*

X

La hipótesis térmica de las rayas de las cebras

Por: pijamasurf - 01/17/2015

Ícono de la moda salvaje, la piel rayada bicolor de las cebras posee una importante función reguladora de la temperatura corporal

zebra-stripes-explained-flies_48530_990x742

La piel de las cebras (o zebras, cuya grafía es más exótica) es una de las más reconocibles en la "moda" animal, ¿pero cuál es su verdadera función? Algunos biólogos creen que el patrón de rayas blancas y negras les sirve como camuflaje cuando se mueven en grupos; otros dicen que tiene que ver con rituales de apareo. Estudios recientes (pues las rayas de las cebras parecen ser un campo en boga para la zoología) afirman que incluso sirven para repeler mosquitos y las enfermedades que conllevan.

Pero existe otra posible explicación: las rayas pueden servir para refrescarse en hábitats calurosos.

La doctora Brenda Larison, investigadora en la Universidad de California, participó en un estudio que demostró la relación entre las rayas de las cebras y la temperatura del medio ambiente: "Las cebras en áreas con temporadas de clima frío tienen menos rayas que aquellas en áreas con temperaturas cálidas sostenidas".

Para llegar a esta conclusión se analizaron 16 zonas de África y la relación entre los patrones rayados de las cebras y 29 variables ambientales más (desde el clima y los depredadores hasta la densidad de mosquitos).

La teoría es que las rayas negras y blancas crean corrientes de convección con el aire circundante: en otras palabras, el aire se mueve más rápido sobre las rayas negras y más despacio sobre las rayas blancas, creando algo así como una zona templada de aire acondicionado.

Observaciones de campo demostraron que la temperatura corporal de las cebras (84.6°F) es significativamente menor a la de los antílopes (90.5°F), similares en tamaño pero de piel parda. Los investigadores concluyen que la piel de las cebras y su misteriosa bipolaridad cromática no responden a un solo factor evolutivo, sino a un conjunto de ellos; la temperatura parece ser solamente la más sofisticada de las funciones de su piel.

Te podría interesar:

Hombre pide aventón en la carretera... y el presidente Mujica lo lleva

Por: pijamasurf - 01/17/2015

Un hombre que sufría el calor del sol del verano del cono sur fue levantado por el presidente José Mujica en la carretera, acercándolo a su destino

mujica-y-topolansky_338498

José Mujica, presidente de Uruguay, está construyendo una mítica aprobación alrededor de su estilo de vida y decisiones. Llamado "el presidente más pobre del mundo" por haberse negado a recibir el sueldo establecido, Mujica se caracteriza por una enorme sencillez. Contribuyendo a este mito de hombre sencillo de campo tenemos esta historia recogida por el diario El Observador, en la que un hombre cuenta cómo Mujica le dio aventón (o ride) cuando estaba haciendo autostop en la carretera.

Gerhald Acosta iba a trabajar como todos los días a una planta de celulosa en Montes del Plata, pero tuvo que regresar a su casa porque su identificación había vencido. Agregando dramatismo a la historia, El Observador narra que Acosta estaba esperando en la carretera ante el duro sol del verano austral cuando, por fin, alguien acudió en su ayuda.

"Caminé un rato y en ese tiempo pasaron unos 25 o 30 autos y ninguno me paró, cosa que entiendo por cómo está la situación ahora", en referencia a una mayor inseguridad pública en el país, algo que tal vez no le habría gustado oír a Mujica. 

De pronto, una camioneta con chapa oficial y un auto que venía detrás pararon sobre la ruta y su conductor le preguntó a dónde iba. "Le conté lo que me pasó y le dije que iba para Juan Lacaze. Me dijo que me podían llevar hasta (la estancia presidencial) Anchorena y que me subiera en la camioneta que estaba adelante. Cuando subí dije: 'A esta mujer yo la conozco'. Era Lucía (Topolansky, senadora y esposa de Mujica), con la perra Manuela y Pepe venía sentado adelante. No podía creer que el presidente me estaba llevando", sostuvo.

"El viaje fue corto, pero ellos fueron muy amables. Al bajar les agradecí muchísimo porque no cualquiera ayuda a alguien en la ruta y menos un presidente", añadió.

"Al final perdí 1 día en la fábrica pero valió la pena por la experiencia", concluyó el hombre, que dio a conocer su historia en Facebook incluyendo fotos. "Los únicos que pararon, unos capos".