*

X

¿Dinosaurios en psicodélicos? Estudio sugiere que pudieron haber ingerido alucinógenos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 02/11/2015

Investigación sugiere que el ergot podría haber sido "el LSD del Mesozoico"

amberfossill

El uso accidental o recreativo de sustancias psicoactivas por parte de animales es más común de lo que se piensa, algunas personas incluso han teorizado que los psicodélicos cumplen un rol evolutivo en los animales. Si bien esto ya llama la atención, una nueva investigación sugiere que tal vez los dinosaurios llegaron a consumir un hongo de propiedades psicodélicas, aunque no se sabe si esta sustancia tenía un efecto psicodélico en su sistema nervioso. 

Esta posibilidad es considerada por el doctor Gregory Poinar Jr., paleontólogo de la Universidad de Oregon State, líder de una investigación que descubrió un fósil de pasto preservado en ámbar de hace 100 millones de años. Se trata del vestigio más viejo de pasto que conocemos y cuenta con un hongo ergot como parásito. Ya que se cree que el ergot y el pasto coevolucionaron estrechamente y el pasto es fundamental en la dieta de los dinosaurios, se deduce que probablemente los dinosaurios consumían ergot.

"Parece que el ergot ha evolucionado con animales y humanos casi desde siempre, y ahora sabemos que este hongo literalmente data de la más temprana evolución del pasto", dijo Poinar Jr. El ergot tiene efectos tóxicos y alucinógenos y en algunos animales produce necrosis, espasmos y atrofia partes del cuerpo. El famoso "fuego de San Antonio" es producido por el ergot. "No hay duda en mi mente que debió de haber sido ingerido por dinosaurios saurópodos, aunque no podemos saber el efecto que les hacía".

Aunque no tan conocido como los hongos alucinógenos o el LSD,  el ergot es una sustancia de una larga historia. El LSD fue sintetizado con una base de ergot y los misterios de Eleusis en Grecia parecen haber utilizado el ergot producido por el cornezuelo de centeno como parte de su rito iniciático. A este linaje puede incluirse de manera holgada la idea de que el ergot era el LSD del Mesozoico. 

Es altamente especulativo pensar en los dinosaurios como animales que utilizaban psicodélicos, pero acaso se excusa extender la liga, por así decirlo, por el deleite pavoroso de imaginar un enorme saurópodo cargando por la pradera en un estado similar al LSD. No querrías estar vibrando cerca. 

Te podría interesar:

Todo está conectado: visualización de la NASA muestra cómo el Amazonas depende del Sahara

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 02/11/2015

El Amazonas y el Sahara parecen ser opuestos, pero en realidad son complementos. La biósfera es una red de complejas relaciones e interdependencia

La selva tropical del Amazonas y el desierto del Sahara parecen ser los grandes opuestos en cuanto a la vida que albergan: uno profuso, "el pulmón de la tierra" y también la "farmacia del planeta" y el otro el desierto más grande del planeta, con condiciones inhóspitas para la vida. Sin embargo, el Sahara es indispensable para que el Amazonas pueda llenar la biósfera de oxígeno y diversidad. Aquello que es más arido es lo que mantiene aquello que es más húmedo. 

Científicos de la NASA han utilizado el satélite Calipso para mostrar un fenómeno que ya era conocido, la distribución de polvo del desierto del Sahara que viaja en corrientes atmosféricas hacia el Amazonas. Masivas nubes de cerca de 182 millones de toneladas de polvo se generan en la depresión Bodélé, localizada al noroeste del lago Chad, cada año --esto es el equivalente a 69o mil camiones llenos de polvo. Este polvo mineral está compuesto de microorganismos que contienen fósforo, un nutriente vital para el crecimiento de las plantas. Se calcula que alrededor de 27 millones de toneladas de polvo viajan todos los años al Amazonas depositando cerca de 22 mil toneladas de fósforo en la selva, de esta manera reabasteciendo de minerales traza y oligoelementos al Amazonas y manteniendo el ciclo de la vida.

Este proceso es parte de una compleja autorregulación planetaria: cuando disminuye la lluvia en la región del Sahel, el siguiente año aumenta la distribución de polvo y viceversa. La interdependencia del ecosistema queda plasmada en un círculo vital ya que la selva tropical del Amazonas, a su vez, es la fuente primaria de partículas de aerosol y afecta de manera preponderante los ciclos biogeoquímicos, incluyendo el del carbón, manteniendo de esta forma una atmósfera capaz de sustentar la vida. Este caso también nos recuerda la gran cantidad de factores que se tienen que combinar para que la vida surja y permanezca en el planeta.