*

X

"The Man in the High Castle": así sería Estados Unidos si los nazis hubieran ganado la II Guerra Mundial (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 01/28/2015

La serie basada en la clásica ucronía de Philip K. Dick ya puede verse en línea; "The Man in the High Castle" es producida por Ridley Scott y Amazon Studios

the-man-in-the-high-castle-america-map-2

 

Amazon Studios acaba de estrenar el piloto de su nueva serie The Man in the High Castle, una versión de la novela de Philip K. Dick producida por Ridley Scott, quien antes hiciera, por supuesto, Blade Runner, basada en la novela de Dick Do Androids Dream of Electric Sheep?

The Man in the High Castle reimagina el punto nodal de nuestra historia reciente, el final de la Segunda Guerra Mundial y desarrolla la idea de lo que hubiera pasado si Alemania y Japón hubieran vencido a los Aliados. Una ucronía en la que Estados Unidos ha sido dividido entre Japón, que domina la costa del Pacífico y el Reich nazi, que controla la mayor parte del país. La novela sigue la vida de diferentes personajes en 1962, siempre con la visión perturbadora y penetrante de Dick sobre la realidad. Esta novela le mereció el premio más importante de ciencia ficción, el Hugo Award y para muchas personas no tan fanáticas de la ciencia ficción y del extraño universo de Dick, es considerada su mejor novela.

nazi-times-square-the-man-in-the-high-castle

Por el momento se puede ver el piloto en YouTube. No sabemos si esto es parte de la promoción de la serie o será pronto bajado por copyright. Mientras tanto, disfruten:

Te podría interesar:

Paisajes embrujados: las ilusiones ópticas de Rob Gonsalves

Arte

Por: pijamasurf - 01/28/2015

El artista canadiense Rob Gonsalves se inscribe en la tradición de arte que borra las fronteras entre la realidad y los sueños

magic-realism-paintings-rob-gonsalves-22__880_670

 

Tomando de una tradición de arte que rompe las estructuras lineales de la mente, desde Escher a Dalí, el canadiense Rob Gonsalves pinta ilusiones ópticas ancladas lo mismo en el realismo mágico que en el surrealismo y hasta en una visión psicodélica. El arte nos muestra cómo una cosa es siempre otra y todas están unidas por un tejido conectivo de geometría fantástica.

Gonsalves se huelga en confundirnos a la vez que nos seduce a regiones oníricas, muchas veces teniendo como protagonistas a los niños (Peter Pan en el astral jugando con la plastilina cuántica). Nos reconecta con el universo mágico de múltiples posibilidades y acaso, sólo por eso, merece celebrarlo: la imaginación debe reconquistar a la realidad.