*

X

Drones empiezan a aparecer en los diseños de los tapetes afganos

Por: pijamasurf - 01/31/2015

La cruda realidad de la tecnología militar se hace presente en la artesanía afgana en un extraño espejo: el arte imita a la naturaleza y los drones ya son parte del paisaje en Afganistán

rugs1

Los drones cada vez más se apoderan del espacio aéreo y con ello también de la imaginación, especialmente de pueblos que conviven con ellos diariamente. The Atlantic publica una interesante nota sobre cómo la imaginería de los drones empieza a infiltrarse en los diseños de los famosos tapetes afganos; esto, claro, como una forma de asimilar lo que vive la gente en Afganistán. El arte imita a la naturaleza y los drones se han vuelto parte del paisaje.

lead-afghan

La aparición de estos diseños rastreados por el coleccionista Kevin Sudeith, aunque resulta un poco extraña y cruda, es hasta cierto punto natural y parte de una tradición artesanal de reflejar el mundo cotidiano. En los 80, cuando se luchaba contra la ocupación soviética, aparecieron tapetes afganos con imágenes de tanques. Ahora son los drones lo que reemplaza a los jarros y patrones florales tradicionales. La guerra también es parte del arte. Más de mil civiles han muerto en Pakistán, donde muchos de los artesanos afganos se han exiliado, por ataques de drones estadounidenses. 

 

Te podría interesar:

Gobierno de Colorado podría devolver dinero recabado por cannabis a ciudadanos

Por: pijamasurf - 01/31/2015

Legalizar la cannabis representa una confiable fuente de ingresos fiscales que, en el caso de Colorado, llegan a un punto en que el gobierno no sabe dónde ponerlos y no puede quedárselos

 colorado-marijuana-tourism

Siempre que hablamos de legalizar la cannabis nos encontramos en el contexto de un experimento político, social, y en cierto modo también fiscal: ya se trate de Colorado en Estados Unidos o de Uruguay en Sudamérica, el gobierno recaba una buena tajada hacendaria al vender la cannabis, ¿pero qué pasa si se vende a tal grado que los impuestos deben regresarse a los contribuyentes?

En el caso de Colorado, se han recabado 50 millones de dólares en impuestos por venta de marihuana recreativa en el  primer año de su legalización. Los impuestos conforman un 30% del precio de la cannabis en las tiendas autorizadas.

La cifra está dentro del margen esperado (incluso se ha quedado algo corta, pues se esperaban 70 millones); el problema es que existe una ley que limita la cantidad de dinero que el Estado puede tomar antes de tener que regresarles algo a los contribuyentes.

Cuando se votó por la legalización de la cannabis recreativa en 2012, los ciudadanos estuvieron de acuerdo en que los impuestos a la venta de la planta se utilizaran para construir escuelas. Pero debido a la ley que limita la cantidad de impuestos con los que el Estado puede quedarse, actualmente se evalúan distintas soluciones para saber qué hacer, literalmente, con tanto dinero.

La situación es inédita a tal grado que los republicanos y los demócratas parecen estar de acuerdo por primera vez: ninguno de los partidos está de acuerdo en devolver “literalmente” el dinero a los contribuyentes (una de las posibilidades en pugna); la respuesta final podría venir de un plebiscito entre los votantes.

Los impuestos a devolver, por un total aproximado de 30.5 millones, corresponden a unos 8 dólares por cada adulto en Colorado. David Huff, un carpintero de Aurora, en Colorado, afirma para el High Times: “No me importa si me hacen un cheque o me devuelven los impuestos, o si simplemente me dan un porro gratis la próxima vez que venga. Los impuestos son muy altos, y deberían devolverlos”.