*

X

Esta es la razón por la que Snowden no tiene un iPhone

Por: pijamasurf - 01/28/2015

El famoso informante no utiliza iPhone por razones de seguridad, sino un teléfono mucho más sencillo, lo que nos lleva a cuestionarnos cuánta de nuestra información personal estamos dispuestos a ceder voluntariamente sólo por nuestras elecciones de comunicación

Photo illustration of man using phone to read about Edward Snowden answering users' questions, in Sarajevo

"El iPhone", comenta Kucherena en una entrevista, "contiene un software especial que puede activarse por sí mismo sin que el poseedor tenga que presionar ningún botón, y recolectar información sobre él; es por ello que, en base a la seguridad, él [Snowden] se niega a usar este teléfono".

Según Apple, el iOS 8 es un dispositivo impenetrable para las agencias de seguridad, ofreciendo la privacidad de la información personal como un agregado más a los servicios del teléfono. Al igual que Facebook y Google, Apple es una compañía activa en las reformas a las leyes que permiten que los gobiernos echen una ojeada a la información personal. ¿Pero qué pasa con el reciente escándalo del #Fappenin, cuando cientos de fotos privadas de celebridades fueron filtradas, presuntamente, tras abrir una brecha en la Nube de Apple? 

Datos filtrados de la NSA han mostrado que la agencia de seguridad británica GCHQ utilizó los identificadores personales de los iPhone (UDID) para rastrear usuarios. Se espera que próximos documentos muestren que utilizar iPhone es como publicar tu información personal en Facebook...

El orquidelirio, la elegante obsesión por las orquídeas

Por: pijamasurf - 01/28/2015

Históricamente las orquídeas han sido objeto de culto entre diversas sociedades alrededor del mundo

Screen Shot 2015-01-29 at 4.22.43 PM

Además de su evidente belleza, las orquídeas son seres fascinantes. Y no sólo por su naturaleza elusiva o por el paradójico hecho de que objetivamente son una plaga que ataca a los árboles, sino que hay algo más, quizá inenarrable, que ha hecho de esta flor el objeto de un culto transgeneracional. 

"Cuando un hombre se enamora de una orquídea hará lo que sea para poseer aquella que desea. Es como perseguir a una mujer de ojos verdes o consumir cocaína... es una especie de locura", advierte un cazador de orquídeas citado en el libro de Susan Orlean, The Orchid Thief. La devoción que refleja la anterior cita ha sido una constante durante al menos 2 siglos, ya que fue a principios de 1800 cuando se desató este culto, que de algún modo reemplazó una fito-obsesión aún más intrigante: la fiebre por los helechos.

Una de las particularidades fisiológicas de la orquídea, que ha contribuido a cotizarla, es el tiempo que tarda en crecer lo suficiente para poder dividirse y así propagarla (aproximadamente 1 década). En algún momento uno de estos hijos podía costar muchos miles de dólares. Sin embargo, gracias al desarrollo de tecnologías de propagación y reproducción, entre ellas la clonación, ahora estas son labores mucho más accesibles y el producto es mucho menos costoso. 

Pero nada, ni su belleza ni su caprichosa propagación, terminan de explicar está hipnótica fascinación que las orquídeas generan en las personas. Aunque de acuerdo con el especialista Tom Mirenda, entrevistado en la revista Smithsonian, lo anterior podría deberse a su simetría bilateral:

Cuando ves una orquídea, ella te mira de regreso. Parece que tienen un rostro, como humanos.  

En todo caso, y si bien cualquier obsesión suele ser mala consejera, es difícil objetar que la fascinación por estas flores guarda algo esencialmente precioso. 

Screen Shot 2015-01-29 at 4.23.24 PM