*

X

Monje budista describe avistamiento OVNI en 1884

Por: pijamasurf - 01/11/2015

Xu Yun, famoso budista chan que vivivo 119 años, relata un avistamiento OVNI en su autobiografía

Xu Yun

El descubrimiento fue hecho por el fotógrafo sueco Sanjin Đumišić mientras leía la autobiografía del monje Hsu Yun (a. k. a. Xu Yun), uno de los maestros bodhisattva más influyentes de los últimos siglos y probablemente el más importante de la historia moderna de China. Durante sus 119 años (1840-1959) se dedicó a explicar sutras, restaurar templos antiguos y enseñar preceptos del budismo zen por todo Occidente. Su única autobiografía oficial existente es precisamente Empty Cloud, en donde Sanjin encontró  el relato:

Subí el pico Da-luo, donde hice reverencia a las 'lámparas de sabiduría'. (…) No vi nada la primera noche, sin embargo en la segunda, vi una gran bola de luz volando desde el Norte al Pico Central, donde se vino abajo, dividiéndose un poco más tarde en más de 10 bolas de diferentes tamaños. La misma noche, vi sobre el Pico Central, tres bolas de luz volando arriba y abajo en el aire y sobre el Pico Norte, cuatro bolas de luz que variaban en tamaño.

“Lámparas de sabiduría” es como las llamaba. Una referencia de que probablemente el monje, con frecuencia, podía presenciar avistamientos OVNI.

Dai-Luoding

El suceso nuevamente se menciona en páginas posteriores:

Al final de las noches, veíamos innumerables lámparas celestiales cuyo resplandor era semejante a las lámparas de sabiduría previamente vistas en el Monte Wutai.

El lugar en donde el maestro chan presenció los avistamientos ahora tiene un templo muy famoso. Las observaciones que nos relató con toda confianza, nos hacen pensar en la cantidad de referencias ocultas sobre encuentros extraterrestres, halladas en innumerables libros antiguos y que al menos, de manera directa, no aluden al tema OVNI. 

La ciencia de los memes (o por qué compartirás este artículo)

Por: pijamasurf - 01/11/2015

Rage faces, trolls, diálogos colectivos y opinión anónima sobre la realidad: los memes son parte de la arquitectura del internet, y comprender su reproducibilidad es fascinante

 meme-compilation-21800-1366x768

El internet como lo conocemos aún no existía cuando Richard Dawkins acuñó el término meme para referirse a la propagación de una idea: en 1976, este biólogo evolutivo se refería a la "viralización" del sentido y a cómo ciertos sentidos se reproducen en lugar de otros. Esto aplica lo mismo para la Perestroika que para la melodía de "Feliz cumpleaños".

Pero en nuestros días, los memes son parte inseparable de las redes sociales, y su producción y diseminación han fascinado a científicos como Michele Coscia, de la Universidad de Harvard. Su investigación al respecto sugiere una explicación de por qué un meme se vuelve viral en cierto momento (aunque es incapaz de explicar su aparición o su relación con otros memes).

Coscia analizó 178 mil 801 variantes de 499 memes incluidos en Quickmeme, uno de los repositorios meméticos más grandes. A partir de ese análisis propuso un árbol de decisiones para determinar qué memes eran "exitosos"; para fines del estudio, el éxito se define como una calificación alta en Memebase (una suerte de Rotten Tomatoes para memes). Aunque esta medida de éxito es arbitraria, sirve para ilustrar un fenómeno interesante: los memes más exitosos no son los que sobrepasan la proporción total de los memes catalogados como tales (35.47%), sino los que se comparten de manera consistente a través del tiempo.

 decision-tree

En otras palabras, un buen meme no es un "one hit wonder", sino un formato que permanece en constante evolución y relación con otros memes a lo largo del tiempo.

 

La piscina de atención y la industria del aburrimiento

Todo contenido en internet compite por la atención de los usuarios, la cual, por definición, es limitada. Según el estudio de Coscia, los memes más "competitivos" (esto es, aquellos cuyo auge de popularidad está correlacionado con la caída en el olvido de otros) son los más exitosos a lo largo del tiempo.

Esta tendencia estadística es consistente con la metáfora viral de la reproducción memética y con la manera en que los organismos se reproducen en la naturaleza. Sin embargo, al igual que con la vida en la Tierra, ni Coscia ni nadie más se ha atrevido a plantear una hipótesis definitiva acerca de cómo y por qué un meme es exitoso.

Es posible predecir cómo se comportará un meme o si será viral y por cuánto tiempo, pero no es posible definir lo que los vuelve exitosos en primer lugar: son una mezcla de buen timing, de Zeitgeist, de humor, de chistes locales, de referencias culturales entremezcladas, de posturas sociopolíticas complejas, de ingenuidad memética, en fin, son piezas de una complicada y sutil relojería que puebla nuestro entorno web: un arte, más que una ciencia.

O una canción épica: