*

X

"Stairway to Heaven": el himno de la iniciación psicodélica tiene forma de loto (VIDEO)

Por: pijamasurf - 01/08/2015

"Stairway to Heaven" apareció por primera vez en Led Zeppelin IV, hace 43 años. Para celebrar, Jimmy Page cuenta de primera mano cómo el tema se desenvuelve y crea su mística atmósfera

Algunas tiendas de guitarras tienen una tradición: está prohibido tocar "Stairway to Heaven" de Led Zeppelin. Si recuerdas Wayne's World de 1992, aparece un signo que lo prohíbe expresamente. ¿Por qué? Existen muchas teorías: primero, porque seguramente quien está probando la guitarra no es Jimmy Page, así que su interpretación no será tan buena; también porque dura 7 u 8 minutos, y se trata de probar la guitarra solamente.

stairway

A pesar de todo, "Stairway to Heaven" es un tema clásico del rock, tanto de las bandas de covers como de las que apenas comienzan, y escucharla de punta a punta es un deleite del que nadie debería privarse de vez en cuándo: su comienzo acústico y sutil crece poco a poco hasta convertirse en una enigmática mezcla de folclor celta y rock eléctrico, terminando con un clímax vocal por parte de Robert Plant que algunos consideran insuperable.

En una reciente entrevista, Jimmy Page ha hablado extensamente del proceso compositivo y conceptual de "Stairway...":

La idea con "Stairway" era tener una pieza que siguiera desdoblándose en más y más capas, en más atmósferas y con suerte en más intensidades --o sutilezas e intensidades-- que componen la yuxtaposición de la composición pudieran de hecho acelerarse a medida que siguieran avanzando a cada nivel. A cada nivel emocional, a cada nivel musical. De modo que sigue abriéndose a medida que continúa, como una suerte de umbral [passage].

El dayjob de Page durante mucho tiempo fue trabajar como músico de estudio. Esta experiencia le enseñó a "no acelerar", es decir, a mantener un ritmo continuo y confiable. Para "Stairway..." la idea fue utilizar ese ritmo perfecto adquirido con los años y forzarlo a acelerarse muy sutilmente, a medida que otros instrumentos van entrando en escena. Esto se aprecia, por ejemplo, cuando entra la batería de Bonham, pero especialmente en el momento de la transición al solo de guitarra, a cuyo concepto Page se refiere como "fanfarria".

DA-DA-DAAA

DA-DA-DAAA

DA-DA-DAAA-DAAA-DA

Page y Plant hicieron la primera versión durante unas vacaciones en Gales, en un lugar llamado Bron-Yr-Aur, que con el tiempo se ha vuelto un sitio de peregrinación obligado para los fans de la banda. La versión del disco se grabó en los estudios Basing Street de Londres y Headley Grange de Hampshire, entre 1970 y 1971.

Zeppelin tocó "Stairway..." por primera vez en vivo en el Ulster Hall de Belfast, el 5 de marzo de 1971, con Page usando la famosa Gibson SG de dos cabezas. Según John Paul Jones, a partir de entonces "Stairway to Heaven" se volvió "la canción más solicitada en la radio estadounidense", y la tocaron en todos los shows a partir de entonces. Tal vez sea por eso que las tiendas de guitarras no te dejan tocarla: es hermosa de principio a fin, pero la hemos escuchado miles de veces...

Taurus sigue clamando venganza.

La actividad del Sol afecta tu comportamiento y tal vez influye en cuánto vivirás

Por: pijamasurf - 01/08/2015

La actividad de este astro, de acuerdo a sus ciclos de 11 años, influye más en nosotros de lo que pensabas...

Screen Shot 2015-01-08 at 8.59.23 PM

Pocos elementos han tenido un papel tan relevante para la humanidad como el Sol. Más allá de que la presencia de este astro es indispensable para prácticamente toda forma de vida que conocemos, su figura ocupa un rol protagónico en cualquier cosmovisión registrada, lo cual le ha hecho acreedor de incontables mitos, representaciones y asociaciones a lo largo de la conciencia humana. Sin Sol no somos; sin Sol, la nada. 

Pero además de su hegemonía simbólica y su carácter de imprescindible para la vida en este planeta, el influjo del astro rey permea los procesos biológicos, los ciclos naturales e incluso los patrones conductuales de todos los seres que vivimos bajo su cobijo. Y en el caso de los seres humanos, con toda la complejidad que caracteriza nuestra realidad mental, esto resulta particularmente fascinante. 

Tras años de estudio, el científico ruso A. L. Chizhevsky concluyó en el siglo XIX que existía una cierta correlación entre los ciclos solares, que duran 11 años, y los sucesos históricos. De acuerdo con su investigación, 80% de los eventos históricos más importantes se registraban durante los periodos de máxima actividad solar. Esto le llevó a sugerir que la actividad solar tiene una injerencia directa en el sistema nervioso, y quizá en el estatus psíquico, de los seres humanos –lo cual se traducía en etapas de mayor vitalidad canalizada en cambios radicales.

02 unstable2-273x300-11

Posterior al trabajo de Chizhevsky, que inauguró el estudio científico de las relaciones entre la mente humana y el Sol, se han llevado a cabo múltiples investigaciones relacionadas con las posibles consecuencias que la actividad solar detona en nuestra psique. Por ejemplo, un estudio advirtió una relación entre la actividad geomagnética de la Tierra, determinada en buena medida por la actividad solar, y el índice de suicidios que se registraron[1]. Otra investigación encontró una aparente asociación entre los casos clínicos de depresión y la actividad solar[2].

Aún más intrigante fue un estudio realizado en Noruega, que determinó una asociación entre la extensión de vida de una persona y el periodo solar bajo el cual nació. Tras analizar los registros de nacimiento y defunción de 8 mil 600 personas, se percataron de que las personas que nacían en períodos de baja actividad solar vivían en promedio 5.2 años más que aquellos nacidos en períodos de alta actividad.

Finalmente, existen reconocidos investigadores que sugieren un influjo directo entre los estados anímicos y la actividad del Sol. Por ejemplo, en 2011, cuando se registraron disturbios masivos en Inglaterra y una dramática caída en los mercados bursátiles, hubieron quienes apuntaron a la máxima solar, curiosamente sincronizada con tales eventos. Entonces, la psiquiatra de la Universidad de Columbia, Kelly Posner, sugirió que quizá tormentas solares afectan nuestro estado de ánimo, ya que actúan sobre nuestros biorritmos y nuestros neurotransmisores. “Una posible explicación de la asociación entre la actividad geomagnética, la depresión y el suicidio es que las tormentas geomagnéticas pueden desincronizar los ritmos circadianos y la producción de melanina”.