*

X

¿Cuántas estrellas han muerto para que tú puedas vivir? (VIDEO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/30/2014

De las explosiones de varias generaciones de supernovas se ha conformado la materia orgánica que hace tu cuerpo, como si las estrellas se ofrecieran en el altar de la noche cósmica para que nosotros pudiéramos luego reflexionar y conocerlas
Screen shot 2014-12-30 at 12.05.51 PM

Ilustración de Kellie Jaeger: astropolvo de elementos químicos que la evolución ha cocinado para componer organismos complejos

Es necesario decir y observar de diferentes formas para verdaderamente asimilar una de las nociones más fascinantes de nuestra existencia: nuestra pertenencia molecular a la fábrica del universo. Esto es, hacer un zoom y un viaje panorámico al polvo de estrellas que somos.

Lo que los científicos quieren decir cuando citan la frase acuñada por Carl Sagan es que los elementos que forman nuestro cuerpo y toda la vida en la Tierra se formaron originalmente en los núcleos de estrellas, donde se funden elementos más ligeros como el hidrógeno y el hielo para crear elementos más pesados como el nitrógeno en nuetsro ADN, el calcio en nuestros huesos, el carbón e incluso el oro.

Para que este proceso generativo ocurra muchas estrellas tienen que acumular estos elementos, evolucionar y morir. En este video Fraser Cain, del popular sitio Universe Today, explica que la materia que nos rodea mayormente fue creada durante el Big Bang o durante la explosión de supernovas, a través de la cual se esparce la materia a nebulosas circundantes. Nuestro  sistema solar se formó dentró de una nebulosa de hidrógeno enriquecida con elementos de varias supernovas. Así que la mayorías de las cosas que vemos se hicieron en el horno de una supernova.

Astrónomos creen que por lo menos tres generaciones de supernovas debieron pasar para que se formaran los elementos pesados que nos forman. Miles de millones de estrellas que han estallado en la profundidad del espacio, luminosos sacrificios, para que tú puedas vivir y reflexionar sobre esta luz distante. ¿Es posible tener un atisbo de interocepción, una antigua memoria astral en las células?

 

Te podría interesar:

¿Es el claustrum el asiento donde se enciende y apaga la conciencia humana?

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/30/2014

La acérrima lucha por ubicar y definir la conciencia humana sigue adelante y, según un prestigioso neurocientífico, podríamos estar cerca de encontrar el lugar en el cerebro que cumple la función de director de orquesta

claustrum1Después de descubrir la doble hélice del ADN, el biólogo y neurocientífico Francis Crick dedicó buena parte de su trabajo a investigar cómo se forma la conciencia en el ser humano. Junto con Christof Koch, Crick desarrolló la hipótesis de que el claustrum, una delgada banda de células debajo del neocórtex, juega un papel preponderante. Koch y Crick creen que el claustrum es el director de orquesta de la conciencia.

Neuroimágenes muestran que el claustrum es el equivalente a una estación central de trenes donde se cruzan la mayoría de las regiones del cerebro enviando señales. El claustrum "podría servir como un integrador de señales eléctricas entrecruzadas, si es que toda la información puede ser añadida libremente a esta estructura" escribe Koch. Una definición de la conciencia es justamente aquello que integra la enorme cantidad de percepciones y estímulos dispares que conforman la realidad y los hace un todo coherente. Crick desarrolló junto con James Watson su teoría de la doble hélice del ADN basándose en la idea de que la estructura revela función. Aplicando esto, la estructura del claustrum parece indicar que tiene una función importante ligada a la conciencia. Algo que, debido a la posición del claustrum y a otros factores, es difícil de probar.

Koch cita un estudio reciente liderado por Mohamad Koubeissi, de la Universidad de George Washington. En este estudio se notó que al estimular eléctricamente un solo sitio del cerebro con una cantidad de corriente bastante elevada, los 10 sujetos a los que se aplicó el estímulo dejaron de responder a una serie de comandos y suspendieron sus actividades. Cuando el estímulo dejó de aplicarse la "conciencia" regresó inmediatamente, sin que los pacientes recordaran lo que había sucedido mientras se les estimuló eléctricamente. En décadas de estimulación del cerebro superior, nunca se había reportado el cese abrupto y posterior reactivación de la conciencia. Los investigadores mencionaron la posibilidad de que esto se debiera al claustrum.

Aunque este estudio no es evidencia sustantiva a favor de la hipótesis de Crick y Koch, es una importante motivación para realizar nuevos experimentos y ponerla a prueba. Quizás en los próximos años podamos comprobar que la conciencia es un fenómeno material generado en su totalidad por el cerebro, o este principio materialista seguirá eludiendo las múltiples tentativas de ubicar la conciencia que lleva a cabo la ciencia. Tal vez la conciencia no se deja definir y ubicar porque posiblemente está en todas partes (y ninguna) y surge de la interacción entre todos los componentes de la mente, pero de ninguno en específico.