*

X

11 maravillas naturales destruidas por (los humanos y) el calentamiento global (FOTOS)

Por: Javier Raya - 03/27/2015

El planeta está cambiando

Se suele decir que la acción humana sobre el planeta ha provocado la extinción de especies y la erosión de muchas zonas naturales... lo cual sin duda es cierto. Pero lo que suele dejarse de lado es el hecho de que, como todo ser vivo, el planeta también está cambiando. 

La naturaleza ha sido vista desde la religión y la ciencia como una encarnación de algún tipo de orden, divino o biológico, el cual debe ser preservado de la acción humana; pero esto sólo pone de manifiesto el gran crédito que la humanidad se da a sí misma en su papel de destructor/conservador de un hipotético "equilibrio".

Bien mirada, la historia del planeta ha sido de grandes cambios y catástrofes cíclicas seguidos de algunos millones de años de estabilidad. Es en uno de esos períodos de estabilidad (un período breve e irrelevante en términos geológicos) donde la vida y la cultura humana han florecido. 

Es probable que el exceso de emisión de gases producto de la combustión y el deterioro medioambiental producido por la acción humana hayan contribuido a desgastar muchas zonas del planeta... Pero la impunidad de nuestras acciones no será total. El ser humano es una maravilla y una anomalía de la evolución, pero no puede erradicar por sí mismo la vida.

La vida (esa es la enseñanza secreta de Jurassic Park, ese auto de fe evolutivo) siempre se abre camino.

 

Te podría interesar:

Satanismo Disney, ¿otra forma de fanatismo religioso? (VIDEO)

Por: pijamasurf - 03/27/2015

¿El que busca encuentra, o se trata de una peligrosa conspiración Illuminati que utiliza dibujos animados para pudrir a las jóvenes mentes del mundo?

Esta teoría de conspiración revive casi estacionalmente: ¿cuál es el vínculo satánico/nazi/Illuminati de Disney?

Como si se tratara de una narrativa secreta, existen fanáticos cristianos obsesionados en encontrar el número de la Bestia y referencias apocalípticas en todas las películas de Disney, además de denunciar travestismo, bestialidad y necrofilia sistemáticamente.

Ellos dicen: "¡Deberían leer la Biblia!", pero, ¿no son esos fanáticos los que deberían leer algunos otros libros además de la Biblia?

Las "desconcertantes" etiquetas pseudosatánicas de los dibujos animados solamente activan el inconsciente infantil de los fanáticos religiosos, quienes no dejan de ver signos y señales por todas partes. La esquizofrenia paranoide inducida por vía religiosa está documentada en la literatura psiquiátrica.

Esta no es propiamente una defensa de Disney: sus peligros son otros, y mucho más reales que atraer a los niños al Infierno. 

¿Cuáles son dichos peligros? Alentar el consumo desmedido y las narrativas victimizantes. 

Los cuentos infantiles están presentes en todas las culturas y mitologías y su trasfondo puede comprenderse como el camino del héroe que sale de su zona de confort para arriesgarse a los peligros del mundo, sólo para completar el periplo regresando a su lugar de origen para compartir su aprendizaje.

Los gringos están obsesionados con la xenofobia, incluso con la producida por ellos mismos. Piénsenlo por un momento: una "cultura" que no ha hecho sino documentarse a sí misma desde hace 200 años y que se ha hecho millonaria administrando el entretenimiento mundial sólo tiene el horizonte del fanatismo religioso como forma de entretenimiento.

Incluso en Estados Unidos, el satanismo ha demostrado ser mucho más tolerante que sectas cristianas "oficiales" como el Ku Klux Klan, ¿pues qué es el satanismo sino una secta más del cristianismo? ¿Y no afirma Harold Bloom que el delirio estadounidense por excelencia --de índole claramente paranoica-- es la persuasión de que Dios conoce y ama a cada feligrés de manera individual y personal?