*

X

Viktoria Modesta, la primera popstar biónica (VIDEO)

Por: pijamasurf - 12/18/2014

Conoce a Viktoria Modesta, una cantante de pop de Letonia lanzada al estrellato en la TV británica, que tiene un miembro amputado

viktoria-modesta

Épico pop biónico que seguramente hubiera dejado a J.G. Ballard, el autor de Crash con un inmenso "boner" ---y a la vez pegajoso e irritante marketing que se hace pasar por música conceptual. Un potpourri de estas cosas es el acto presentado por Viktoria Modesta, artista transhumana con una propuesta hiperrealista que busca sacudir los reality shows de música pop que en los últimos años han buscado todo tipo de atracciones y pantomimas para mantener los ratings (al ser humano masificado le encanta ver el desdoblamiento de narrativas aspiracionales, supuestamente reales, mientras escucha música que apela a centros emocionales que han sido inundados de dopamina estereotípica y se identifica con los clichés que sobrenadan como lagos eléctricos de miel en la superficie de su alma).

El video Prototype fue transmitido durante la emisión del final de temporada de X Factor en Gran Bretaña, con un rating de cerca de 10 millones de personas. El video tiene ecos del weird glam de Lady Gaga, con una clara inclinación hacia el tecnofuturismo.

Viktoria Modesta, nacida en Letona, sufrió la amputación de su pierna a los 20 años. Según relatan en un comunicado de prensa, Viktoria es "la inspiración para la rebelión en un régimen totalitario --su otredad inspirando al público y amenazando al régimen totalitario". Una narrativa interesante para condimentar su pop. La idea central es inspirar a la gente discapacitada, ya que si una persona sin una pierna puede ser popstar, sugieren, donde es tan importante la imagen, puede ser cualquier cosa. El detalle es que el pop justamente se trata de la imagen que se logra proyectar y en este caso se trata de una mujer con una prótesis lumínica que la acerca más a una deidad que a una persona común y corriente. Su pierna robótica, metamórfica, a veces hecha de luz, a veces hecha de metal y a veces de una especie de obsidiana líquida es la seducción de la radical otredad y, sin embargo, soló un simulacro.

Te podría interesar:

Robots extraterrestres superinteligentes: probablemente la forma de vida dominante en el universo

Por: pijamasurf - 12/18/2014

Los extraterrestres (o los dioses) probablemente son inteligencias artificiales que han tenido millones de años para auto-actualizarse y abastecerse de la energía del cosmos

Screen shot 2014-12-22 at 12.25.15 AM

En un caso de proyección del paradigma ideológico imperante en la actualidad, científicos creen que la Singularidad tecnológica no sólo es algo que puede ocurrir en el futuro cercano de nuestro planeta, sino que debe de ser la norma en un universo tan grande como el nuestro, en el que la oportunidad de evolucionar de la inteligencia es casi infinita. 

Susan Schneider, de la Universidad de Connecticut y científicos como el astrobiólogo Paul Davies, de la NASA, han formulado la hipótesis de que existen altas probabilidades de que la forma de vida dominante en nuestro universo es la inteligencia artificial. En su artículo "Alien Minds", que será publicado por la NASA, Schneider avanza esta hipótesis de que la vida alienígena inteligente debe de tender a formas sintéticas, postbiológicas.

Paul Davies había dicho antes: "Creo que es muy probable --en realidad inevitable-- que la inteligencia biológica es sólo un fenómeno transitorio... Si alguna vez encontramos inteligencia extraterrestre, creo que debe de ser de naturaleza postbiológica".

En su artículo, Schneider explora la forma que podría tomar esta inteligencia extraterrestre y especula sobre si necesariamente tendría que tener conciencia o podría desarrollar una superinteligencia sin tener conciencia de sí misma. Esta especulación arroja una posibilidad desoladora: robots inmortales orbitando en satélites o saltando de planeta en planeta para minar recursos naturales que fueron echados a andar por una civilización que pudo haber muerto millones de años atrás. Fríos testigos sintéticos con la capacidad de perpetuarse y posiblemente controlar las leyes de la física, pero no capaces de tener una experiencia consciente del mundo.

Los científicos creen que la inteligencia extraterrestre más común debe de ser artificial simplemente porque el soporte material de una computadora es más fácil de mantener que el de un cuerpo humano --el silicio es mucho más abundante que el carbón-- y pueden, en teoría, soportar las inclemencias cósmicas con mayor solvencia. Aunque también advierten que no debemos esperar IBMs cósmicas flotando por ahí, sino que estas inteligencias podrían ser mucho más sofisticadas de lo que podemos imaginar.  

"Todo lo que la vida artificial necesita es materiales en bruto. Podrían estar en la profundidad del espacio, orbitando una estrella o alimentándose de la energía de un agujero negro en el centro de una galaxia", dice Seth Shostak, el director del proyecto SETI, que suscribe la misma visión exobiológica.

Y sobre la razón por la que no hemos encontrado estos robots inteligentes pulsando en el cosmos: "Estoy de acuerdo con Susan en que no tienen por qué estar interesados en nosotros", señala Shostak (además de que deben de existir innumerables civilizaciones poniendo su granito de arena en el escenario cósmico). "No pasas mucho tiempo acompañado de tus peces platicando. Pero tampoco los matas", compara Shostak. Tal vez somos los peces de unos robots extraterrestres que nos miran desde afuera de esta pecera --una posible simulación computarizada. Y es que, si inteligencias artificiales han logrado evolucionar, es probable que utilicen su enorme poder computacional para crear simulaciones --para el ser humano, sería casi lo mismo que tener hijos.

Por otro lado, si para las inteligencias artificiales de otras galaxias somos insignificantes, no así para las inteligencias artificiales que podríamos crear en el futuro aquí en la Tierra. Para estas quizás seamos un obstáculo en su conquista cósmica, como han advertido Stephen Hawking y Elon Musk, quienes creen que la IA podría ser nuestra caja de Pandora.