*

X

¿Sabías que en México puedes deshacerte de la propaganda política montada en sitios prohibidos?

Por: Ana Paula de la Torre - 02/05/2015

De lugares como árboles o puentes peatonales puedes sustraer la molesta (e ilegal) publicidad política

basura-electoral-toneladas-plastico-proselitismo_1_1060916En junio de este 2015 se elegirán en México hasta 2 mil 179 cargos entre 500 diputados federales, 993 alcaldes y 10 gobernadores. En este escenario, la cantidad garrafal de dinero que recibieron este año los impopulares partidos políticos para sus tareas ordinarias y sus gastos de campaña fue de 5 mil 356 millones de pesos. 

En México la democracia ha causado un desencanto notable, sobre todo hoy que el país está secuestrado por una partidocracia que no desea abrir su poder a los ciudadanos. En los últimos 30 años, los partidos han aprobado reformas que no han solucionado el problema más arraigado en México, la pobreza (al menos la mitad de la población vive esta condición, y esta es un aderezo muy poderoso de la violencia que sufre el país). 

Así, los ciudadanos no sólo perciben que los partidos políticos no han hecho su trabajo de mejorar las condiciones de vida en general, sino que además se niegan a dar entrada a otros actores (recordemos, por ejemplo, que los nuevos candidatos independientes cuentan sólo con 30 días para reunir miles de firmas, entre otras escabrosas trabas).  

En este coctel de descontento, la mayoría de los partidos inundan las calles de propaganda política que replica sus gastados slogans en lugares ilegales (se documentó, por ejemplo, que en 2012 96% de la propaganda política fue montada en espacios ilegales en el DF), enviando con ello un paradójico mensaje de ilegalidad. 

Sin embargo, tú como ciudadano puedes retirar los anuncios ilegales (únicamente para puestos de elección federal) de los los siguientes sitios. Recuerda: si la propaganda es sustraída de un lugar prohibido, ninguna autoridad puede reprenderte. Si alguien te molesta recuerda que de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE), en su Art. 250 se desprende que puedes quitar la publicidad de los siguientes lugares por ser ilegal (llevar contigo una copia de este artículo puede ser muy útil):

 

Los sitios prohibidos: 

  • Árboles
  • Áreas verdes
  • Semáforos
  • Puentes y bajo puentes
  • Casetas telefónicas
  • Postes de luz y alumbrado
  • Postes de telefonía.
  • Paradas de autotransporte
  • Señalamientos viales
  • Buzones de correo
  • Monumentos históricos
  • Propiedad privada sin permiso

 

¿Dónde sí se puede? 

  • Bienes de uso común propiedad del gobierno (sobre todo bardas y mamparas).
  • Vallas y anuncios espectaculares con premiso en regla
  • Bardas y en general propiedad privada con permiso del dueño.

 

Procura tomar una foto de la publicidad colocada en lugares prohibidos y subirla al Twitter de #QuitaUnAnuncio, así se llevará un registro y se exhibirá a los políticos vía digital.

Aquí otras recomendaciones del activista Jesús Robles Maloof.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.

 
 
Te podría interesar:

Recorre la estremecedora belleza de esta central eléctrica abandonada (FOTOS)

Por: pijamasurf - 02/05/2015

Entre el futurismo y la mitología, esta central de energía ubicada en Bélgica emana un nostálgico esplendor

8501963784_2f0dfadab1_k_1.jpg.CROP.promo-large2

Con el tiempo hemos podido comprobar que la fascinación por la estética abandonada, por esos lugares abandonados a merced de su propio eco, es un fenómeno bastante popular –o al menos lo es entre nuestros lectores. Esos muros corroídos, los rincones asaltados por la hierba, las presencias diluidas en cuerpo más no en sensación, son sólo algunos de los ingredientes que dotan a estos espacios de magnética coquetería.

En el caso de esta planta de energía abandonada que se ubica junto al pueblo de Charleroi, en Bélgica, la cual el genial blog Atlas Obscura se encargó de ubicar, la exuberante estética es más que evidente. Como si se tratara de una especie de arena mitológica que alguna vez alojó, paradójicamente en un futuro cercano, espectáculos masivos que aún no logramos entender del todo, este espacio esencialmente geométrico denota una particular capacidad para despertar flujos imaginarios.

Algo curioso es que la Central Eléctrica IM fue apenas abandonada hace 8 años, tiempo probadamente suficiente para que ese otro tiempo la reclamara como suya, e impregnara en la estructura original un dejo de suntuosa nostalgia. El espacio fue inaugurado en 1921 como una de las mayores plantas de carbón en este país. Un caudal de agua era liberado hacia el interior de su torre de enfriamiento, en donde a base de viento se enfriaba y liberaba columnas de aire caliente. Para finales de los 70 se enviaban 480 mil galones de agua por minuto.

Eventualmente se comprobó que la planta era responsable del 10% del total de emisiones de dióxido de carbono en Bélgica. Y luego de sonadas protestas encabezadas por Greenpeace, la central fue clausurada en 2007. Fue entonces cuando comenzó la invasión del abandono y hoy, a escasos 8 años, el espectáculo es vibrante. 

 

12801898585_c150ccda02_h_1

12773812053_571bf6ac49_k_1

12437223573_349e69ab77_h_1
11456412744_f450543fa5_k_1
8501962810_4014f9c132_k_1