*

X

Descubren que la edad real en la que mueren los músicos no es a los 27

Buena Vida

Por: pijamasurf - 12/09/2014

Existe el doble de probabilidades de que un mesías de la música muera a los 56 años que a los 27, según un estudio

The 27 club

Recordar al club de los 27 (Jim Morrison, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Kurt Cobain, Amy Winehouse) nos remite a pensar en una clase de maldición que todo buen músico que encabece una ideología, posado frente a una guitarra, está condenado a sufrir ya sea por un accidente, una sobredosis o enfermedad letal al final de los 20. Pero aunque este mito se crea o se rechace, ¿existe la posibilidad estadística de que un número considerable de músicos mueran a la misma edad?

El estudio fue encabezado por la profesora de psicología y música Dianna Kenny de la Universidad de Sydney, quien analizó las causas y tasas de mortalidad de los músicos que murieron entre 1950 y junio de 2014, comparándolas con las cifras y causas del resto de la población americana. Los resultaron revelaron que entre las muertes más comunes de los músicos había una tasa 10 veces mayor de muerte por accidentes, 8 veces mayor por homicidio y 7 veces más alta por suicidio, cifras que nos llevan a meditar cuán peligroso es el terreno de la música al momento de enfrentarse a la muerte.

Y pese a que esta investigación señala un mayor riesgo de muerte en los músicos durante sus décadas más jóvenes (aproximadamente 25 años) los resultados mostraron, extrañamente, que la edad de 56 años es el año en que son más propensos a morir. Incluso, 2,2% de los músicos analizados fallecieron a esa edad, en comparación con el 0,85% de la población general. Kenny también encontró que los músicos de 27 años sólo tenían una tasa de mortalidad de 1,3%, lo que significa que son casi el doble de probabilidades de morir a los 56 años que a los 27.

¿Pero la muerte debe ser adorada? Habría que analizar si interesa cómo morimos y cuándo morimos, y especialmente a quién le importa. Como dice Ian Brown en una de sus canciones: I don't need to sell my soul, He's already in me. Quizás cabría mencionarle a Lana del Rey (y en realidad a todos esos artistas que piensan en el culto majestuoso que poseerían, paradójicamente, al inmortalizarse con la muerte), las razones por las que la adoración se construye día con día para llegar a ser esa figura inmortalizada.   

Te podría interesar:
Un recorrido por el parque de diversiones futurista que ofrece este sitio web a sus trabajadores de todo el mundo

Como ya es sabido, el imperio Google tiene bien entendido que el espacio de trabajo ayuda tanto al impulso creativo como al nivel de estrés en la mente. Para una empresa como esta, que domina prácticamente lo que puedes ver y conocer del mundo a través de la red, la celeridad intelectual y el alto rendimiento laboral son el resultado de engendrar un ambiente fresco y confortable para sus trabajadores. Hoy en día el diseño interior y arquitectura de estas oficinas parecen estar cada vez más cerca de la utopía y los sueños que de una realidad en el entorno laboral, pues además de ser visiblemente increíbles resultan una manera de fomentar la colaboración no planeada entre los diversos profesionistas dentro de la empresa. ¿El trabajo te está sofocando? Juega minigolf o billar con los colegas redactores. Quizás merendar con los programadores ayude también. ¿Y qué hay si chocas de manera impredecible con el diseñador web en la resbaladilla que lleva a la sala principal?

Aunque pensemos que estos parques de diversiones que llaman oficinas son mera banalidad sacramentada, la realidad es que ahora son un ejemplo a seguir para muchas empresas, en su mayoría compañías web, que adoptaron la misma técnica para inspirar la innovación en la mente de sus trabajadores. No en vano Google se ha convertido en algo más grande que sólo un buscador de información; es ahora un revolucionario de la industria tecnológica, y tal vez en algún futuro nada lejano, lo será de los espacios de trabajo en todo el mundo. Se le agradecería bastante.