*

X
¿Es la vida sólo un complejo proceso de intercambio de información entre cosas muertas? ¿Dónde se encuentra esa chispa, esa zona que distingue a la vida de la muerte? ¿Y, si no existe ese diferenciador entre la vida y la muerte, entonces podemos argumentar que no hay tal cosa como la muerte?

En este provocador video realizado por Kurzgesagt-In a Nutshell vemos desdoblarse un persuasivo argumento: no hay una frontera contundente entre la vida y la muerte, lo cual nos hace (meta)cuestionarnos la misma cuestión de qué es la vida y qué es la muerte y si en realidad son preguntas importantes. El video suscribe una visión completamente materialista --y no por ello poco poética: la poesía de la ciencia que se reconoce parte de la evolución y de la vastedad del universo-- en la que la información reemplaza la metafísica del espíritu o de la chispa vital. Es paradójico que se use una animación para aparentemente demostrar que no existe en la biología un principio animista, todo es simplemente complejidad emergente del arreglo de partes materiales. 

El video sostiene que  todas las cosas "vivas" están hechas de células, pero las células son fundamentalmente nanorobots basados en proteínas que se autorregulan y hacen copias de sí mismas. Pero nada en las células está vivo per se, no hay un punto específico donde se ignite la vida, "todo está formado por materia muerta que sigue las leyes del universo", por lo que surge la pregunta: ¿es la vida sólo el agregado de estas reacciones entre elementos?

Algunos argumentos para esta tesis:

Si se extrae el ADN de su célula protectora, no puede hacer nada solo (la vida sólo existe como una red entre distintos componentes materiales).

Los virus, que son solamente material genético que existe sin células, ¿están vivos o muertos? Estos genes sin cáscara pueden, en algunos casos, invadir células muertas y reavivarlas.

Las mitocondrias fueron bacterias libres que formaron una relación con otras células que las incorporaron "endosimbióticamente" y mantienen su propia información genética, pero "como individuos están muertos", cambiaron su "vida" por la sobrevivencia de su ADN, lo cual significa que la vida puede evolucionar hacia la muerte siempre y cuando sea benéfico para su propia información genética --así que, tal vez, la vida sea sólo información y los procesos de intercambio de información entre cosas "muertas". 

"¿Si todo en el universo está hecho de las mismas cosas, esto significa que todo en el universo está muerto o todo en el universo está vivo?". O es entonces irrelevante contestar y diferenciar esto, cuando todo es parte de un mismo proceso de intercambio de información. "Nunca moriremos porque nunca vivimos, somos mucho más parte del universo de lo que pensamos". 

Básicamente el video señala que no existe un elemento metafísico en las cosas vivas y que éstas están gobernadas por los mismos principios universales que las cosas muertas. Lo "vivo" es simplemente una compleja relación de cosas "muertas". Ahora bien, el hecho de que no hayamos ubicado el fantasma en la máquina, el espíritu en el fondo la materia, no necesariamente significa que no existe (es posible que el ánima no esté en ninguna parte en específico, porque está en todas). La visión materialista es convincente en su propio terreno, pero al final es sólo una perspectiva, una forma de ver el universo. Una visión en la que la materia misma --y no sólo la vida-- es una expresión más densa o más sutil del espíritu o de la conciencia, también es coherente y convincente en su propia formulación (quizás con el matiz de lógica recursiva de que nosotros somos el fantasma que busca cazar al fantasma). ¿Necesitan oponerse siempre estas visiones del mundo, o existe un principio que las reconcilie? 

Twitter del autor: @alepholo

Científicos creen que existe un portal a un universo distante en el centro de la galaxia

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/16/2014

Un equipo de astrofísicos calcula que debe de existir un agujero de gusano en el centro de nuestra galaxia para mantener la atracción gravitacional

Screen shot 2015-02-03 at 2.55.58 PM

Un grupo de físicos de la India e Italia ha desarrollado una interesante teoría en la que se plantea la posibilidad de que exista un agujero de gusano en el centro de nuestra galaxia que podría comunicarse con un universo distante. 

"La distribución de la materia oscura en nuestra galaxia mimetiza la presencia de un agujero de gusano estable, el cual inferimos resolviendo la ecuación estándar de la relatividad general", dice el doctor Paolo Salucci, líder de la investigación publicada en The Annals of Physics. Más allá de su reciente aparición en la película Interstellar, los agujeros de gusano --que podrían servir como atajos en la curvatura del tiempo-espacio-- son objetos teóricos respetables y físicamente plausibles, conocidos como puentes de Einstein-Rosen.

La existencia de un agujero de gusano en el centro de nuestra galaxia podría explicar por qué los planetas y las estrellas en nuestra galaxia mantienen su balance gravitacional y no vuelan aparte simplemente, pese a que la cantidad de materia visible no es suficiente para mantener este nivel de atracción gravitacional. Halos de materia oscura deben de existir para mantener las órbitas de la galaxia. 

Los cálculos del equipo de Salucci sugieren que existe un halo de materia oscura en la Vía Láctea, el cual podría estar ubicado en el centro de la misma, donde parece haber un agujero negro supermasivo que podría ser un portal por el cual, teóricamente, sería posible viajar hacia otra parte del universo o quizás incluso a otro universo. Los investigadores creen que este agujero de gusano, para dar cuenta de la materia faltante, debe de ser del tamaño de la galaxia entera.