*

X

"El hombre que cayó a la Tierra" y cambió la vida de Philip K. Dick para siempre

Por: pijamasurf - 12/18/2014

Una película fue capaz de cambiar el paradigma de un ávido revolucionador de paradigmas como fue Philip K. Dick. Si no has visto "The Man Who Fell To Earth", estás perdiéndote la mitad del goce de "Blade Runner"

Philip K. Dick salió una tarde con su amigo Kevin Jeter a ver The Man Who Fell to Earth, de Nicolas Roeg, en el cine. Un par de horas después, el escritor salió del cine profundamente transformado, aunque en esa tarde de 1976 aún no supiera muy bien de qué manera.

Sin embargo, ese cambio (que muchos sentimos cuando vemos una película o leemos un libro que realmente nos cambia los paradigmas e influye sobre nuestra visión del mundo) emergió con toda su fuerza en la novela VALIS, donde el personaje Horselover Fat, alterego de K. Dick, va una tarde con su amigo Kevin a ver una película justamente llamada VALIS. En una entrevista de 1981, la influencia se revela cuando el entrevistador John Boonstra le dice a K. Dick que VALIS le recuerda mucho a The Man Who Fell to Earth:

Lo entendiste. Lo entendiste. De ahí vino la idea. Es como Madame Bovary yendo a ver a Lucia --recuerdo tan bien esa escena, cómo cristalizó todas las cosas nebulosas que flotaban alrededor de la mente de Madame Bovary. Mira, eso me impresionó mucho.

Fui a ver The Man Who Fell to Earth y pensé que era una de las mejores películas --no sólo de ciencia ficción, sino de las mejores películas que yo hubiera visto. Pensé que era increíblemente original, increíblemente provocativa, rica en ideas, hermosa en su textura, gloriosa en su concepción global. Era enigmática. De ninguna manera la película VALIS toma la trama y el tema de The Man Who Fell to Earth, pero la idea que se me ocurrió fue que una película de ciencia ficción, si estaba bien hecha, podría ser tan rica como fuente de conocimiento e información como cualquier otra cosa de la que usualmente derivemos conocimiento e información. El filme me impresionó tremendamente; simplemente la amé. Mi uso de la película VALIS, es mi homenaje a The Man Who Fell to Earth. Fue una de las grandes experiencias de mi vida verla.

zootrope8

Protagonizada por David Bowie, The Man Who Fell to Earth cuenta la historia de Thomas Jerome Newton, un humanoide alienígena que viene a la Tierra por agua para salvar a su raza sedienta. Tratará de convertirse en millonario para construir una nave que lo lleve de vuelta y, a través de un enredo amoroso, Newton se enfrentará también al capitalismo como fuerza destructora.

En su última entrevista, K. Dick expresó su decepción al leer el primer libreto de Blade Runner (basada en su novela Do Androids Dream of Electric Sheep?), pues la vara puesta por The Man Who Fell to Earth era muy alta:

Lo que yo tenía en mente todo el tiempo, desde un principio, era The Man Who Fell to Earth. Ese era el paradigma. Por eso me decepcionó tanto leer el primer libreto de Blade Runner, porque era la antítesis absoluta de lo que hicieron en The Man Who Fell to Earth. En otras palabras, fue la destrucción de la novela. Pero aquí viene la parte mágica. Lees el libreto y luego vas a la novela, y es como si fueran dos mitades de una meta-obra-de-arte, un meta-artefacto. Es simplemente emocionante.

Te podría interesar:

Recuento: conmovedoras expresiones de arte en torno a Ayotzinapa

Por: Ana Paula de la Torre - 12/18/2014

Cientos de personas han conjugado el arte con la indignación para mantener vivo un movimiento por los estudiantes desaparecidos

El arte está ahí para que proyectemos, documentemos, o percibamos la realidad de una manera más humana. El arte es una de las pocas expresiones exclusivas del hombre; ahí se expresa y se descubre él mismo. Aun en las realidades más siniestras e indignantes, esta herramienta, el arte, es un significante que inyecta de sentido humano a las demandas más profundas. 

Desde la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, las protestas han fulgurado no sólo en sus tradicionales cauces como las marchas, sino que se han perpetuado a lo largo de meses con expresiones artísticas altamente poderosas que quedan impresas en el consciente y la emotividad colectiva. 

Hoy hago este recuento para reflexionar sobre los lóbregos problemas de México como la violencia, la impunidad y la corrupción, desde una arista esperanzadora y a la vez enérgica como lo es el arte. Miles de personas han detonado expresiones espontáneas, que sorprenden por su ingenio, en torno a la desaparición forzada de los estudiantes, pero también por su humanidad:

 

 

metro_intervencion_-movil

 

1606883_314917582049667_6101318472837118238_n-2y392uavhkytfqvbh6kef4

 

Miembros del proyecto urbano Redretro, quienes intervienen distintas estaciones a lo largo del mundo en países como Berlín, Madrid o Valencia, modificaron en esta ocasión algunos de los nombres de las estaciones del metro en la ciudad de México, para hacer alusión a los estudiantes desaparecidos y  a la impunidad imperante.

 

 B5P6IDnIIAMY2Qo

Al arranque de la tradicional temporada de El Cascanueces, un letrero (responsabilidad de integrantes de la Compañía Nacional de Danza) apareció antes de la función en el escenario, justo delante del telón, con el irónico mensaje  #YaMeCansé para exigir la aparición de los estudiantes.

 

El enigmático artista zapoteco Francisco Toledo voló, a sus 74 años, papalotes con los rostros de los estudiantes perdidos.

 

fil-ayotzinapa 

En el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, un grupo de jóvenes hizo un flashmob emulando la desaparición y posible muerte de los estudiantes, acostándose en el suelo. Los flashmobs son una expresión artística donde un grupo hace algo inusual y repentino en congregaciones multitudinarias. 

Al finalizar el recital para clausurar la celebración de los 80 años del Palacio de Bellas Artes los integrantes del ensamble Capella Barroca, dirigido por el flautista Horacio Franco, levantaron pancartas con letreros como: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, “México, no te duermas, aún nos faltan 43”, “43 semillas de conciencia”, “Todos somos Ayotzinapa” y “Solidaridad con Ayotzinapa". Fue un acto muy significativo, por la importancia del evento.

 

 

Queman-a-EPN 141120mu__eco 

La quema de un muñeco de cartón, al centro del Zócalo, con la figura del presidente Enrique Peña Nieto se ha erigido como una imagen simbólica, en un espacio rodeado por la multitudinaria protesta del 20 de noviembre pasado, una de las más emotivas y concurridas en México en los últimos años. La quema del muñeco no sólo significó el descontento con la administración actual, sino con todo un régimen de corrupción e impunidad que es insostenible para los mexicanos.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.