por lo que "es el momento de promover la legalización como batalla de legalidad y combate contra la economía criminal, y sacarlo del debate moral, aunque este también sea necesario. Precisamente quien está contra todo tipo de droga debe apoyar la legalización".