*

X

Bots podrían ayudarte a catalizar el poder de sanación de la escritura

Salud

Por: pijamasurf - 12/07/2014

Escribir sobre ti mismo es una práctica que se ha revelado como altamente benéfica, y ahora puedes utilizar a un bot amigo para facilitar el proceso de llevar un diario

floral-pattern-piano-typewriter-vintage-writing-machine-Favim.com-79331

En los últimos años varios estudios han documentado los muchos beneficios para la salud física y emocional que puede brindar la escritura, especialmente la escritura introspectiva. A esto se suma un ya largo historial del uso de la escritura en la psicoterapia (desde la escritura automática y asociativa hasta la escritura como vía para expresar lo que de otra forma un paciente no puede comunicar a sí mismo o a seres cercanos). Este gran potencial, sin embargo, no es tan fácil de emplear como podría parecer, ya que para muchas personas la disciplina de escribir resulta de difícil de aplicar.

"Escribir diarios tiene muchos beneficios", dice Albert Lee, el creador de Emojiary, "pero es un problema de alta fricción, ya que para muchas personas colocarlas ante una página en blanco las deja sin saber cómo empezar".  El estrés de la página en blanco como reflejo de la psique exteriorizada puede paralizar a algunos, ciertamente, y por ello Emojiary ofrece una forma muy sencilla para superar este escollo. Con esta app cada día recibes un texto de un bot, el cual te pregunta qué estás haciendo y cómo te sientes, motivando a que le describas tus sensaciones del día con un emoji. El bot recibe tu emoji y, a veces, busca que te extiendas un poco más utilizando el texto. La idea es que externes tus sentimientos más viscerales al bot --el cual tiene la particular característica de no juzgar lo que le dices. Y sientes el alivio.

emoji

Emojiary busca de esta forma ayudarte, casi sin que te des cuenta, a que lleves un diario. El diario a su vez se convierte en un soporte al cual puedes regresar y analizar tus pensamientos para cobrar mayor "autoconciencia", o simplemente un mecanismo de ventilación de la psique.

El poder de sanación de la escritura ha sido investigado recientemente por Qian Lu, de la Universidad de Houston. En su estudio, pacientes con cáncer obtuvieron mejoras en diferentes métricas de salud después de realizar ejercicios de escritura expresiva. El pionero en el campo es James Pennebaker, quien realizó estudios en los 80, los cuales mostraron que sesiones de tan sólo 20 minutos de escribir sobre un evento estresante tienen beneficios en la salud física.

Para los que buscan ir más profundo, el psicólogo arquetipal James Hillman desentrañó en su libro Healing Fiction el poder de la escritura y de la narrativa de catalizar la imaginación para detonar procesos de sanación.

Las razones por las que la escritura puede ayudarnos a sanar son diversas. Entre ellas se cree que el escribir es una forma de desapegarse del problema, de verlo desde fuera y de crear un espacio para respirar sin el cauce obsesivo que suele acompañar a una patología. Por otro lado escribir es una forma de depurar el significado de las cosas y el encontrar significado en la vida es uno de los motores más poderosos de la salud, como claramente descubrió Viktor Frankl en los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.

Si lo tuyo es el bienestar a través del uso de bots, puedes también utilizar el software de Headspace para facilitar la meditación.

Te podría interesar:

Hermana del Primer Ministro de Francia superó adicción a la heroína con ayahuasca

Salud

Por: pijamasurf - 12/07/2014

Giovanna Valls narra en su libro "Aferrada a la vida" su viaje de sanación a la selva amazónica, donde obtuvo las herramientas para combatir una larga y desgarradora adicción a la heoína
[caption id="attachment_88338" align="aligncenter" width="575"]La-hermana-del-nuevo-primer-mi_54404632043_54028874188_960_639 Giovanna Valls en su casa en Barcelona. IMAGEN: LA VANGUARDIA[/caption]

En la última década ninguna sustancia psicodélica ha crecido más en popularidad y en interés que la ayahuasca, el milenario brebaje amazónico. En medio de una incipiente industria del turismo psicodélico, películas de Hollywood y artistas que la promueven y promesas de visiones divinas y sanaciones milagrosas, hay algo que parece contundente más allá del "hype": la ayahuasca es una herramienta poderosa para tratar las adicciones. Junto con la ibogaína, es posible que no existe una sustancia y un método más efectivo en la actualidad para tratar la patología desarrollada por el abuso de drogas y las condiciones mentales que la acompañan. La evidencia sigue apilándose: aquí pueden consultarse algunos estudios con resultados positivos; Gabor Maté, uno de los expertos en adicciones más reconocidos del mundo, considera que la ayahuasca puede "revolucionar" el tratamiento de las adicción y desde hace años ha realizados retiros con este fin; el etnobotánico Dennis McKenna cita estudios en los que se muestra que las personas que ingieren ayahuasca frecuentemente tienen niveles más altos de serotonina, un neurotransmisor cuya deficiencia suele estar involucrada en la depresión. A esto se suma el caso de Giovanna Valls, la hermana del actual Primer Ministro de Francia.

Giovanna Valls tuvo una larga adicción a la heroína; logró interrumpirla pero se reenganchó a los 38 años de edad cuando vivía en Barcelona. Su adicción le hizo contraer VIH, hepatitis C y le costó varios viajes a prisión. Después de tocar fondo, según narró en la Conferencia Global de Ayahuasca en Ibiza este año, un doctor le aconsejó viajar a Brasil en búsqueda de la medicina de la ayahuasca (palabra que significa "viña de la muerte").

Durante su tratamiento, Vall cuenta que tomaba ayahuasca una o dos veces por semana “siempre con un control, siguiendo un ritual e integrándolo en la experiencia”, y en la actualidad la sigue tomando con periodicidad mensual: “La ayahuasca me ayuda a encontrar herramientas para seguir luchando; gracias a esta sustancia he aprendido a abrirme, a tolerarme a mí misma, y la uso como una herramienta de crecimiento personal”. Valls habla de la sustancia como "una inteligencia que debe respetarse" y enfatiza la importancia de la guía y el contexto ceremonial, el famoso "set and setting" que notó el Dr. Tim Leary.

Sus experiencias luchando con las drogas son narradas en el libro Aferrada a la vida, publicado en español, celebrado como un valiente testimonio que busca trazar un puente de empatía y recursos para personas que sufren este profundo conflicto psicopatológico. Advierte, sin embargo, que "hay que ser muy cauteloso: yo no soy nadie para dar consejos, sólo expongo lo que me ha servido a mí".

Cuando se le pregunta sobre si su experiencia podría influir en su hermano Manuel Valls y posiblemente llevarlo a legalizar el consumo medicinal de la ayahuasca u otras plantas psicodélicas, Giovanna marca su distancia, aunque afirma que Manuel --quien no le ayudó especialmente mientras luchaba con su adicción--  ha leído su libro y se ha mostrado conmovido.