*

X

Lapiztola: arte callejero que expone a un México profundamente lastimado (FOTOS)

Por: PijamaSurf Mexico - 02/10/2015

Con arte urbano y un delicado acercamiento, este colectivo ha plasmado los temas que lastiman a la sociedad mexicana

Desde que en México el narcotráfico se convirtió en una forma de vida común, la manera en que las personas perciben su vida ha cambiado drásticamente. Si antes los grandes capos de las drogas estaban inmersos en narcocorridos y en algunos códigos parecidos a los de las mafias italianas, desde el inicio de la fallida guerra contra el narcotráfico los niveles de violencia se aceleraron a niveles espeluznantes. 

Sobre el anterior, y algunos otros temas como la obstinación de las multinacionales por la incorporación del maíz transgénico o la espera eterna de las madres centroamericanas que buscan a sus hijos perdidos en el tránsito por intentar cruzar a Estados Unidos, ¿cómo influyen estos fenómenos en la sociedad mexicana y su identidad? 

El colectivo Lapiztola (en un evidente juego de palabras que alude a un lápiz-pistola), creado por Rosario Martínez y Roberto Vega, ha llenado las calles de la ciudad de Oaxcaca con esténciles que dibujan los sentimientos de una sociedad en shock.  

Hombres que gritan de desesperación, los tentáculos de un pulpo omninarcotraficante que desciende sobre ellos; un abrazo a una sombra por parte de una madre centroamericana, o un niño triste en su cuarto y una ventana al fondo que dibuja pájaros que sí pueden salir de casa, son parte de las imágenes de este colectivo. 

Los trabajos de Lapiztola han sido exhibidos en ciudades como Londres; se trata de un acervo sensible que detona reflexiones y una ferviente llamada a desacreditar el que la sociedad se acostumbre a una realidad devastadora.

[gallery ids="90574,90575,90576,90577,90578,90579"]

Placas de rayos X muestran las cosas ridículas que la gente introduce en su recto (FOTOS NSFW)

Por: pijamasurf - 02/10/2015

Las prácticas sexuales extremas pueden no terminar bien si no sabes lo que haces. Esa noche intensa donde alguien decidió que era buena idea meterse una mano de mortero en el recto podría terminar en el hospital... y la placa seguramente terminará en internet
[caption id="attachment_90618" align="aligncenter" width="636"]igmqhep7gmrfbxzlucjs Botella de desodorante en aerosol (izquierda)
Berenjena (derecha)[/caption]

Cuando vas al médico, observas a un hombre o mujer con apariencia sumamente profesional: esas batas blancas y todos esos diplomas en las paredes no mienten. Y de hecho, esos héroes anónimos que salvan vidas a diario en las salas de emergencia del mundo entero son grandes profesionales... hasta que se quedan solos. Es entonces cuando se burlan de ti en páginas como Radiopaedia.

Aunque abre con un disclaimer acerca de que las imágenes "de este sitio están dirigidas a profesionales de radiología, contienen contribuciones aportadas por los usuarios y material que puede ser confuso para la audiencia no familiarizada", en realidad es un sitio donde los radiólogos suben las cosas divertidas e improbables que la gente se introduce en el recto.

[caption id="attachment_90619" align="aligncenter" width="636"]mow62mm5ep4nld6faud4 Insecticida (izq.)
Dildo gigante (centro)
Bote de café instantáneo (der.)[/caption]

Y es que el recto humano es fascinante en cuanto a su flexibilidad y su estructura: es increíble la cantidad de aditamentos electrónicos, objetos de uso cotidiano, frutas y verduras pueden caber ahí dentro. El humor médico también aparece en los pies de página; por ejemplo, en esa imagen donde  vemos un desodorante introducido más allá del punto de no retorno, el médico escribió: "Ni siquiera eso puede hacer que huela bien"... and drops the mic.

Tal vez el candor del momento logró que esta naranja entrara, pero para sacarla, la historia es otra. Si no sale naturalmente, el objeto tendrá que ser "lubricado" con un enema, lo cual no será un proceso rápido ni carente de sufrimiento. Eventualmente el objeto saldrá (al parecer la gente se mete demasiadas cosas por el culo, sin que ni siquiera sus parejas lo sepan) y los malos recuerdos se irán borrando... pero las placas vivirán para siempre en el museo rectal de Radiopaedia.org. 

[caption id="attachment_90620" align="aligncenter" width="636"]rtmif6skwch8g8i9lbys Naranja (izq.)
Mano de mortero (centro)
Bola de ligas (der.)[/caption]