*

X
Un recorrido por el parque de diversiones futurista que ofrece este sitio web a sus trabajadores de todo el mundo

Como ya es sabido, el imperio Google tiene bien entendido que el espacio de trabajo ayuda tanto al impulso creativo como al nivel de estrés en la mente. Para una empresa como esta, que domina prácticamente lo que puedes ver y conocer del mundo a través de la red, la celeridad intelectual y el alto rendimiento laboral son el resultado de engendrar un ambiente fresco y confortable para sus trabajadores. Hoy en día el diseño interior y arquitectura de estas oficinas parecen estar cada vez más cerca de la utopía y los sueños que de una realidad en el entorno laboral, pues además de ser visiblemente increíbles resultan una manera de fomentar la colaboración no planeada entre los diversos profesionistas dentro de la empresa. ¿El trabajo te está sofocando? Juega minigolf o billar con los colegas redactores. Quizás merendar con los programadores ayude también. ¿Y qué hay si chocas de manera impredecible con el diseñador web en la resbaladilla que lleva a la sala principal?

Aunque pensemos que estos parques de diversiones que llaman oficinas son mera banalidad sacramentada, la realidad es que ahora son un ejemplo a seguir para muchas empresas, en su mayoría compañías web, que adoptaron la misma técnica para inspirar la innovación en la mente de sus trabajadores. No en vano Google se ha convertido en algo más grande que sólo un buscador de información; es ahora un revolucionario de la industria tecnológica, y tal vez en algún futuro nada lejano, lo será de los espacios de trabajo en todo el mundo. Se le agradecería bastante.

"Florida Man": ve aquí el documental que explora la extraña decadencia de los hombres de Florida

Buena Vida

Por: pijamasurf - 01/14/2015

Bizarria y psicodelia redneck en las calles de Florida... un documental que muestra un mundo abyecto transfigurado en una comedia humana

Florida_Man_2309483247

Hombres acabados, borrachos, en busca de peleas en estacionamientos, pululando tiendas de autoservicio, viviendo en el coche, tomando pastillas, acosando mujeres o con daño cerebral. Este parece ser el estereotipo de los hombres del estado de Florida, el bajo fondo de Estados Unidos. En los últimos años se ha creado el meme del "Florida Man", resultado de los reiterados crímenes relacionados con drogas, nudismo o violencia perpetrados por hombres de Florida, tal que si se escucha que alguien fue detenido por fumar crack o tomar sales de baño y pasear desnudo por Walmart o intentar violar a una cabra, se piensa que es un "Florida Man" (más allá de que viva o no en el estado geográfico, Florida es ya un estado (de insania) mental). 

La  subcultura del Florida Man ha llegado a su punto crítico con el nuevo documental de Sean Dunne, Florida Man, en el que público se encuentra con numerosos filósofos de lata de cerveza, retirados y arruinados, con las más estrambóticas teorías, en el Sunshine State. Uno de los personajes de la fauna urbana de Florida dice: "Cuando me mude aquí era un maldito yankee. Aquí subí de nivel a redneck". Dice otro: "Ven a Florida en tu periodo vacacional y regresa en libertad condicional", una alusión al alto índice de personas encarceladas en el estado.

Si el documental por momentos te parece naufragar a la deriva, no te equivocas. El director Sean Dunne tuvo la idea de realizarlo después de tomar hongos mágicos y ver videos de YouTube de "hombres con cámaras de vigilancia". Y el plan de filmación constó simplemente de manejar sin destino por poblados de Florida y parar cuando veían a alguien interesante --las personas interesantes para Dunne son vagabundos, freaks, cabezas-de-pastilla o dipsomaníacos de las calles, los cuales son fáciles de abordar, generalmente desesperados por contar sus historias y romper su aislamiento (especialmente para poder beber una cerveza con alguien). Florida Man es como un viaje eterno al minisúper a comprar alcohol en la noche, con apenas unos centavos en el bolsillo, en el que uno se encuentra con otros borrachos y se va enfrascando en tercas y fascinantes conversaciones que no hacen sentido pero que podrían ser, también, revelaciones cósmicas.