*

X

10 comportamientos creativos que te hacen más sexy (y 10 que reducen tu sensualidad)

Por: pijamasurf - 12/22/2014

La inteligencia y la creatividad son difíciles de definir, pero su papel en la evolución humana encuentra contrapartes psicológicas interesantes
En "Vicky Cristina Barcelona", las relaciones amorosas están mediadas por fuertes lazos creativos

En Vicky, Cristina, Barcelona, las relaciones amorosas están mediadas por fuertes lazos creativos

La creatividad es sexy, qué duda cabe. Pero si de por sí definir creatividad es difícil, definir por qué este atributo es fuente de deseo o atracción sexual ofrece problemas mayores. Según el psicólogo evolucionista Geoffrey Miller, las expresiones creativas humanas son análogas a la cola del pavorreal: sirven para atraer a parejas potenciales y son indicadores de atributos mentales deseables (desde atributos de personalidad hasta el correcto funcionamiento cognitivo, deseable en las generaciones posteriores).

Siguiendo esta teoría, el psicólogo Gregory Feist realiza una distinción entre dos tipos de creatividad, que no son sino dos dominios en que la creatividad se expresa en nuestros días (aunque sin duda no son excluyentes y no son los únicos). Por un lado tenemos la creatividad aplicada, aquella que vemos en la tecnología, la ingeniería y la ciencia; por el otro tenemos la creatividad estética, también llamada "ornamental", relacionada con las artes, la música y el predominio estético.

Según Feist, la creatividad estética es la que mejor suscita emociones fuertes en el receptor y por eso tiene un papel fundamental en la elección sexual a la que nuestro medio social nos orilla. Es por eso que la creatividad estética (digamos, de un músico o de una bailarina) tiene más probabilidades de recibir fuertes respuestas emocionales que la creatividad aplicada/tecnológica.

Como dice Daniel Nettle en su libro Strong Imagination: Madness, Creativity and Human Nature: "Uno recuerda a Beethoven y a Brahms, ¿pero podríamos nombrar a uno solo de los innovadores en el campo de la construcción de cañerías y el tratamiento pluvial?".

La pregunta es un poco maniquea, pero el punto queda ilustrado. Probablemente un eficiente sistema de abasto de aguas y drenaje ha salvado más vidas que toda la poesía del Renacimiento, pero construimos nuestras nociones de lo humano a partir del arte y el pensamiento, no tanto de los avances tecnológicos. Los psicólogos Scott Berry Kaufman, Gregory Feist y un equipo de colegas se encargaron de hacer un estudio denominado "¿Quién encuentra sexy a Bill Gates?", donde analizan estos problemas con voluntarios.

Primero se creó una lista de preferencias entre los voluntarios, donde se les pidió que evaluaran 43 comportamientos que encontraban atractivos sexualmente en parejas potenciales. Tanto hombres como mujeres se sintieron más atraídos por formas de creatividad estética/ornamental que por aplicada/tecnológica. La metodología del estudio es interesante y compleja (puedes descargarlo en inglés aquí), pero lo que nos interesan son los resultados, así que aquí van.

Estos son los 10 comportamientos creativos que promediaron el mayor interés sexual (traducción: que la gente encuentra más sexy):

1. Practicar deportes

2. Salir en una cita a un espontáneo viaje en carretera

3. Grabar música

4. Hacer comentarios inteligentes

5. Escribir música

6. Tocar en una banda

7. Tomar fotografías artísticas

8. Hacer comedia

9. Vestir de manera única

10. Escribir poesía

En contraparte, aquí van los 10 comportamientos creativos menos sexys:

1. Hacer campañas de publicidad

2. Decoración de interiores

3. Escribir programas de computadora originales

4. Hacer sitios web

5. Jardinería

6. Presentar estudios científicos y/o matemáticos

7. Decoración exterior

8. Aplicar las matemáticas de manera original para resolver un problema práctico

9. El desarrollo de diseños científicos experimentales

10. Participar en una producción dramática

 

¿Estás de acuerdo con estos "comportamientos"? Déjanos saber qué piensas en los comentarios.

 

Te podría interesar:
Hoy, 21 de diciembre de 2014, se registrará la noche más larga en más de 4,500 millones de años de historia en la Tierra.

winter-solstice-scenery-moon

Deep into that darkness peering, long I stood there,

wondering, fearing, doubting, dreaming dreams no mortal ever dared to dream before.

Edgar Allan Poe

Solsticio es sin duda una de las palabras fonéticamente más hermosas de nuestro diccionario. La imponente ligereza que emerge al pronunciarla, junto con el intrigante fenómeno al que refiere, hacen de este término una pequeña, y oscura, gema semántica. Como muchos sabrán, hoy 21 de diciembre se celebra en el hemisferio norte el solsticio de invierno, fecha en la que se registra la noche más larga del año (por cierto, un buen momento para recordar que la oscuridad nocturna está en peligro, y que solo nosotros podemos salvarla).  

Desde hace milenios, diversas culturas alrededor del planeta festejaban este día. La íntima conexión que nuestros antecesores mantenían con las fuerzas y ciclos naturales atribuían a las fechas de particular relevancia astronómica, como es esta, una importancia ritual y cotidiana que hoy difícilmente podemos concebir.

Vale la pena recordar que el solsticio tiene una cierta naturaleza paradójica. Por un lado, al ser la noche más larga del año, parece momento ideal para entrar en contacto con las fuerzas que rigen la oscuridad, con nuestras respectivas sombras y con el silencio del espacio. Pero también, en dirección opuesta, se trata del momento culminante en la avanzada nocturna (ya que desde el solsticio de verano gana terreno al día), y que a partir de mañana la inercia se revertirá, siendo ahora el sol el que tomará unos cuantos segundos extras cada día hasta llegar a su clímax el 21 de junio.

La noche más larga de la historia

Un aspecto curioso de esta celebración solsticial es que no solo nos sumergiremos en la noche más oscura del año, sino de la historia del planeta. Esta poética distinción se debe a que el periodo de oscuridad que se registrará en cualquier punto del hemisferio norte será ligeramente más larga que cualquier otra ocurrida desde que el planeta comenzó a girar, esto hace poco más de 4,500 millones de años.

Lo anterior se debe a que la rotación de la Tierra está disminuyendo, de forma imperceptible, su velocidad, por lo cual cada ciclo de 24 horas dura entre 15 y 25 millonésimas de segundo más. Esta desaceleración es provocada por el influjo gravitacional de la Luna sobre los océanos de nuestro planeta. Cuando ambos cuerpos se alinean, la Tierra y la Luna, entonces hay una porción de agua, la que se ubica exactamente debajo de la posición de la Luna, que "adelanta" al resto del planeta, detonando así una cierta fricción que va frenando o alentando la rotación terrestre. Este último fenómeno se conoce como aceleración de marea. 

En pocas palabras, y aunque existen otros factores geológicos que pueden incidir en ambas direcciones sobre la rotación, la tendencia general  apunta a que cada año, el ciclo de 24 horas que se registra en la Tierra es un poco más largo. Y por lo tanto su mitad oscura, la noche, también lo es. Pero antes de desilusionarte tras saber que cada solsticio marca la noche más larga en la historia del planeta, por que no mejor asumes este galante fenómeno, un año a la vez, y aprovechas para recetar a tu mente la noción, sin duda imponente, de que estarás atravesando el periodo de oscuridad más duradero en los últimos 4,500 millones de años. 

Buen solsticio.

Twitter del autor: @ParadoxeParadis