*

X

¿Sientes que tu cerebro no funciona muy bien? Un virus podría estar haciéndote estúpido

Salud

Por: pijamasurf - 11/15/2014

40% de las personas podría ser portador del Clorovirus ACTV-1, el cual disminuye la capacidad cognitiva de hombres y ratones (y tal vez explica muchas cosas sobre la realidad que te rodea)

stupid

No, no se trata de la progresiva degradación intelectual de nuestra civilización infectada por los programas de reality, la cultura de las celebridades (y lo "viral"), el amor por la comida chatarra, los juegos de futbol y los juegos para matar el tiempo en "smartphones" (el nombre de estos aparatos es cuestionable) o algún otro virus memético. Científicos han hallado un virus que afecta la cognición humana, el cual previamente se creía que sólo infectaba a ciertas algas de la familia clorela (Chlorella).

El clorovirus ACTV-1 forma parte del viroma orofaríngeo de los seres humanos y, según la investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de John Hopkins y la Universidad de Nebraska, produce alteraciones en la función cognitiva de humanos y roedores. La mucosa humana contiene una enorme cantidad de microorganismos, muchos de ellos inofensivos, otros benéficos y otros más, patógenos; a ellos se suma el clorovirus, el cual fue identificado en 40 de 92 humanos de diferente extracción poblacional a los  que se les tomó una muestra de mucosa. 

Los investigadores señalan que este virus afecta la expresión de ciertos genes, la memoria, la coordinación motriz y el sistema inmune (una disminución de 10% de capacidad, lo que se confirmó también después de inyectar el virus a ratones). No se tiene evidencia de que el virus sea contagioso (¿la estupidez es contagiosa?). Se cree que probablemente el virus infecte a otro microorganismo y de esta manera llegue a la garganta del ser humano. Posiblemente la infección humana sea un efecto colateral en la verdadera guerra por el control de este planeta, que lleva más de 3 mil millones de años: los virus vs. las bacterias.

Decir que casi 40% de las personas de este planeta son portadores de este virus sólo después de este estudio sería excesivo --falta mucha información para poder arriesgar una aseveración de ese peso (¿sería estúpida? ¿sería el virus hablando?). Es un poco reduccionista pensar que este virus es responsable del nivel intelectual de nuestra civilización, cuando existen innumerables virus y bacterias y demás microorganismos en el microbioma humano que afectan nuestra cognición (y por supuesto "virus" informativos, como es cualquier programa cultural). Por ejemplo, el parásito Toxoplasma gondii, el cual habita comúnmente en los gatos, puede ser la causa de ciertas enfermedades mentales y cambios en la población bacteriana han sido asociados con la depresión y el autismo; pero también bifidobacterias y lactobacilos son vitales en la producción de ciertos neurotransmisores que se generan en el intestino (donde el ser humano tiene un "segundo cerebro") y el consumo de probióticos ha sido asociado con un mejor funcionamiento cognitivo.  Por otro lado, si miras a tu alrededor, una vez que la idea misma de que este virus puede ser casi ubicuo te ha infectado, el clorovirus podría explicar muchas cosas. Además de ser una buena excusa para actos fallidos: "No fui yo, fue el virus". O un buen recurso para el comentario político: "los gobernantes de ese país parecen tener un alto índice de clorovirus ACTV-1"; se ha desatado una "epidemia de la gripe del alga". Al final, lo más interesante de esto es que el "yo" individual en realidad no existe o es un colectivo formado por miles de millones de microorganismos que usan al cuerpo "humano" para perpetuarse.

Y tú, ¿sientes el virus dentro de ti?

 

El tiempo no lo cura todo: investigadores descubren que no existe tratamiento para el "síndrome de corazón roto"

Salud

Por: pijamasurf - 11/15/2014

Este trastorno también existe físicamente y puede afectar severamente la producción correcta de energía para que fluya la sangre en el corazón

síndrome corazón roto

Un equipo de investigadores de la Universidad de Aberdeen en Escocia que llevaban 4 años estudiando el síndrome de cardiomiopatía de Takotsubo, comúnmente conocido como "síndrome de corazón roto”, han determinado que aún no existe un tratamiento para dicho trastorno que, se pensaba, podía curarse con el paso del tiempo.

Descubierto por primera vez en Japón en 1990, se sabe que el "síndrome de corazón roto" es causado por un aumento en el nivel de hormonas relacionadas con la adrenalina que provocan circunstancias alarmantes o lamentables tales como el estrés, la pérdida de un ser querido, las rupturas sentimentales, una pelea o en realidad cualquier emoción intensa que pueda hacernos sentir el corazón destrozado. Los pacientes que sufren este trastorno experimentan dolores fuertes en el pecho, clínicamente asociados con un ataque al corazón. Sin embargo, se tenía comprobado clínicamente que estos síntomas no afectan las venas coronarias como lo hace un infarto, sino únicamente al músculo cardíaco.

La realización de estudios importantes como la resonancia magnética y la espectroscopía hicieron posible detectar que las personas que poseen el síndrome sufren alteraciones continuas  en sus corazones, como la capacidad para generar la energía que se necesita para producir la acción de bombeo del flujo sanguíneo.

Los investigadores afirman que necesitan más pruebas exactas sobre las causas que originan los síntomas antes de que se pueda hablar de un posible tratamiento o cura. Mientras eso pasa, habría que pensar con más cuidado si necesitamos cargar con esa angustia lamentable, antes de provocar una catarsis de adrenalina innecesaria que nos rompa, literalmente, el corazón.