*

X

5 grandes mentiras que la industria internetera nos dijo en 2014

Por: pijamasurf - 12/22/2014

Lejos de su origen utópico hoy internet funciona, en buena medida, a expensas de compañías que sistemáticamente engañan a los usuarios

Screen Shot 2014-12-22 at 6.22.09 PM

Lejos de aquellos momentos en los que, hace años, internet se perfilaba como una plataforma libre y descentralizada, algo así como un valle repleto de flores digitales, hoy la red se ha convertido en una especie de arena movediza en la que permanentemente se corre el riesgo de ser abusado por parte de gobiernos, corporaciones y agencias de investigación marketinguera, entre otros.

En una tendencia que por cierto muchos de los startups y pequeñas compañías parecen estar replicando, las grandes empresas de internet, aquellas que nacieron en contextos de romántico emprendedurismo, intentando cambiar los paradigmas del mercado tradicional, se fueron paulatinamente petrificando en sintonía con las viejas y nefastas prácticas de toda corporación.

Por otro lado, los gobiernos entendieron que la cantidad de información que se generaba y almacenaba en la red, alimentada por la huella de data que vamos dejando cada uno de sus usuarios, hacen de esta plataforma un sitio idílico para practicar el espionaje. Hoy, temas como la privacidad y la libertad de intercambiar información son algunos de los aspectos más preocupantes alrededor de nuestra contemporaneidad digital.

A continuación te presentamos una breve lista, compilada por el sitio The Kernel, con las más flagrantes mentiras que, por parte de la industria internetera, se nos dijeron a los usuarios:

 5) No nos encontramos en una burbuja financiera

A pesar de que reiteradamente niegan esta situación, movidas como la adquisición de WhatsApp por parte de Facebook por casi 22 mil millones de dólares sugieren que las apps sociales están sobrevaluadas por mucho, y que sus modelos de negocio nada tienen que ver con impactar el mundo físico –ingredientes suficientes para indicar que no sólo se trata de un "mercado burbuja", sino que pronto estallará. 

Lie-on-Facebook

4) Las plataformas no experimentan contigo

Cuando circuló por primera vez el rumor de que Facebook realizaba experimentos conductuales y emocionales con sus usuarios para afinar la plataforma de acuerdo a sus objetivos, muchos se escandalizaron y lo negaron rotundamente, incluidos varios "expertos". Sin embargo, fue cuestión de tiempo para confirmar que así lo hacía y que en parte, gracias a ello, ha logrado forjar una ilusión hipereficiente: "es un modelo brillante, que cultiva una adicción vacía, incontrolable e impulsada por dopamina, en donde a fin de cuentas sólo existe una gran plataforma azul de anuncios". Por cierto, también se ha comprobado que otros sitios, por ejemplo TripAdvisor, incurren en experimentos similares. 

3) Internet no discrimina a las minorías

Durante este 2014 las compañías en internet se confirmaron como una industria que no gusta especialmente de las minorías. A pesar de la imagen juvenil, abierta y relajada que proyecta, lo cierto es que la red está ampliamente dominada por hombres blancos, relegando a las mujeres y minorías raciales (y estas cifras lo comprueban).

 2) Tu información está segura en la nube

La filtración de imágenes íntimas de un gran número de celebridades fue una prueba más de que tu información en la nube es plenamente accesible. Y aunque múltiples aplicaciones y sitios, por ejemplo Snapchat, te aseguren que con ellos tu información estará a salvo, generalmente eso está lejos de la verdad.

1) El anonimato

La falsa promesa del anonimato fue, de acuerdo con The Kernel, la más flagrante y nociva mentira que se nos dosificó en este año. Diversos servicios/apps como Whisper, Secret, Yik Yak y AfterSchool se encuentran entre los principales timadores de usuarios, muchos de ellos adolescentes, quienes son monitoreados y cuya data se encuentra hoy en poder de las respectivas compañías. 

 

 

Te podría interesar:

Las personas que se preocupan son más perceptivas e inteligentes

Por: pijamasurf - 12/22/2014

La ciencia recientemente encontró que aquellos que se preocupan tienden a ser más listos que los demás

3A3765EE-305B-458C-AD50-0B7199B0F070

Es verdad que la vida puede ser más pesada para las personas que en general se preocupan, pero, no obstante las dificultades, la ciencia dice que esta propensión es un signo inequívoco de inteligencia.

Los “preocupones” tienen una fuerte habilidad para considerar el pasado y el futuro en detalle preciso, y por ello son mejores que otras personas para aprender de sus errores pasados y para prepararse para amenazas futuras.  

Recientemente, algunos investigadores detectaron que los preocupones son mejores para inferir cuando una persona está mintiendo y más rápidos para detectar amenazas como humo en el cuarto a la hora de un incendio. Es decir, son más sensibles a su entorno que los que no se preocupan de nada. Ahora, un estudio en la Universidad MacEwan, que involucró a cientos de estudiantes, mostró que preocuparse va de la mano con tener una inteligencia más alta.

Las personas que se autoidentifican como preocupones o tienden a pensar en su propia tristeza también marcaron más alto en tests de inteligencia verbal. Al parecer, la tendencia a tomar en cuenta todo lo que tenemos alrededor aunada a nuestra propia miseria (sin ser condescendientes), tiene efectos potencialmente brillantes. Pero hay que tener en cuenta que existen muchas inteligencias distintas y que el hecho de no preocuparse de más por lo que acontece es también una de sus formas, y una de las formas de la tan cotizada ligereza existencial. Pero si eres una de esas personas que generalmente se preocupan, ten en cuenta que también tiene un lado luminoso.