*

X

La simulación cósmica más realista nos recuerda que nuestro destino tal vez sea "crear" otro universo (VIDEO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/21/2014

Tal vez sea natural simular universos artificiales y, al crecer nuestro poder computacional, nos podríamos estar acercando a nuestros creadores y a la creación misma

 

Este video es el resultado de la colaboración de numerosos científicos de Harvard y el MIT computando el universo y haciendo una representación visual de una simulación de las condiciones iniciales del universo y su evolución conforme a las leyes de la física. La simulación Ilustris es la más poderosa hasta la fecha calculando el efecto gravitacional que ejerce la materia sobre sí misma y su expansión, la danza creativa del gas cósmico y la formación de estrellas y agujeros negros. El modelo contiene decenas de miles de galaxias capturadas detalladamente con propiedades que se ajustan a los parámetros del universo físico. La simulación fue realizada en supercomputadoras en varios países, con un total de 19 millones de horas de CPU. 

La perspectiva del video nos hace viajar más rápido que la velocidad de la luz para poder acomodar este épico recorrido de miles de millones de años en un video de 6 minutos. Viajamos hacia la constitución misma de la materia y la materia oscura, los filamentos galácticos y el polvo cósmico que en su elegancia diamantina es la semilla de los sistemas estelares que  el universo.

Lo más interesante de este cada vez más preciso ejercicio de simular el universo es que tal vez nos estamos acercando a lo que en un punto distante de la historia podrá ser nuestro destino --quizás como reflejo mismo de nuestra esencia--: simular un universo indistinguible de un universo real, el cual incluya conciencias simuladas y pueda ser "habitado". En teoría, con el advenimiento de la computación cuántica será posible simular universos suficientemente ricos en complejidad informática, que puedan ser tomados como reales. Al hacerlo, podríamos estar poniendo nuestra marca en un juego de demiurgos que puede ser parte de la pirotecnia cosmogénica del universo. Tal vez sea natural crear universos "artificiales".

Mientras tanto algunos físicos se encuentran intentado averiguar si nuestro universo es una simulación holográfica --algo que, aunque suene a ciencia ficción pura y dura, es una de las preguntas ontológicas más importantes que se ha hecho el hombre desde aquellos filósofos de los Vedas, hace más de 3 mil años, que creyeron entender que el mundo es una ilusión. Es por esto que al ver el video no es extraño sentir una especie de vértigo cosmológico, una sensación de estar en aras de hacer algo que alguna vez ya hicimos pero que hemos olvidado.

 

Es posible que, en un futuro cercano, los espejos se vuelvan obsoletos

Cybertecture-Mirror-590x472

Si uno lo piensa un poco, es muy posible que en el futuro vivamos sin espejos. Suena extraño, sobre todo tomando en cuenta el descarado narcisismo que revelan las “selfies”, pero precisamente por ello, la posibilidad es viable.

Las mujeres (y también los hombres) usan espejitos compactos para checar su maquillaje y cabello. Pero ya también están utilizando las cámaras de los teléfonos que apuntan al frente para revisar ese tipo de cosas (para quitarse comida de los dientes, etc.). Como apunta Gizmodo, ¿cuánto falta para que esas cámaras sean lo suficientemente buenas como para que podamos usarlas mientras aplicamos el maquillaje? Sólo es cuestión de perfeccionar el mínimo desfase de realidad aumentada que existe hoy, y ya están trabajando en ello. De hecho, cuando el espejo sea una pantalla conectada a una cámara, se abrirá un mundo de posibilidades.

Imagina que mientras te maquillas o peinas un estilista profesional te va diciendo cómo hacerlo, o que tu espejo te pruebe ropa sin que tengas que ponértela físicamente. O bien, que las cámaras del futuro nos mostraran nuestra imagen como realmente nos ve el mundo, es decir, sin invertirla.

ocvuipgthl7gdgrisospLos espejos de los automóviles también van volviéndose obsoletos poco a poco. Ahora una pantalla en el tablero nos avisa si podemos cambiar de carril o estacionarnos, y no tiene un punto ciego como los espejos retrovisores y laterales. Quizá los únicos espejos que sobrevivan al avance digital sean los que componen microscopios, telescopios, proyectores o láseres, pero ninguno para que el humano se refleje invertido y mercuriano como lo ha hecho por al menos 6 mil años.