*

X

¿Listo para emborracharte? (esto es lo que el alcohol le hace a tu sistema inmune)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 12/31/2014

La usual borrachera de fin de semana podría dañar tu sistema inmune más de lo que piensas

alcohol-451261

Durante las fiestas no lo pensamos mucho y nos dejamos arrastrar por la marea del alcohol (para algunos esto ocurre no sólo en la fiestas, sino casi siempre). Entre lo que no pensamos mucho están los efectos que tienen las noches de farra en nuestro sistema inmune --aunque todos más o menos sabemos por experiencia que mucha fiesta puede acabar enfermándonos con la típica gripe o infección, "cuando se te bajan las defensas".

Si además de beber mucho nos desvelamos y dormimos poco o nada --como suele ocurrir en las noches de Año Nuevo cuando mezclamos drogas, alchohol y música como si no hubiera mañana o no pasará nada porque el año se borra--, nuestro sistema inmune puede sufrir serias consecuencias (la privación de sueño es una de las cosas que más afecta al funcionamiento del sistema inmune).

Un estudio liderado por científicos de la Universidad de Loyola en Chicago pidió a 15 voluntarios con una edad promedio que tomarán entre 4 y 5 shots de vodka en un periodo corto de tiempo --lo que se califica como "binge drinking". Los investigadores tomaron muestras de sangre 20 minutos después de que los sujetos habían llegado al "pico de la intoxicación" y luego 2 y 5 horas más tarde. 

Al principio el alcohol sirve como un revulsivo del sistema inmune: 20 minutos después de beber alcohol se encontraron niveles más altos de proteínas y leucocitos --los soldados que matan a los agentes patógenos en acción sistémica. Las muestras 2 y 5 horas más tarde, sin embargo, mostraron justo lo opuesto, niveles más bajos de estas células, lo que se conoce como respuesta inmune bifásica.

Los investigadores consideran que los resultados significan que puede haber "efectos a largo plazo, si una persona se enferma, ya no se recupera tan rápido. Existe una amplia perturbación de la respuesta inmune".

La investigación apunta a la importante diferencia entre beber un par de tragos --algo que es considerado bastante sano, ya que al parecer mantiene al sistema inmune en forma, además de proveer minerales, probióticos (en el caso del vino o la cerveza) y otros nutrientes-- y emborracharse hasta anonadar el sistema inmune.

Dicho lo anterior, sabiendo que nuestro sistema inmune se ve amotinado por la intoxicación etílica, de cualquier forma muchos dirán, con conciencia (en perderla), que esas noches de fiesta alcoholizada bien valen la pena. ¿Beber o no beber? Esa es la cuestión.

Vagabundos escriben un hecho sobre sí mismos; sus respuestas son inesperadas (VIDEO)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 12/31/2014

Una organización para ayudar a los indigentes de Orlando les pidió a varios que escribieran algo relevante sobre su historia en pocas palabras. Esto fue lo que dijeron

b2ap3_thumbnail_Rethink-Homelessness-17-685x414

Basta con un pequeño acto de voluntad para volverlos invisibles. Pero siempre están ahí, contundentes como el hambre y la falta de casa. Los vagabundos son los que llevan la nada a cuestas y la ciudad les pertenece. Pero hay algo fundamental que nos separa de ellos, y eso es que son los espejos del destierro: uno de los últimos espejos donde queremos vernos reflejados porque acaso, dentro de las posibilidades que nos esperan, está la suya. La posibilidad de vivir errando de cara al frío de la banqueta y de ser propietarios de nada más que nuestra propia humanidad. El horror.

De esa separación que marcamos con ellos casi por supervivencia proviene que no conozcamos sus historias. Es verdad que difícilmente sabremos la valiosa información callejera que guardan en su temperatura y su casi mimética adaptación a las calles porque nunca, de no perder nuestra casa, podremos acceder a ella, pero sí hay manera de saber por qué llegaron ahí; y saberlo desintegra ese margen que los vuelve invisibles para nosotros.

La organización Rethink Homelessness les pidió a algunos indigentes que escribieran un hecho acerca de sí mismos que otras personas no podrían adivinar sólo al pasar junto a ellos. Sus respuestas desbaratan muchas de nuestras ideas predefinidas sobre su historia. Nos invitan, precisamente, a repensar la indigencia. 

 

Para activar los subtítulos en español da clic en “subtítulos”, en la esquina inferior derecha.