*

X

En poco tiempo sabremos si el planeta enano Ceres alberga vida extraterrestre

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/03/2015

La sonda espacial Dawn enviada por la NASA llegará muy pronto al asteroide entre Júpiter y Marte, donde se presume la posibilidad de vida como la conocemos

Sonda Dawn NASA

El próximo 6 de marzo la sonda Dawn enviada por la NASA llegará a la órbita del planeta enano Ceres, donde se especula la posibilidad de que exista vida debido a su baja densidad global y a la cantidad proporcional de líquido congelado que posee. La calidad de este planeta enano, descubierto por Johannes Kepler, ha cambiado de categoría conforme la astronomía ha avanzado en sus estudios: cometa, planeta, asteroide y recientemente, planeta enano. Es el cuerpo celeste más grande del cinturón de asteroides que se encuentra entre Júpiter y Marte y posee aproximadamente la longitud del estado de Texas, aunque no por ello deja de ser menos interesante. La fe de todos los astrónomos está ahora posada en la sonda que ha viajado a 75km por hora desde 2007: Ceres es casi un completo misterio para nosotros, dice Christopher Russell, investigador principal de la misión Dawn, en la Universidad de California, Ceres, a diferencia de Vesta, no tiene meteoritos vinculados que ayuden a revelar sus secretos. Todo lo que podemos predecir con confianza es que vamos a quedar sorprendidos. Dawn cuenta con la tecnología adecuada para trazar un mapa detallado de la superficie del planeta enano, así como la exploración necesaria para obtener estudios sobre su geología y condiciones térmicas.

Al parecer 2015 le hará honor a su nombramiento como el año internacional de la luz, dando paso al descubrimiento de los planetas enanos. En julio de este mismo año la nave New Horizons, también de la agencia espacial estadounidense, sobrevolará Plutón.

Te podría interesar:
El cosmos nutre la vida en la Tierra (somos un espejo del cielo) y los árboles son imágenes de los cuerpos celestes que rigen y sustentan la vida

Screen shot 2014-12-27 at 11.48.25 AM

En la antigüedad había un vinculo misterioso entre el árbol y el cosmos, ambos imágenes de un centro ubicuo en torno al cual giramos, un mapa psíquico y arquetípico. El árbol, como las estrellas, es visto como un ancestro (un abuelo) y de igual manera como el sustento y suministro (techo y fuente): las estrellas en la visión cosmogónica de las antiguas tradiciones son origen; hogar de los dioses pero también de aquello que nos creó, como sabemos hoy, de la sustancia misma que nos anima, ese polvo de estrellas y ese núcleo en el que se forman los elementos con los que se agrupa nuestro cuerpo y conciencia. Al igual que la rueda de las estrellas es un lenguaje, los árboles son un alfabeto (como ocurre entre el chamanismo druida en el que basa su texto La diosa blanca Robert Graves).

En esta serie de imágenes de árboles contra fondos de estrellas y galaxias, Beth Moon explora esta antigua relación, viva en el fondo de nuestra memoria e instinto. Imágenes tomadas en Makgadikgadi Pans, Botswana, nos regresan a esta relación prístina, de la luz y la salvia, del motor inmóvil y las estrellas fijas. La autora cita estudios que muestran que los árboles crecen más rápido cuando existen niveles más altos de radiación cósmica y su crecimiento sigue ciclos de la Luna y otros planetas. "El roble parece cambiar con Marte, el haya con Saturno y el abedul con Venus", --una influencia que según el trabajo de Lawrence Edwards es afectada por los alambrados eléctricos cercanos; una influencia que es central en la agricultura biodinámica y en la medicina espagírica.

En las imágenes vemos esta idea de los árboles como centros de recolección de la energía del cosmos, no sólo del Sol sino también de la faceta nocturna más sutil. Y como las estrellas, también cumplen una función más sutil, de encantamiento estético, de seducción.

[caption id="attachment_88603" align="aligncenter" width="646"]Screen shot 2014-12-27 at 11.48.14 AM El árbol en el centro como eje de navegación, referencia de vida, axis mundi, espejo del centro de la galaxia (y en su invierno, su agujero negro).[/caption]

 

[caption id="attachment_88606" align="aligncenter" width="630"]arbol4 El axis mundi: las ramas se invierten y vuelven raíces en el cielo; las raíces del árbol son las ramas del cosmos, flores de la luz distante.[/caption]

 

[caption id="attachment_88607" align="aligncenter" width="560"]arbol2 Nuestro sistema solar gira alrededor de la galaxia. La naturaleza en la Tierra gira alrededor de un árbol.[/caption]

arbol1

 Twitter del autor: @alepholo