*

X

"El hombre que cayó a la Tierra" y cambió la vida de Philip K. Dick para siempre

Por: pijamasurf - 12/18/2014

Una película fue capaz de cambiar el paradigma de un ávido revolucionador de paradigmas como fue Philip K. Dick. Si no has visto "The Man Who Fell To Earth", estás perdiéndote la mitad del goce de "Blade Runner"

Philip K. Dick salió una tarde con su amigo Kevin Jeter a ver The Man Who Fell to Earth, de Nicolas Roeg, en el cine. Un par de horas después, el escritor salió del cine profundamente transformado, aunque en esa tarde de 1976 aún no supiera muy bien de qué manera.

Sin embargo, ese cambio (que muchos sentimos cuando vemos una película o leemos un libro que realmente nos cambia los paradigmas e influye sobre nuestra visión del mundo) emergió con toda su fuerza en la novela VALIS, donde el personaje Horselover Fat, alterego de K. Dick, va una tarde con su amigo Kevin a ver una película justamente llamada VALIS. En una entrevista de 1981, la influencia se revela cuando el entrevistador John Boonstra le dice a K. Dick que VALIS le recuerda mucho a The Man Who Fell to Earth:

Lo entendiste. Lo entendiste. De ahí vino la idea. Es como Madame Bovary yendo a ver a Lucia --recuerdo tan bien esa escena, cómo cristalizó todas las cosas nebulosas que flotaban alrededor de la mente de Madame Bovary. Mira, eso me impresionó mucho.

Fui a ver The Man Who Fell to Earth y pensé que era una de las mejores películas --no sólo de ciencia ficción, sino de las mejores películas que yo hubiera visto. Pensé que era increíblemente original, increíblemente provocativa, rica en ideas, hermosa en su textura, gloriosa en su concepción global. Era enigmática. De ninguna manera la película VALIS toma la trama y el tema de The Man Who Fell to Earth, pero la idea que se me ocurrió fue que una película de ciencia ficción, si estaba bien hecha, podría ser tan rica como fuente de conocimiento e información como cualquier otra cosa de la que usualmente derivemos conocimiento e información. El filme me impresionó tremendamente; simplemente la amé. Mi uso de la película VALIS, es mi homenaje a The Man Who Fell to Earth. Fue una de las grandes experiencias de mi vida verla.

zootrope8

Protagonizada por David Bowie, The Man Who Fell to Earth cuenta la historia de Thomas Jerome Newton, un humanoide alienígena que viene a la Tierra por agua para salvar a su raza sedienta. Tratará de convertirse en millonario para construir una nave que lo lleve de vuelta y, a través de un enredo amoroso, Newton se enfrentará también al capitalismo como fuerza destructora.

En su última entrevista, K. Dick expresó su decepción al leer el primer libreto de Blade Runner (basada en su novela Do Androids Dream of Electric Sheep?), pues la vara puesta por The Man Who Fell to Earth era muy alta:

Lo que yo tenía en mente todo el tiempo, desde un principio, era The Man Who Fell to Earth. Ese era el paradigma. Por eso me decepcionó tanto leer el primer libreto de Blade Runner, porque era la antítesis absoluta de lo que hicieron en The Man Who Fell to Earth. En otras palabras, fue la destrucción de la novela. Pero aquí viene la parte mágica. Lees el libreto y luego vas a la novela, y es como si fueran dos mitades de una meta-obra-de-arte, un meta-artefacto. Es simplemente emocionante.

Te podría interesar:

3 celebridades que aprovecharon el reflector durante 2014 para abogar por causas loables

Por: pijamasurf - 12/18/2014

Aunque en algunos casos pueda ser parte de un recurso de marketing emocional, a veces debe reconocerse que celebridades promuevan causas colectivamente benéficas

Screen Shot 2014-12-18 at 11.53.01 PM

En el plano de las celebridades es difícil discernir qué es real y qué es mentira. A fin de cuenta esa es precisamente la naturaleza del show business, jugar o malabarear con la ilusión colectiva (el samsara pop). Y esto es tal vez lo primero que debemos de considerar al entrar en contacto con gestos o acciones de algunas de las máximas estrellas: jamás debemos descartar que sea parte del espectáculo.

Una vez aclarado lo anterior, entonces ya podemos proceder a repasar brevemente algunas de las intervenciones más sonadas de celebridades a favor de causas loables. Se trata de casos en los que popstars parecen aprovechar los monumentales reflectores que sobre ellas se ciernen, con la cantidad proporcional de energía que esto conlleva, para amplificar o reforzar diversas causas a favor del bien común.

En un mundo ideal quizá las celebridades no existirían (es poco probable que en el paraíso exista tal "oficio"), pero en un mundo al menos semi-ideal, estas figuras tendrían al menos una vaga inquietud por canalizar parte de su poder hacia agendas positivas. En este sentido estos actos, aun si no descartamos que sean parte de una alucinación confundida o una estrategia de marketing humanista, deben de celebrarse o, al menos, reconocerse. 

A continuación referiremos tres casos de celebridades que utilizaron el foco a favor de diversas causas:

Matt Damon

Justo en la cima del frenesí alrededor del Ice Bucket Challenge, este actor aprovecho la oportunidad para hablar del problema de la escasez de agua potable que sufre una buena porción del mundo, desmarcándose así de la tendencia y orientando la atención hacia un problema fundamental que evidentemente estaba siendo ignorado en el ritual del "cubetazo".

 

Leonardo DiCaprio

El ex niño bonito que ha luchado por convertirse en un hombre interesante intervino en el foro del clima en Nueva York, organizado por las Naciones Unidas, para hablar del fenómeno del cambio climático.

Emma Watson

También en las oficinas neoyorquinas de la ONU, la joven actriz apareció y protagonizó una para muchos memorable intervención en contra del sexismo y a favor de la igualdad de género. 

 

 

También en Pijama Surf: Jerry Seinfeld destroza a la industria de la publicidad en su noche más importante con brillante (e incómodo) discurso