*

X
El usuario Giraffedata, una especie de "grammar-nazi", se encuentra en una cruzada por abolir un común error gramatical de las páginas de Wikipedia

_Wikipedia_2165053b

Para algunas personas severamente partidarias de la ortografía y la gramática es un héroe; para la mayoría de las demás personas es pedante y ridículo. El ingeniero en sistemas Bryan Henderson, conocido como Giraffedata por su nombre de editor en Wikipedia, ha corregido desde 2007 cuarenta y siete mil veces la frase "comprised of" de páginas de Wikipedia, dedicándole algunas horas diario a esta labor digna de un moderno Sísifo.

En un ensayo de 6 mil palabras ha explicado por qué el término "comprised of" es tan profusamente mal usado, argumentando que se confunde la palabra "comprised" con la frase "composed of". Increíblemente, argumenta este artículo de The Guardian, las correcciones de Giraffedata parecen estar equivocadas, haciendo de su labor un titánico absurdo. La neurosis no es buena consejera.

Giraffedata es uno de los mil editores más prolíficos de Wikipedia, parte de la policía de la verdad. Incluso ha creado un programa para registrar las páginas que contienen  la frase que tanto le perturba.

Su cruzada gramatical se ha encontrado con algunos enemigos que borran sus correcciones, quizás como mero mindfuck --pero con el argumento plausible de que "comprised of" en realidad es correcto. Seguramente estas correcciones son una fuente de jaqueca perenne para Giraffedata.

Giraffedata considera que su labor es un servicio público y no planea abandonarlo.

Te podría interesar:
Nuestra sociedad está hambrienta de información positiva y emocional con la cual vincularse e identificarse

5-content-tips-to-help-you-go-viral

Un equipo de investigadores realizó recientemente un estudio en múltiples plataformas para encontrar los patrones que se repiten en contenidos virales, que alcanzan de manera exponencial grandes audiencias.

El equipo, que incluyo, científicos sociales, un escritor y un mercadólogo, analizó más de 7 mil artículos del New York Times y de la revista TIME para llegar a una serie de conclusiones. Los resultados no sorprenden mucho, especialmente si uno suele analizar un poco los contenidos que circulan masivamente en las redes sociales. Sin embargo, las conclusiones revelan importantes aspectos psicosociales.

Los autores señalan que existió una mayor probabilidad de que los contenidos fueran compartidos cuando tenían una cierta cualidad emocional, ya sea de enojo o de alegría (emociones que consideran de "activación"). Mientas tanto, artículos que inducían tristeza (una emoción "inactiva") no son compartidos masivamente. La conclusión final indica que entré "más positivos y emocionales" sean los artículos, más se viralizan. Los autores añaden que formular de esta forma contenidos es más importante y más útil que tener a los llamados "influencers" promoviéndolos.

De aquí que podamos inferir que, debido a que las redes sociales hoy en día controlan la mayor parte del tráfico que se dirige hacia sitios de contenido, el contenido positivo o el contenido que nos hace ser percibidos de una manera más positiva cuando lo compartimos es el contenido que lleva las de ganar. En las redes sociales, como muestra el extraordinario documental Generación Like, somos lo que nos gusta, nuestros likes construyen nuestra identidad. Asimismo, es claro que hay una carencia o un deseo por tener experiencias emocionales o experiencias significativas --y nuestras interacciones en las redes sociales son mecanismos vicarios de vivir esas experiencias que antes existían fuera de entornos virtuales.