*

X

Juegos divinos: compañía quiere hacer que sus clientes diseñen nuevas formas de vida

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/08/2015

Cambrian Genomics sostiene tener las bases tecnológicas para que sus clientes puedan jugar a crear nuevas formas de vida, escribiendo con ADN vida digital

adn7

La Biblia, el texto más leído del mundo, dice que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios. Paradójicamente es la ciencia y no la religión la que desea fervientemente hacer efectiva esta analogía y crear vida, como el Dios bíblico que, según el Génesis, dispuso la vida en la Tierra como si fuera una especie de proyecto de diseño genético. 

Anteriormente ya hemos visto el trabajo de Craig Venter, líder del proyecto del genoma humano y quizás la primera persona en crear una forma sintética de vida. Ahora Austen Heinz, CEO de Cambrian Genomics, quiere democratizar la creación y permitir que tú puedas también diseñar vida. 

"Cualquiera en el mundo con unos pocos dólares puede hacer una criatura, y eso cambia el juego", dice Heinz. Su compañía por el momento utiliza lásers para diseñar ADN personalizado para farmacéuticas. Pero su intención es reunir fondos para llevar esto a un zona más radical, al borde del sci-fi: flores que cambian de color, leche sin vacas, carne no-animal para hamburguesas, pastillas que le dicen al médicos si te has tomados tus medicinas o un examen que detecta enfermedades con una sola gota de sangre son algunos de los proyectos de su empresa, dedicada a "imprimir la vida".

Heinz no escatima en su ambición. Imagina que en 20 años "las personas diseñarán a sus hijos digitalmente" y planea diseñar y añadir nuevos especímenes a la vieja Arca de Noé: "queremos diseñar organismos que nunca han existido antes".

Cambrian Genomics (cuyo nombre hace referencia a la Explosión Cámbrica, el periodo de evolución acelerada de hace 540 millones de años) ha recibido más de 10 millones de dólares de diferentes inversionistas, incluyendo el transhumanista Peter Thiel, uno de los angel investers de Facebook. En los últimos años la tecnología para editar el ADN se ha vuelto mucho menos costosa; Cambrian ha construido máquinas que crean secuencias de ADN de manera masiva, incluyendo errores en el código. De millones de secuencias se generan algunas correctas, que pueden ser usadas para programar formas de vida. "Es la tecnología más poderosa jamás creada. Las bombas de hidrógeno pueden destruir planetas enteros, pero esta tecnología puede crear planetas. Este es el más grande logro de la historia --la habilidad para leer y escribir vida, porque eso es lo que somos", dice Heinz con un poco de la soberbia del que quiere hacer como Dios.

 

¿Es la vida sólo un complejo proceso de intercambio de información entre cosas muertas? ¿Dónde se encuentra esa chispa, esa zona que distingue a la vida de la muerte? ¿Y, si no existe ese diferenciador entre la vida y la muerte, entonces podemos argumentar que no hay tal cosa como la muerte?

En este provocador video realizado por Kurzgesagt-In a Nutshell vemos desdoblarse un persuasivo argumento: no hay una frontera contundente entre la vida y la muerte, lo cual nos hace (meta)cuestionarnos la misma cuestión de qué es la vida y qué es la muerte y si en realidad son preguntas importantes. El video suscribe una visión completamente materialista --y no por ello poco poética: la poesía de la ciencia que se reconoce parte de la evolución y de la vastedad del universo-- en la que la información reemplaza la metafísica del espíritu o de la chispa vital. Es paradójico que se use una animación para aparentemente demostrar que no existe en la biología un principio animista, todo es simplemente complejidad emergente del arreglo de partes materiales. 

El video sostiene que  todas las cosas "vivas" están hechas de células, pero las células son fundamentalmente nanorobots basados en proteínas que se autorregulan y hacen copias de sí mismas. Pero nada en las células está vivo per se, no hay un punto específico donde se ignite la vida, "todo está formado por materia muerta que sigue las leyes del universo", por lo que surge la pregunta: ¿es la vida sólo el agregado de estas reacciones entre elementos?

Algunos argumentos para esta tesis:

Si se extrae el ADN de su célula protectora, no puede hacer nada solo (la vida sólo existe como una red entre distintos componentes materiales).

Los virus, que son solamente material genético que existe sin células, ¿están vivos o muertos? Estos genes sin cáscara pueden, en algunos casos, invadir células muertas y reavivarlas.

Las mitocondrias fueron bacterias libres que formaron una relación con otras células que las incorporaron "endosimbióticamente" y mantienen su propia información genética, pero "como individuos están muertos", cambiaron su "vida" por la sobrevivencia de su ADN, lo cual significa que la vida puede evolucionar hacia la muerte siempre y cuando sea benéfico para su propia información genética --así que, tal vez, la vida sea sólo información y los procesos de intercambio de información entre cosas "muertas". 

"¿Si todo en el universo está hecho de las mismas cosas, esto significa que todo en el universo está muerto o todo en el universo está vivo?". O es entonces irrelevante contestar y diferenciar esto, cuando todo es parte de un mismo proceso de intercambio de información. "Nunca moriremos porque nunca vivimos, somos mucho más parte del universo de lo que pensamos". 

Básicamente el video señala que no existe un elemento metafísico en las cosas vivas y que éstas están gobernadas por los mismos principios universales que las cosas muertas. Lo "vivo" es simplemente una compleja relación de cosas "muertas". Ahora bien, el hecho de que no hayamos ubicado el fantasma en la máquina, el espíritu en el fondo la materia, no necesariamente significa que no existe (es posible que el ánima no esté en ninguna parte en específico, porque está en todas). La visión materialista es convincente en su propio terreno, pero al final es sólo una perspectiva, una forma de ver el universo. Una visión en la que la materia misma --y no sólo la vida-- es una expresión más densa o más sutil del espíritu o de la conciencia, también es coherente y convincente en su propia formulación (quizás con el matiz de lógica recursiva de que nosotros somos el fantasma que busca cazar al fantasma). ¿Necesitan oponerse siempre estas visiones del mundo, o existe un principio que las reconcilie? 

Twitter del autor: @alepholo