*

X

Recuento: conmovedoras expresiones de arte en torno a Ayotzinapa

Por: Ana Paula de la Torre - 12/20/2014

Cientos de personas han conjugado el arte con la indignación para mantener vivo un movimiento por los estudiantes desaparecidos

El arte está ahí para que proyectemos, documentemos, o percibamos la realidad de una manera más humana. El arte es una de las pocas expresiones exclusivas del hombre; ahí se expresa y se descubre él mismo. Aun en las realidades más siniestras e indignantes, esta herramienta, el arte, es un significante que inyecta de sentido humano a las demandas más profundas. 

Desde la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, las protestas han fulgurado no sólo en sus tradicionales cauces como las marchas, sino que se han perpetuado a lo largo de meses con expresiones artísticas altamente poderosas que quedan impresas en el consciente y la emotividad colectiva. 

Hoy hago este recuento para reflexionar sobre los lóbregos problemas de México como la violencia, la impunidad y la corrupción, desde una arista esperanzadora y a la vez enérgica como lo es el arte. Miles de personas han detonado expresiones espontáneas, que sorprenden por su ingenio, en torno a la desaparición forzada de los estudiantes, pero también por su humanidad:

 

 

metro_intervencion_-movil

 

1606883_314917582049667_6101318472837118238_n-2y392uavhkytfqvbh6kef4

 

Miembros del proyecto urbano Redretro, quienes intervienen distintas estaciones a lo largo del mundo en países como Berlín, Madrid o Valencia, modificaron en esta ocasión algunos de los nombres de las estaciones del metro en la ciudad de México, para hacer alusión a los estudiantes desaparecidos y  a la impunidad imperante.

 

 B5P6IDnIIAMY2Qo

Al arranque de la tradicional temporada de El Cascanueces, un letrero (responsabilidad de integrantes de la Compañía Nacional de Danza) apareció antes de la función en el escenario, justo delante del telón, con el irónico mensaje  #YaMeCansé para exigir la aparición de los estudiantes.

 

El enigmático artista zapoteco Francisco Toledo voló, a sus 74 años, papalotes con los rostros de los estudiantes perdidos.

 

fil-ayotzinapa 

En el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, un grupo de jóvenes hizo un flashmob emulando la desaparición y posible muerte de los estudiantes, acostándose en el suelo. Los flashmobs son una expresión artística donde un grupo hace algo inusual y repentino en congregaciones multitudinarias. 

Al finalizar el recital para clausurar la celebración de los 80 años del Palacio de Bellas Artes los integrantes del ensamble Capella Barroca, dirigido por el flautista Horacio Franco, levantaron pancartas con letreros como: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, “México, no te duermas, aún nos faltan 43”, “43 semillas de conciencia”, “Todos somos Ayotzinapa” y “Solidaridad con Ayotzinapa". Fue un acto muy significativo, por la importancia del evento.

 

 

Queman-a-EPN 141120mu__eco 

La quema de un muñeco de cartón, al centro del Zócalo, con la figura del presidente Enrique Peña Nieto se ha erigido como una imagen simbólica, en un espacio rodeado por la multitudinaria protesta del 20 de noviembre pasado, una de las más emotivas y concurridas en México en los últimos años. La quema del muñeco no sólo significó el descontento con la administración actual, sino con todo un régimen de corrupción e impunidad que es insostenible para los mexicanos.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.

Hoy, 21 de diciembre de 2014, se registrará la noche más larga en más de 4,500 millones de años de historia en la Tierra.

winter-solstice-scenery-moon

Deep into that darkness peering, long I stood there,

wondering, fearing, doubting, dreaming dreams no mortal ever dared to dream before.

Edgar Allan Poe

Solsticio es sin duda una de las palabras fonéticamente más hermosas de nuestro diccionario. La imponente ligereza que emerge al pronunciarla, junto con el intrigante fenómeno al que refiere, hacen de este término una pequeña, y oscura, gema semántica. Como muchos sabrán, hoy 21 de diciembre se celebra en el hemisferio norte el solsticio de invierno, fecha en la que se registra la noche más larga del año (por cierto, un buen momento para recordar que la oscuridad nocturna está en peligro, y que solo nosotros podemos salvarla).  

Desde hace milenios, diversas culturas alrededor del planeta festejaban este día. La íntima conexión que nuestros antecesores mantenían con las fuerzas y ciclos naturales atribuían a las fechas de particular relevancia astronómica, como es esta, una importancia ritual y cotidiana que hoy difícilmente podemos concebir.

Vale la pena recordar que el solsticio tiene una cierta naturaleza paradójica. Por un lado, al ser la noche más larga del año, parece momento ideal para entrar en contacto con las fuerzas que rigen la oscuridad, con nuestras respectivas sombras y con el silencio del espacio. Pero también, en dirección opuesta, se trata del momento culminante en la avanzada nocturna (ya que desde el solsticio de verano gana terreno al día), y que a partir de mañana la inercia se revertirá, siendo ahora el sol el que tomará unos cuantos segundos extras cada día hasta llegar a su clímax el 21 de junio.

La noche más larga de la historia

Un aspecto curioso de esta celebración solsticial es que no solo nos sumergiremos en la noche más oscura del año, sino de la historia del planeta. Esta poética distinción se debe a que el periodo de oscuridad que se registrará en cualquier punto del hemisferio norte será ligeramente más larga que cualquier otra ocurrida desde que el planeta comenzó a girar, esto hace poco más de 4,500 millones de años.

Lo anterior se debe a que la rotación de la Tierra está disminuyendo, de forma imperceptible, su velocidad, por lo cual cada ciclo de 24 horas dura entre 15 y 25 millonésimas de segundo más. Esta desaceleración es provocada por el influjo gravitacional de la Luna sobre los océanos de nuestro planeta. Cuando ambos cuerpos se alinean, la Tierra y la Luna, entonces hay una porción de agua, la que se ubica exactamente debajo de la posición de la Luna, que "adelanta" al resto del planeta, detonando así una cierta fricción que va frenando o alentando la rotación terrestre. Este último fenómeno se conoce como aceleración de marea. 

En pocas palabras, y aunque existen otros factores geológicos que pueden incidir en ambas direcciones sobre la rotación, la tendencia general  apunta a que cada año, el ciclo de 24 horas que se registra en la Tierra es un poco más largo. Y por lo tanto su mitad oscura, la noche, también lo es. Pero antes de desilusionarte tras saber que cada solsticio marca la noche más larga en la historia del planeta, por que no mejor asumes este galante fenómeno, un año a la vez, y aprovechas para recetar a tu mente la noción, sin duda imponente, de que estarás atravesando el periodo de oscuridad más duradero en los últimos 4,500 millones de años. 

Buen solsticio.

Twitter del autor: @ParadoxeParadis