*

X

Artista transforma fotografías viejas en monstruos surrealistas de la era victoriana (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 02/20/2015

Las pinturas de Colin Batty son un ejemplo de la ingeniería de la imaginación reconstruyendo el mundo; cada una de estas fotografías provenientes de la época del imperio victoriano fue modificada y pintada a mano para ser transformada en monstruos cuasi-humanos y quimeras surrealistas

Drácula, Frankenstein, Jack “piernas de resorte” y el fantasma de Hammersmith son algunas de las criaturas amorfas y espectros espeluznantes que reinaron en las leyendas de las calles góticas en la Inglaterra victoriana, a principios del siglo XIX. La lucha filosófica entre la verdad y la mentira, el bien y el mal o lo sacro y lo profano fueron los péndulos de la literatura y las leyendas que causaban horror en la época, al mismo tiempo que reflejaban una metáfora interesante sobre los miedos y las contradicciones del alma por repeler las condiciones ortodoxas en las que se vivía. Los monstruos, las quimeras o los sujetos cuasi-humanos peligrosos, resultaron ser la proyección en vida de los horrores de la vida cotidiana y un fantástico ejemplo de la imaginación trastornada del hombre que no descansa ni un momento, distorsionando todo lo que encuentra a su paso, como si la realidad necesitara ser reconstruida en el océano de la mente. 

Las pinturas del artista Colin Batty son un ejemplo de la ingeniería de la imaginación reconstruyendo el mundo; cada una de estas fotografías provenientes de la época del imperio victoriano fue modificada y pintada a mano para ser transformada en monstruos y criaturas surrealistas que ponen a trabajar a nuestro cerebro y a pensar en cuál podría ser cada una de sus historias: tal vez una deformidad después de haber contraído la peste, o quizás los efectos de la revolución industrial, alteraron genéticamente a las personas de estas imágenes. 

Colin es un artista inglés con sede en Manchester. Algunos de sus trabajos alternos más reconocidos inmiscuyen al excéntrico Tim Burton (en Mars Attack) y a los afamados diseños del Alien y el depredador que Colin esculpió para la película.

Te podría interesar:

Imágenes del cuento psicodélico para niños que Andy Warhol ilustró en 1958

Arte

Por: pijamasurf - 02/20/2015

Una edición extremadamente rara de la etapa pre-art pop aparece inmortalizada en un cuento para niños de la editorial Doubleday

Andy Warhol

Campbell’s, Marilyn Monroe y Velvet Underground no aparecieron un día en la imaginación de Warhol en serigrafía sin haber trasmutado primero del dibujo a la fotografía. Incluso antes de sus icónicas imágenes multicolor, Andy Warhol ya era un ilustrador de renombre que diseñaba las portadas y uno que otro artículo para las revistas Vogue, Rolling Stone, Vanity Fair, Playboy, Glamour, Mademoiselle, Esquire, Seventeen y por supuesto Haarper’s Bazar. En esta última publicaba con más frecuencia algunas manifestaciones simbólicas del pop art en su etapa precaria aún no definida: trazos básicos que retrataban sombreros, flores, gatos; ilustraciones icónicas de la moda y la opulencia consumista, principalmente los zapatos (en los que tenía especial énfasis) los autos, los diseños textiles, los cosméticos y las fotografías de cabina, la primer señal que caracterizó gran parte de las ilustraciones de Warhol sobre el culto a las celebridades de Hollywood y que más tarde influiría en su elección de sujetos retratados en serigrafía.

La influencia de los medios de comunicación y el consumismo en el arte contemporáneo pareciera el tema crucial que el exótico Andy abordó durante toda su carrera como ilustrador, sin embargo no siempre fue así. En 1958 aparecen una edición extremadamente rara de sus primeros trazos en un número de la serie Best in Children’s Books de la famosa editorial Doubleday. En este número el artista ilustró un pequeño cuento para niños titulado “The Little Red Hen”, una historia pueril en la que se narra el valor del trabajo en equipo con una gallina un tanto psicodélica como protagonista. A pesar de que las ilustraciones son en su mayoría lo suficientemente básicas para resultar irreconocibles en la compilación de trabajos de Andy, lo cierto es que el juego de colores podría darnos algunas pistas de que se trata del mismo autor de los rostros en serigrafía multicolor. Una huella fascinante, sin duda alguna de los pincelazos promiscuos de la corriente alegórica pop art.

 

Little Red Hen Andy Warhol

Little Red Hen Andy Warhol

Little Red Hen Andy Warhol

Little Red Hen Andy Warhol

Little Red Hen Andy Warhol

Little Red Hen Andy Warhol

Little Red Hen Andy Warhol

Little Red Hen Andy Warhol

Little Red Hen Andy Warhol